Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salto Noticias escriba una noticia?

'The Fighter', crítica: un buen drama que contiene algunas de las mejores interpretaciones de 2010. Bale está soberbio

04/02/2011 10:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

image

The FighterDesde ‘ El ídolo del barro’ o ‘ Más dura será la caída’ hasta ‘ Million Dollar Baby’ o ‘ Cinderella Man’ , pasando por ‘ Toro Salvaje’ o ‘ Rocky’ , lo cierto es que se han hecho bastantes películas sobre el boxeo (o con este deporte como parte de la trama), quizás más de las que nos vienen a la cabeza en un primer y veloz recuento.

En algunas ocasiones, el boxeo en sí no es más que una metáfora de la vida del personaje principal.

De esta forma, el mensaje que nos quieren dejar al final suele ser a menudo el de luchar por alcanzar tu sueño, cueste lo que cueste. Que aunque la vida no pare de darte golpes, nunca debes rendirte; y que si te caes, debes volver a levantarte.

Probablemente en este contexto podríamos incluir casi cualquier film deportivo, no sólo los que tratan de boxeo.

‘ The Fighter’ va un poco en esa línea, pero explora también otros caminos (la familia, las drogas… ).

Micky Ward (Mark Wahlberg) es un boxeador de peso welter (peso intermedio) procedente de una numerosa familia de clase obrera de Lowell, Massachusetts. Su manager es su madre, Alice Ward (Melissa Leo), y su entrenador es su medio hermano Dicky Eklund (Christian Bale), un ex boxeador ahora adicto al crack.

La carrera de Micky no es muy exitosa que digamos, ya que encadena una derrota tras otra.

Para más inri, vive a la sombra de Dicky, quien una vez fue ‘ El orgullo de Lowell’ al noquear al famoso boxeador Sugar Ray Leonard. Además, es éste quién parece recibir todas las atenciones de su madre, lo que muchas veces implica que Micky pague por las malas decisiones que éstos toman con respecto a su carrera deportiva.

Tras su última y durísima derrota, Ward se plantea dejar el boxeo. Pero entonces conocerá a Charlene Fleming (Amy Adams), una ex atleta universitaria que se retiró y se convirtió en camarera, y empecerá a ver su vida y carrera desde otra perspectiva.

El proyecto de llevar a la gran pantalla la vida de Micky Ward empezó allá por el 2010, cuando Scout Productions adquirió los derechos. Paul Tamasy y Eric Johnson fueron los guionistas contratados para hacerse cargo de la escritura del guión, el cuál luego sería reescrito por Lewis Colick (Cielo de octubre).

En 2005, Mark Wahlberg se unió al proyecto con la intención de desempeñar el papel de Ward. El proyecto quedó parado hasta 2007, cuando Paramount contrató a Paul Attanasio (Donnie Brasco, El buen alemán) para que puliera el trabajo de Colick.

En este punto, Walhberg contactó con Martin Scorsese, con quién ya trabajó en ‘ Infiltrados’ , para que leyera el guión y decidiera hacerse cargo de la dirección. Sin embargo, el cineasta rechazó la oferta al no querer rodar otra película sobre un boxeador después de su ‘ Toro salvaje’ .

Entonces se produjeron diversas elecciones y cambios: Aronofosky iba a sentarse en la silla para después pasar a ser uno de los productores, y Brad Pitt debía interpretar el rol del hermano de Micky, papel que finalmente recayó en Christian Bale.

Atados los dos actores principales, Walhberg y Bale, tan sólo quedaba encontrar al director adecuado, y el elegido fue David O. Russell, que ya había dirigido al primero en la regulera ‘ Tres reyes’ y ‘ Extrañas coincidencias’ , su anterior trabajo.

Con tantas sustituciones y reescrituras de guión, uno podría pensar que el proyectó en sí se resentiría, pero nada más lejos de la realidad.

La historia de Ward es, ante todo, una historia de superación personal.

Como boxeador, su familia quiere lo mejor para él, pero desgraciadamente no se dan cuenta que lo único que hacen es estropearle su futuro. Ward está tan apegado a ellos y es tan dependiente de su hermano, al que admira profundamente, que no quiere darse cuenta del daño que éstos le ocasionan.

Ha aprendido de un buen boxeador como Dicky, y tiene el talento suficiente como poder serlo él también, pero antes necesita encontrar el equilibrio entre su vida profesional y su vida personal.

Es duro ver y reconocer que quienes más te quieren son quienes, involuntariamente, más daño te están haciendo y que te están casi obligando a abandonar tu sueño.

El personaje de Charlene, además de ser el interés amoroso de nuestro protagonista, es también un elemento clave en la historia, ya que es ella quién le quita a Ward la venda de los ojos y le anima a perseguir su meta aún cuando eso signifique renunciar a su propia familia. Y es que ella, mejor que nadie, sabe lo que es decir adiós a algo para lo que crees que has nacido.

Por su parte, Dicky cree que su resurgimiento como boxeador está a punto de llegar. Años atrás dejó escapar la oportunidad de llegar a más, y se conformó con un pequeño triunfo que le valió el honor de ser considerado ‘ El orgullo de Lowell’ .

