Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cine Invisible Blog escriba una noticia?

In The Family, Any Day Now, EE.UU. 2011 y 2012, y Papa ou Maman, Francia 2014

09/02/2015 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En una sociedad en constante evolución, con nuevos modos de concebir las relaciones personales y una permeabilidad de género e identidad que tiende a facilitar el bienestar personal, parece que ciertos temas, como la adopción o las relaciones paterno-filiales en las parejas del mismo sexo, siguen siendo tan delicados como sensibles. Al límite del tabú.imageEl hecho de que la primera película de Patrick Wang, como actor, director, productor e intérprete, In the family, no haya encontrado una distribuidora en ningún país hasta tres años después de su producción, es significativo de una cierto reparo o miedo del sistema. Contraste curioso, una vez estrenada, con la recepción entusiasta del público y la crítica.imageSobre todo tratándose de una joya de sobriedad, contención y sensibilidad (sin un ápice de provocación ni una sola nota discordante) como es In the family, en la que ni siquiera se pronuncian, en sus casi tres horas de duración, las palabras gay, homosexual o matrimonio... imageTras la desaparición de su esposa en el momento del parto, su marido, el excelente actor Trevor St-John, intenta sobreponerse a una muerte tan brutal e inesperada como la de su mujer. Gracias al roce diario con el decorador, y encargado de coordinador las obras de su casa, esa fuerte e indispensable amistad que los ha unido en momentos tan difíciles, se transforma de una manera natural en un profundo amor.imageLa nueva composición familiar, los dos padres y un niño de 6 años, se consolida y solidifica con el tiempo, hasta convivir armoniosamente con el resto de los parientes. Pero un accidente del padre biológico y un antiguo testamento pueden hacer que el otro padre pierda la custodia del niño que lleva años educando y queriendo y la recupere la hermana de su pareja.imageUna historia magistralmente escrita (la última media es de poner los pelos de punta) en la que no hay ni buenos ni malos, y en la que todos lo único que desean es la felicidad y el bienestar del niño. La situación más habitual y que esta película ha sabido reflejar a la perfección, en uno de los grandes momentos de emoción del año cinematográfico.imageSimilar situación a la de Any Day Now, del director Travis Fine (estrenada en Francia como My Two Daddies, título que hace olvidar la fuerza de la declaración del original), pero trasladada al último año de la década de los 70. Basada en un hecho real, una pareja de homosexuales recoge un menor discapacitado al ingresar su madre, toxicómana, en prisión y con su beneplácito. Los dos tendrán que enfrentarse al sistema y no lo tendrán fácil, dado que si bien uno es procurador, el otro componente de la pareja, interpretada canciones vestido de mujer.imageOtra impresionante lucha por los derechos civiles interpretado por Garret Dillahunt y Alan Cumming, que además canta tres composiciones originales (viéndolo no extraña el éxito que obtuvo en Broadway con su papel en la comedia musical Cabaret). Una tierna y emocionante película que se ha convertido en premio del público de casi todos los festivales por los que ha pasado.imageFrente a estas dramáticas situaciones, la actualidad del cine francés parece responder con una situación mucho más divertida. Frente a los homosexuales que lucha, en sentido figurado, por defender sus derechos, la pareja heterosexual de Papa ou Maman lucha, en este caso literalmente, para deshacerse de la custodia de sus tres retoños.imageUna primera comedia de Martin Bourboulon, con dos protagonistas en estado de gracia interpretativa, Marina Fos y Laurent Lafitte, en una trepidante primera hora y cuarto, divertidísima, inventiva y políticamente incorrecta. Una pena que en sus últimos quince minutos, quizás pensando que estaba sobrepasando los límites, el guión decide acabar con un happy end, más forzado que unos Manolos tras un maratón. Los vecinos perfectos para los Roses de Danny DeVito.imageComo siempre lo ha conseguido, el cine nos ofrece diferentes puntos de vista, universos distantes que se cruzan con el tiempo y personalidades dispuestas a sobrepasar cualquier conflicto. En la variedad está en el gusto y en el cine aún más.


Sobre esta noticia

Autor:
Cine Invisible Blog (580 noticias)
Fuente:
cine-invisible.blogs.fotogramas.es
Visitas:
1720
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.