Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Fántasis sexuales más comunes en las mujeres, repasemos algunas..

20/02/2010 15:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tengamos pareja o no, las fantasías son parte imprescindible para tener una vida sexual saludable a la vez que excitante. Pero, ¿cuáles son para las mujeres nuestras 6 fantasías más comunes?

< !-- // < ![CDATA[ OA_show('Roba'); // ]]> -->

Como bien sabemos, nuestro cerebro es el órgano sexual más potente que tenemos. Sin el poder de nuestra mente, probablemente nuestras relaciones no serían lo mismo. Pero muchas mujeres se sienten culpables porque en ocasiones, incluso estando practicando sexo con su pareja, pasan por su mente ciertas escenas eróticas diferentes a las que están viviendo.

Pues nada de preocuparse, esto es normal. Las fantasías no sólo se dan en nuestra mente cuando nos masturbamos a solas; es muy común imaginarnos cosas cuando estamos con nuestro chico. Y hay ciertas fantasías eróticas que se repiten en la mente de un gran número de mujeres...

Acostarse con un extraño suele ser otra cosa muy habitual en nuestra mente. De hecho, esta se trata de la fantasía más usual para una de cada cinco mujeres. Verse a una misma con un extraño en la cama es una de las cosas que más morbo puede dar, sobre todo parra aquellas que ya tienen una pareja estable.

Otra escena muy común que se repite en la mente femenina es la de acostarse con alguien del mismo sexo. Si bien una escena erótica homosexual femenina es algo muy normal en nuestra cabeza, lo cierto es que son muy pocas las que se atreven a hacerlo. Una de las explicaciones más comunes es que se cree que una mujer puede ser más capaz de dar ciertos placeres que un hombre (casi todos excepto la penetración, obviamente).

Además, una mujer puede apreciar la belleza de otra sin ningún tipo de pudor o vergüenza, cosa que para un hombre heterosexual suele ser bastante complicado. En ese sentido, las mujeres apreciamos la estética de la persona indiferentemente del sexo de ésta. Es por ello que casi ningún hombre tiene la fantasía de acostarse con otro hombre. Ojos, esto no implica que una pueda ser lesbiana o bisexual, se trata de una fantasía y si finalmente se lleva a cabo no cabe plantearse la pregunta de “¿Soy lesbiana?”. Al fin y al cabo en el sexo hay que divertirse y experimentar, ¿y que más da el nombre que le queramos poner?

Formar parte de un trío (o un cuarteto, o una mega-orgía) suele ser también algo muy común en la mente femenina. No obstante, volvemos a lo de las fantasías con chicas de las que hemos hablado antes. Hay a quien le gustaría más hacer un trío siendo chico-chica-chico, y quien prefiere chica-chico-chica. Para gustos los colores. Esta fantasía tiene también mucho que ver con la primera de la que hemos hablado: imaginarse haciendo cosas que jamás harían en la vida real.

Muchas mujeres también se imaginan obligando a sus parejas a realizar prácticas sexuales sin su consentimiento. Muchas mujeres se sienten frustradas en la cama porque su pareja es la parte dominante en la cama mientras que ellas se limitan a ser la parte sumisa. Por ello, les gusta fantasear con que ellas son las dueñas de la cama y pensar que sus parejas harán todo lo que ellas le pidan: desde un striptease hasta un buen cunnilingus. Esta fantasía aparece con muchísima menos frecuencia en los hombres precisamente porque ellos, en muchos casos, son los que llevan las riendas en la cama, por lo que la dominación no es una fantasía sino una realidad.

Muchas mujeres se sienten atraídas por personas que se encuentran con un cargo superior al de ellas. Durante el instituto o la Universidad, muchas chicas fantasean con liarse con ese profe guaperas que recorre los pasillos. Durante la edad adulta, muchas se ven a si mismas acostándose con su jefe en su despacho, sobre el escritorio, en el sofá, o en el baño de la oficina. Sentirse atraído por un superior se llama, en sexología, la erótica del poder. Hay incluso quien dice que el poder es el más fuerte de todos los afrodisíacos. Y tú, ¿cuál de estas fantasías has cumplido?


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
13849
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.