Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Fiestas vampiresas y comer con exquisitez

19
- +
20/09/2018 02:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ellos vinieron de una región desértica, un territorio difuso,

Fuente Literaria

 

Estamos conscientes de que cada vez que vamos a una cita al cajero en una oficina bancaria, instituciones, a realizar cualquier trámite burocrático, llenar el tanque de gasolina o al supermercado, vemos una sombra fantasmal, un excedente que explica la diferencia entre el costo real de primer mundo que pagamos y la realidad material del servicio o del producto del tercer mundo que recibimos. Esta diferencia es la que los vampiros se dejaron en sus bolsillos. No podemos hacer nada ni quitárnoslos de encima. Algunas tradiciones sostienen que un vampiro no puede entrar en una casa si no es invitado por el dueño; pero que una vez adentro, ya no podemos deshacernos de él.

Los nombres de Saethi, Richiere, Geckoram no son para nada nuevos. La primera vez que fueron invocados fue hace exactas dos décadas, cuando aparecieron en el Pozo del Coco en el Rio San Esteban de Puerto Cabello. Estos tres personajes se hicieron usuales en el lugar, donde fueron apreciados por una gran fanaticada ferviente y fiel, revivieron el amor político de los años setenta y ochenta. Todos, guardaban un amor por ellos.

Ellos vinieron de una región desértica, un territorio difuso, ubicado entre fronteras y les gustaba ofender a los opositores de sus ideas originarias.

He tenido dos combates y mis tres naves han salido muy averiadas, siempre se encuentran rodeados de vampiros grandes y pequeños.

Aceptan sus regalías, compartiendo su imagen y noticias,

Tienen, muchos amigos, acá le dicen reptilianos y se muestran muy humanos. Habitan todo mi planeta. Dan muestras de valores positivos, alta moral y decencia humana, pero, a diario debemos enfrentarnos a ellos, son mafias, todo sea por nuestras existencias, ellos son unos criminales, sin importarles la opinión de los demás, están enfrascados por tener su propio imperio y a través de otras redes, apoderarse del universo entero.

El que mientan de jefe, le gusta pasear a otros planetas de sus propias ideas en la galaxia y disfrutar almorzando buenas parrillas con sus jeques, son espectaculares.

Según un nuevo estudio de Unirmerario, cuatro de cada cinco planetarios dicen que no comparte noticias falsas, e igual proporción asegura saber distinguir ese tipo de “noticia”. Pero,   lo importante es comer

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (668 noticias)
Visitas:
888
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.