Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Fenómeno de Raynaud; problema circulatorio en manos y pies por frío o estrés

16/09/2009 15:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Vasos sanguíneos, existen dos formas, perjudica a cualquier edad, causas, síntomas, tratamiento con y sin medicamentos, recomendaciones, cuándo recurrir al médico, nuevas investigaciones

FENÓMENO DE RAYNAUD: PROBLEMA CIRCULATORIO QUE AFECTA MANOS Y PIES POR FRIO O ESTRES

El fenómeno de Raynaud es una enfermedad que afecta los vasos sanguíneos, sobre todo los correspondientes a los dedos de las manos y los pies, ocasionando que estos vasos se contraigan cuando la persona experimenta frío o estrés.

Existen dos formas de este fenómeno: primaria y secundaria. La primaria aparece por sí sola; la secundaria, junto con algún otro padecimiento.

Perjudica a personas de cualquier edad. Es posible que sea hereditario, aunque todavía no se ha podido comprobar.

La forma primaria es la más común. Casi siempre comienza entre las edades de 15 y 25 años y se da con más frecuencia en las mujeres y las personas que viven en lugares fríos.

La forma secundaria surge a partir de los 35 a 40 años y es frecuente en quienes padecen enfermedades del tejido conjuntivo, tales como esclerodermia (acumulación de colágeno en la piel), síndrome de Sjögren( enfermedad crónica reumática que afecta principalmente a las glándulas de secreción exócrina) y lupus (inflamación y daño de dicho tejido). Otras causas son:

  • síndrome del túnel carpiano, que daña los nervios de las muñecas;
  • enfermedad de los vasos sanguíneos;
  • algunos medicamentos para la hipertensión, la migraña o el cáncer;
  • algunos medicamentos de venta sin receta;
  • algunos narcóticos.

Ciertas ocupaciones podrían aumentar el riesgo de la forma secundaria de la enfermedad, entre éstas:

  • trabajos en contacto con algunos agentes químicos;
  • trabajos en los que se utilizan herramientas que provocan vibración como el martillo neumático.
Síntomas

El cuerpo envía menos sangre a la piel para mantenerse caliente cuando siente frío. Para cumplir esta actividad, los vasos sanguíneos se estrechan.

La reacción natural al frío o al estrés es más fuerte en personas que padecen del fenómeno de Raynaud. Los vasos sanguíneos se ciñen más rápidamente que en casos normales. Esto se conoce como “episodio”.

Durante un episodio, los dedos de las manos y los pies cambian de color. Pueden pasar del blanco al azul y después al rojo. También se pueden sentir entumecimientos por la falta de circulación. Una vez acabado el episodio, se sufre un dolor pulsante u hormigueo en los dedos. Cuando el cuerpo vuelve a estar tibio, la sangre comienza a circular normalmente en unos 15 minutos.

La forma secundaria del fenómeno es grave y compleja y la producen otras enfermedades que impiden que la sangre llegue a los dedos de las manos y los pies.

Tratamiento

Las metas del tratamiento incluyen:

  • reducir la cantidad de episodios y que sean menos fuertes;
  • prevenir daños al tejido;
  • prevenir la pérdida de tejido de los dedos de manos y pies.

El fenómeno de Raynaud primario no origina daño al tejido. Por eso primero se intentan usar tratamientos sin medicamentos, mientras que éstos se aplican en el caso secundario.

Las situaciones graves pueden causar úlceras o gangrena (muerte del tejido) en los dedos de manos y pies, resultando muy dolorosos y difíciles de tratar. La cirugía se utiliza cuando junto con las úlceras se observa un daño serio en los tejidos.

Tratamientos sin medicamentos y otras recomendaciones:

Para disminuir la duración e intensidad de los episodios:

  • mantener las manos y los pies secos y calientes;
  • calentarse las manos y los pies con agua tibia;
  • evitar el aire acondicionado;
  • usar guantes cuando se tocan comidas frías o congeladas;
  • vestir varias capas de ropa holgada y usar sombrero cuando hace frío;
  • consultar con el médico antes de hacer ejercicio al aire libre cuando hace frío;
  • no fumar;
  • evitar los medicamentos que empeoran los síntomas;
  • controlar el estrés;
  • hacer ejercicio con regularidad.

Visitar al médico si:

  • los episodios son preocupantes y se sufren en un solo lado del cuerpo;
  • ocurren llagas o úlceras en los dedos de las manos o los pies;

Tratamiento con medicamentos:

Con frecuencia, las personas que padecen del fenómeno secundario reciben tratamiento con:

  • medicamentos para la presión arterial;
  • fármacos que relajan los vasos sanguíneos, algunos de los cuales se aplican en los dedos de las manos para curar las úlceras.

Si la circulación no se restablece y se corre el riesgo de perder un dedo, son necesarios otros medicamentos específicos.

Las mujeres embarazadas no deben consumir los fármacos habituales para esta enfermedad. Algunas veces el fenómeno se alivia o desaparece con el embarazo.

Nuevas investigaciones

Se están llevando a cabo investigaciones sobre:

  • formas de detectar y tratar el problema;
  • medicamentos para mejorar la circulación;
  • suplementos y tratamientos con hierbas; sin embargo, en la mayoría de los estudios se ha encontrado que estos no son eficaces;
  • las causas del fenómeno.
Fuente: Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, USA.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
24009
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.