Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Fene, el naval en el último peldaño

14
- +
19/08/2017 05:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Acceder al cambio urbanístico del astillero de Fene permitiendo el desarrollo de actividades ajenas a la construcción naval, es otorgar validación política e institucional a su desmantelamiento

 En el intervalo transcurrio entre la mitad de la década de los 60 y principios de los años cada de los 60 y principios de los 80 80, Fene, situado en la banda sur de la Ría de Ferrol   se convirtió en punto de referencia industrial del país por el efecto inducido del «boom» de  la construcción  naval que prodigó un ostensible ascenso en  la actividad de Astano, astillero de la localidad que en el transcurso  de aquella época  construyó los mayores petroleros del mundo botados desde sus gradas; auténticos gigantes de acero cuya fabricación llegó  a dar empleo a 6000 trabajadores de la propia plantilla   y 4000 de empresas subcontratistas

La transformación de aquel astillero que en los años cuarenta fabricaba pequeñas barcas de madera, en  referente del sector siderúrgico, convirtió al ayuntamiento de ubicación  en polo de atracción  migratoria  que produjo un  ritmo alcista de población pasando de  un crecimiento demográfico del 2, 43% anterior a este ciclo a incrementar su población en  un 65% durante el período, que reportó un acumulado de  6.108 habitantes, dato sobresaliente  que  disparó su densidad demográfica hasta alcanzar la  cifra de  516 habitantes por kilómetro cuadrado.

El  acelerado proceso de industrialización motivó que el ayuntamiento  tuviera que acomodar  el territorio  a aquella realidad, y  afrontar  al efecto la redacción  de un Plan General de Ordenación Urbanística acorde al nuevo escenario. Un proceso llevado a término  por el último alcalde del franquismo  en el transcurso del primer quinquenio de la década  de  los setenta, que a pesar  de estar fundamentado en el  desarrollismo de la época  y ser incompatible con los parámetros políticos de la futura democracia, en líneas generales, su contenido, en lo que a diseño de ordenación se refiere fue servible como patrón de revisión futura, que no así la consideración  de sus  previsiones de crecimiento, pues sobre el particular establecía que Fene tendría 75.000 habitantes al horizonte de 1990.

Un excedido sobredimensionamiento, que en menor escala  volvió a repetirse en la revisión del PGOU de 1985,  pues su entrada en vigor en coincidencia  con el proceso de reconversión naval trastocó el contenido de sus previsiones  abriendo su repercusión vía al  decrecimiento demográfico, tendencia  que no  corrigieron tampoco las pautas urbanísticas  introducidas en  la revisión  del 2002,  manteniéndose por ello un menguante índice anual  del 0, 19%  que sitúa la población del municipio en los actuales 13.250 habitantes, un significativo descenso de residentes que como consecuencia de  la deliberada miniaturización  de las potencialidades del astillero, y el anacronismo  que representa  la infrautilización de las instalaciones de la factoría, viene a confirmar  que   de persistir  idéntica dinámica  la tendencia descendente de población resultará demoledora para el futuro de la localidad .

Sí generalmente  el desarrollo de una actividad industrial trae consigo  el impulso del proceso urbanizador y  la dinamización  del  crecimiento, en Fene la reacción fue diametralmente opuesta,   pues la  mutabilidad  y larga crisis en el naval por su condición  de  principal sector productivo, además de impedir su consolidación como industria de síntesis,  generó el efecto inverso al  romper toda dialéctica entre el astillero  y el  urbanismo genuino, un vacío que trajo consigo   un fuerte impacto territorial de  gravosa  repercusión para el  municipio y sus gentes que  trastocó  previsiones y contenidos

Aquel “emergente” enclave naval de los años 60 al ser más un sujeto político que tecnológico, nunca adecuó su función fabril a las previsiones establecidas en el ordenamiento municipal

Por tanto, pese  a  la existencia formal de planeamiento urbanístico,   aquel  “emergente” enclave naval de los años 60  al ser más un sujeto político que tecnológico, nunca adecuó su función  fabril a  las previsiones  establecidas   en el  ordenamiento municipal, como tampoco cumplió función alguna de cohesión social  ni  de generador de riqueza,   y mucho menos,   la de creador  estable de empleo; de ahí que  sus repetidos  fracasos como empresa  hicieran malograr a la vez las revisiones  urbanísticas de adecuación ; circunstancias    todas ellas que convierten  el actual Plan General de Urbanismo  Municipal en un documento  obsoleto e  inservible . 

Carencia que hace posible  que  desempeño  de actual función de la factoría  difiera en lo substancial   de la licencia de actividad otorgada en su día, y todo, motivado en gran medida por la dejación de funciones de la institución  municipal, al no tomar el control urbanístico del astillero, y suspender por inadecuada la permisiva tipificación industrial genérica de  tácita aplicación, que como queda visto facilita de forma irregular destinar  el recinto fabril a actividades ajenas  a las propias del astillero, y ello a  pesar  del acuerdo contrario del Pleno  Municipal de enero del 2009, que sobre el particular,  tomó la decisión vinculante de no autorizar el uso o destino del suelo industrial ocupado por la planta naval a  fines distintos a los estrictamente vinculados a la actividad  industrial de referencia.

Determinación sobre limitación de uso que igualmente ampliaba su extensión a  la suspensión de licencias en todo el  ámbito del astillero  para  actividades divergentes con la construcción naval en lo tocante a (licencias de construcción, parcelación, segregación, actividad, etc.), al solo objeto  de cercenar cualquier ocupación o implantación ajena a tal finalidad

Fene  que desde su planeamiento, ha optado de forma responsable por el diseño y la creación alternativa  de un nuevo enclave industrial,   para así, mantener y revitalizar  la actividad industrial como modelo de futuro, debe ser también quien establezca urbanísticamente la ordenación actualizada  del astillero  para su efectiva  funcionalidad, sin plegarse en modo alguno  a pretensiones  de diversificación.

La Corporación tiene la palabra


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (296 noticias)
Visitas:
433
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.