Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gerson E. A. Arenivar escriba una noticia?

Las Feas Manos de Mamá

11/05/2009 15:19 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

En varios países se celebra este mes el día de las madres, por ello quiero compartir una historia que me leían en casa desde que era pequeño. Es una hermosa historia y la escribo aquí porque para los hijos es importante que recordemos siempre, cuánto están dispuestas a dar nuestras madres por nosotros. La sociedad necesita madres de excelencia, y como homenaje a ellas les dejo esta historia:

En un pequeño poblado vivía una mujer que recientemente había dado a luz a una hermosa niña. Esta mujer era muy querida por el vecindario y el nacimiento de la bebé se convirtió en todo un acontecimiento. Mientras la pequeña crecía saludablemente bajo el cuidado de su madre, la vida parecía más brillante, los días transcurrían más felices y siempre se podía ver a aquella mujer con una sonrisa radiante.

Cuando la niña tenía un año, la madre salió a buscar algunas provisiones para tener en casa. El mercado estaba a unos 20 minutos a pie, así que decidió que, caminando de prisa, podía estar rápidamente en su hogar. Dejo a la pequeña en la cuna, dormida y fue en busca del abastecimiento. Al comenzar sus compras se oyó a lo lejos un estruendo, una explosión muy fuerte y junto con las personas del mercado vieron una columna de humo que se alzaba muy alta. Un minuto después comenzó a oírse la sirena de los bomberos y algo en su corazón le dijo que debía volver inmediatamente a su casa.

Corrió, y a medida que se acercaba, sus sospechas se hicieron más fuertes hasta convertirse en plena certeza: su casa, con su hija adentro, se estaba quemando. Los bomberos acaban de llegar y estaban acordonando el sitio, algunos vecinos y amigos estaban cerca y al verla le contaron cuán rápido se apoderaron las llamas de su hogar. Ella sólo pensaba en su pequeña y con una fuerza sobrehumana se deshizo de los bomberos que la detenían. Entró en la casa, se dirigió a la cuna y, mientras la pequeña lloraba, la abrazó fuertemente y logró sacarla. La niña estaba a salvo, aunque aquella madre sufrió graves quemaduras.

manos El tiempo pasó y aquella pequeñita se convirtió en una hermosa señorita. Sin embargo, algo parecía incomodarle, especialmente porque sus amigos siempre le decían que las manos de su madre eran las más feas que existían. Un día preguntó a su madre: "¿Por qué tienes manos tan feas? Mis amigos siempre se burlan de mí por eso". La madre, tiernamente acarició la cabeza de su hija y le contó: "Cuando tú tenías un año de edad, un incendió por poco te separa de mí. Yo no estaba dispuesta a dejarte en las llamas, así que entré en la casa, quitando todo cuanto me impedía llegar a ti, te tomé de la cuna y, protegida en mis brazos, logré sacarte de la casa en llamas. Por eso tengo las manos más feas del mundo".

La señorita, con los ojos llenos de emoción, la miró y le dijo: "Mamá, tus manos no son feas... Son las manos más hermosas que existen en todo el mundo".


Sobre esta noticia

Autor:
Gerson E. A. Arenivar (566 noticias)
Fuente:
vivirlaexcelencia.blogspot.com
Visitas:
27097
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (06/05/2010)

en mi iglesia vamos hacer un drama de esta histori aesta bien linda