Desde entonces, se ha dedicado por entero a entrenar a su hermano y a aconsejarle siempre en sus combates y en lo que más le conviene como boxeador.

Pero Dicky hace tiempo que no levanta cabeza; está enganchado al crack y eso le está destruyendo no sólo a él sino también a su familia. Sus obligaciones para con su hermano se ven afectadas, y su actitud está acabando con la paciencia y la moral de su madre, quién se resiste a ver y a aceptar lo que le está ocurriendo a su hijo.

El momento en el que Ward decida tomar sus propias decisiones se convertirá en el punto de inflexión que cambiará su vida y, de forma colateral, la de Dicky.

‘ The Fighter’ nos acerca a una parte de la vida de Micky Ward, aquella que corresponde al antes y al durante del cambio que se produjo en su carrera profesional, es decir, que la trama de la película se inicia cuando se encuentra en uno de sus peores momentos, y prosigue mostrándonos los acontecimientos que desencadenaron el progreso y mejoría de ésta.

Intenta acercarnos más al Ward persona que al Ward boxeador, y sobre todo procura que conozcamos su entorno familiar para comprender la situación de unos y otros, haciendo especial hincapié en su hermano Dicky.

En ese sentido, la dirección de Russell es más que correcta, centrándose especialmente en profundizar en las relaciones entre los personajes principales, Micky y Dicky. Desgraciadamente, eso quizás deja en un segundo lugar la historia de Micky y Charlene, que quizás se siente un tanto superficial.

A la hora de rodar los combates, y teniendo en cuenta que éstos fueron retransmitidos por la cadena de televisión HBO, el director optó por llevarse un equipo real de la HBO.

Partiendo de la filmación en multicámara que la cadena utilizaba habitualmente para filmar las peleas, Russell logra captar la esencia de éstas con la mayor veracidad posible.

Prescindiendo de todo efectismo, y captando los movimientos desde varios ángulos, Russell consigue el máximo realismo en los enfrentamientos entre Ward y sus contrincantes, lo que ayuda luego a integrar más fácilmente las imágenes de archivo que se utilizan en varias ocasiones.

El propio Walhberg rehusó utilizar un doble en las peleas, estando un par de veces a riesgo de fracturarse la nariz. Además, engordó unos cuantos kilos de más para poder interpretar al Ward más dejado y holgazán (cuando momentáneamente deja de boxear e ir al gimnasio); mientras que al principio entrenó duramente para llevar a cabo los combates como si del Ward real se tratara.

Es en ese aspecto en el cual el actor se luce más, pues su actuación no pasa de ser meramente correcta. Y eso que compartía un rasgo en común con su personaje, la familia numerosa (Walhberg es el menor de nueve hermanos), lo que quizás facilitaba el meterse en la piel de Ward; y también había interpretado a un personaje similar en otro drama deportivo, ‘ Invencible (Invincible).

Si encima su compañero de reparto, Christian Bale, lo borda, pues irremediablemente Micky pierde algo de interés para el espectador. Y es que llega un momento en que el protagonista parece ser Dicky y no Micky, cuando realmente es al revés.

Bale, que ya tiene experiencia en eso de someter a su cuerpo a cambios drásticos de peso, muestra un aspecto debilucho y demacrado acorde al que debería tener un adicto al crack después de años y años de consumir.

Su delgadez no llega a extremos enfermizos como ‘ El Maquinista’ (donde apenas se sostenía en pie durante los rodajes), sino que más bien se acerca a la que lucía en ‘ Rescate al amanecer’ . Apariencia a parte, Bale está soberbio interpretando a Dicky en cada una de sus etapas (la más juerguista, la más dramática, la más delictiva… )

Da gusto ver que cuando Bale se aleja del cine comercial (donde más se desaprovecha su enorme talento), es capaz de mostrarnos todo su potencial.

Merecidísima pues, su nominación al Oscar al mejor actor secundario, y merecidísima también la de Melissa Leo a actriz de reparto, por su sobresaliente interpretación como la autoritaria e inflexible matriarca de la familia.

Buen trabajo también de secundarios como Amy Adams, que se aleja nuevamente del rol de chica ingenua, y Jack McGee, que se gana nuestra simpatía como el padre de Micky. Y como curiosidad, apuntar que el sargento de policía y entrenador Mickey O’ Keefe está interpretado por el propio O’ Keefe, a petición de Walhberg.

‘ The Fighter’ es un buen drama que se apoya con fuerza y realismo en la vertiente deportiva, pero que dedica especial atención también (o sobre todo) al tema de la familia. Contiene algunas de las mejores interpretaciones de 2010 (Bale y Leo) y buenos combates de boxeo.

Y supone, evidentemente, el trabajo más aclamado en la carrera de su director, el hasta ahora no muy destacable David O. Russell.


Sobre esta noticia

Autor:
Salto Noticias (704 noticias)
Fuente:
saltonoticias.com.uy
Visitas:
8292
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.