Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Filosofía del dinero

05/09/2010 05:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El dinero, aquella loca pasión que nos atormenta día a día, nos hace feliz, nos hace llorar, nos hace soñar. Es como una estúpida leyenda sobre sirenas que te impulsa a abandonar el barco y salirlo a buscar

Europa  Press

El dinero, aquella loca pasión que nos atormenta día a día, nos hace feliz, nos hace llorar, nos hace soñar.

Es como una estúpida leyenda sobre sirenas que te impulsa a abandonar el barco y salirlo a buscar.

Por momentos parece ser la única felicidad para vos, para tu esposa y para tus hijos, y por quien debes abandonarlos, algo así como que debes primero estar lejos para poder estar más cerca después, pero esa cercanía, quizá, puedas jamás alcanzar.

Ese dinero que te impulsa a estudiar, esforzarte, luchar para alcanzar esa tranquilidad que quizá jamás llegará. Aprendes oficios, emprendes nuevas iniciativas, te endeudas y todo lo haces para poderlo alcanzar, como una brutal paradoja, siempre tienes que venderte para algún día volverte comprar.

Aquel viejo dinero que tiene su fuerza en la necesidad de los muchos, y se hace más fuerte cuando mayor es el hambre y cuanto más crece la desesperación de la gente, que desparrama rumores para acumular bienes, que oferta las libertades y lo que único que hace es acrecentar cadenas.

Aquel viejo dinero que ilumina tu retina, te llama desde sus sendos carteles, impacta tus sentidos con promesas dignas, con ilusiones ópticas y con majestuosas promesas, te atrae lentamente, te habla de grandezas, suspicaz y astuto te suspira bienes.

Y tu; consciente, te entregas y rindes aún sabiendo, como si toda su farsa fuera tu mundo irreal del que no quieres salir, del cual quisieras jamás despertar.

Luchas una vez más, te esfuerzas e inspiras, crees y sientes, y miras tu universo el cual pareces jamás alcanzar… es la rutina, aquella vieja rutina de siempre que una ves más te vuelve a la realidad, el trabajo, el esfuerzo, el estudio, aquellas cosas que una vez más te invitan a soñar, y es cómo una rueda, como un eterno circulo del cual pareces jamás despegar, y al fin te entregas y al fin te rindes, y al fin te prestas nuevamente quieres volver a soñar.


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
8198
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.