Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Fiat Abarth 500 Esseesse: De la industria de Italia nos llegas más deportivo y duro..

30/04/2010 18:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si veías al pequeño Fiat 500 como un coqueto e inofensivo urbano, fíjate bien en este Abarth, porque más te vale echarte a la derecha cuando lo veas en tu retrovisor

Abarth se encarga de las versiones deportivas y de competición de los coches de Fiat. Un icono como el Fiat 500 no podía escaparse a las maldades de la marca del escorpión, ni a las nuestras. Por eso probamos el Abarth 500, pero no uno ¿normal¿, sino con el kit Esseesse que va un paso más allá.

FIAT ABARTH 500 ESSEESSE

Agresividad estética

El Abarth 500 Esseesse pierde por completo la simpatía característica del pequeño 500. Abarth lo ha transformado en un coche agresivo desde cualquiera de sus vistas. Destacan el incremento en la anchura de las vías, los paragolpes deportivos y las llantas y discos de freno específicos del kit Esseesse.

Interior más deportivo

FIAT ABARTH 500 ESSEESSE

Por dentro se mantiene el salpicadero de estilo retro pero se adereza con detalles en cuero y aluminio que le dan un aspecto más racing.

Lo más destacable son los asientos de corte deportivo, que sujetan el cuero correctamente a pesar de las fuerzas laterales con las que nos deleita este Abarth. La altura libre es suficiente para conductores de 1, 85 metros de estatura, pero no estaría mal que la banqueta se pudiese bajar un poco más. La postura de conducción es uno de los fallos más notables del 500. Es similar a la del Fiat y este Abarth nos exige más atención en su conducción, por lo que tener un volante muy inclinado, sin regulación en profundidad y unos pedales bastante cerca nos complica la tarea. Si no mides mucho, puedes ajustarte bien, pero si eres de talla media-alta, las piernas irán muy flexionadas para tener la parte alta del volante a una distancia lógica.

Las plazas traseras tienen más espacio para las piernas de lo que se espera, pudiendo alojar a dos adultos, pero la altura está muy limitada, con más de 1, 70 de estatura ya rozas con el techo.

El maletero es otra de las sorpresas de este pequeñajo, sus 185 litros de capacidad son muy aprovechables gracias a que tiene más en superficie que en altura.

La instrumentación es similar a la del resto de 500, pero a la izquierda de la capilla encontramos un indicador de presión del turbo y de cambio de marcha recomentada.

Motor hipervitaminado

El cuatro cilindros en línea de 1.4 litros del 500 es ayudado por un filtro de aire especial para permitirle respirar como le obliga su turbocompresor de geometría fija. La potencia con el kit Esseessee llega hasta los 160 CV a 5.750 rpm. ¿Qué? ¿Cómo se te ha quedado el cuerpo? Pues si te digo que el par motor máximo es de 230 Nm y que el peso pasará por poco los 1.000 kilos...

La caja de cambios es manual de cinco velocidades, la palanca va situada en el salpicadero, en una posición cómoda y cercana al volante. El tacto no es de los mejores pero sí supera al de los Fiat 500.

El Abarth 500 Esseesse acelera de 0 a 100 en 7, 4 segundos, alcanza una velocidad máxima de 211 Km/h y tiene un consumo medio homologado de 5, 4 litros a los cien. En conducción real quedan lejos esos 5 litros, sobre todo porque no es precisamente un coche para practicar una conducción económica. Durante la prueba el consumo medio que registramos fue de 9, 8 litros a los cien, pero buscando una relación consumo/dinamismo de conducción llegamos a reducirlo a 7, 5 litros.

FIAT ABARTH 500 ESSEESSE

Incómodo pero muy divertido

Empecemos por lo más obvio, el Abarth 500 es un coche incómodo, las suspensiones son duras, tienen poco recorrido y los neumáticos tienen un perfil muy bajo. No es un coche adecuado para viajar, ni lo pretende ser. Es un coche para disfrutar de las carreteras de montaña y del circuito.

Las sensaciones que nos aporta son impresionantes, hay que agarrarse fuerte al volante para aguantar las sacudidas de la dirección en carreteras bacheadas, en las que, dicho sea de paso, no es donde mejor se mueve. En estas circunstancias rebota en exceso y pierde la trayectoria con facilidad, tanto el eje trasero como el delantero. Lo mejor para el 500 son los tramos muy revirados y con buen firme. Ahí hace gala de una agilidad tremenda, pero te exige 'tener manos'. La trasera se suelta con facilidad y es brusco de reacciones, no creas que te va a ayudar a negociar las curvas, mejor frenar recto y luego empezar a trazar. Hablando de frenos, el Esseesse incorpora un equipo de frenos capaz de detener a este Abarth (y creo que a coches más grandes con total seguridad).

En la salida de las curvas puedes acelerar sin miedo, tracciona muy bien siempre y cuando no haya muchos baches. Dispone de un modo Sport con el que el tacto de la dirección se endurece, incrementa el par motor y modifica el tarado de los controles de tracción y estabilidad.

Pensando en una conducción deportiva, la única pega es la postura de conducción. Un volante menos inclinado, con regulación en profundidad, unos pedales más avanzados y una banqueta del asiento más baja y llegaríamos a la perfección.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
12104
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.