Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Jimenez escriba una noticia?

Falun Gong víctima del terror del estado chino

21/07/2009 02:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conferencia de Prensa efectuada el 16 de julio del 2009, en la Cámara de los Comunes del Parlamento Canadiense en Ottawa. David kilgour fue Secretario de Estado para Asia Pacífico y diputado federal de 1979 al 2006. Actualmente se dedica a causas humanitarias y a la defensa de los derechos humanos.

Falun Gong, Víctimas en una larga década del terror de estado

350_0_1_0_16777215_0_stories_large_2009_07_11_Resize_of_2006-12-14-kilgour468

Por David Kilgour

Hace casi exactamente diez años, el partido-estado de Pekín lanzó su campaña en contra de lo que el gobierno calculaba eran 70-100 millones de practicantes de Falun Gong. El definitivamente no-político Falun Gong, que es una comunidad que practica ejercicios con un componente espiritual, pronto se convirtió en el último de una larga lista de "enemigos del partido". Las atrocidades en contra de los seguidores de Falun Gong continúan hasta hoy en toda China.

Los reinados de terror en contra de los grupos y las personas seleccionados por el Partido han ocurrido periódicamente desde que Mao Zedong llegó al poder en 1949. En el nombre de la revolución, millones murieron de hambre, por ejemplo, en el Gran Salto Adelante de 1958; incontables fueron torturados, injuriados, ejecutados y privados de la dignidad humana básica. Sin embargo, pocos ciudadanos chinos son peor tratados que a Falun Gong.

La extirpación de órganos a los practicantes de Falun Gong fue estudiada en un informe independiente por el jurista David Matas y por mí (http://organhervestinginvestigation.net ). Los dos encontramos 52 clases de pruebas evidentes que indican que este crimen en contra de la humanidad está ocurriendo. El gobierno chino no ha dado respuestas sustantivas a nuestro informe.

Tan sólo en este mes, tres abogados fueron arrestados en China por atreverse a defender a practicantes de Falun Gong. La persecución a otro prominente abogado, Gao Zhisheng, quien defendió a Falun Gong continúa. Fue arrestado dos veces y sufrió setenta días de tortura. A pesar de las repetidas exhortaciones de una gama de grupos internacionales y chinos para dar cuenta de su paradero y liberación, Pekín las ignora todas.

¿Genocidio?

David Matas concluyó, el 9 de julio de este año en la Asociación Internacional de Estudiosos del Genocidio en la Universidad George Manson en Arlington, Virginia:

"Cada embajada china en todo el mundo participa en esta incitación (contra Falun Gong). A pesar de sus desmentidos, tienen que saber de los asesinatos en masa de practicantes de Falun Gong. La evidencia llena los informes de derechos humanos. Hay artículos de prensa constantemente. La información está a un clic de ratón en el internet. Cualquier afirmación de ignorancia significaría que premeditadamente cierran los ojos ante lo obvio, no en defensa de la ley. Así, en suma, se ha cometido el crimen de genocidio en contra de la comunidad de practicantes de Falun Gong, a través de la tortura, la extirpación de órganos y la incitación que induce a ambas. Los elementos del crimen, las muertes en masa con base en la identidad y el intento de destruir a un grupo, se puede establecer."

Más sobre

Miles de practicantes de Falun Gong víctimas del Partido comunista chino

El Sr. Matas proporciona razones detalladas para llegar a esta conclusión legal, que está disponible en la sección Actualización de nuestro informe en el sitio web.

Los Gulag de China

El trabajo forzado es trágicamente tan común hoy día, pero sólo el partido-estado chino lo usa para castigar y reprimir a sus ciudadanos. Cualquier chino puede ser enviado a un campo sin ningún tipo de juicio en auto de formal prisión por un máximo de cuatro años con la firma de un policía. No hay apelación posible. Mao en los años 50 copió muy de cerca el modelo de campo de trabajo instituido en la Rusia de Stalin y la Alemania de Hitler, que sólo hoy día continúa en China.

En China, sólo los reclusos de Falun gong en los campos son usados como bancos de órganos vivos a ser extirpados para venderlos a extranjeros o ciudadanos chinos. Se requieren exámenes médicos previos para que los órganos puedan coincidir con los receptores, pero solo los prisioneros de Falun Gong dentro de la población de los campos son examinados medicamente con regularidad. Calculando 340 campos en toda China en el 2005, más de 300, 000 "trabajadores" se esfuerzan en condiciones inhumanas por más de 16 horas diarias sin ningún sueldo, produciendo una gran variedad de productos de consumo, la mayoría para exportación en una flagrante violación a las normas de la Organización Mundial de Comercio.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos

Tales prácticas son completamente consistentes con el rechazo de Pekín a las recomendaciones promovidas por muchos gobiernos, incluido el de Canadá, en la Revisión Periódica Universal de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU a principios de este año.

Entre las recomendaciones rechazadas por el gobierno chino incluían: terminar con todas las formas de detención arbitraria, incluyendo los campos de trabajos; garantizar la libertad de creencia y el derecho a culto; implementar las recomendaciones de la Comisión contra la Tortura de la ONU, que incluía referencias a la persecución a los practicantes de Falun Gong y la extirpación de sus órganos; y asegurar que los abogados puedan defender a sus clientes sin miedo o acoso.

El comercio con China realmente ha sido una costosa propuesta para muchos en el mundo. Un sinfín de violaciones a las prácticas de comercio internacional contribuyen al déficit del comercio bilateral con Canadá, al alza a favor de China de $3, 900 millones de dólares en 1997 a $26, 800 millones en 2006, mientras terminan muchos sustentos manufactureros en todo Canadá.

Conclusión

Mientras el mundo sufre la crisis económica y aspira a la cooperación de China ocupándose de sus retos, es tentador pasar por alto el espantoso récord en derechos humanos de Pekín. Debemos recordar a nuestros líderes que hablar con evasivas del récord de China es una desviación de los propios valores de dignidad humana y estado de derecho. Debemos tener cautela en que comerciar con China a cualquier precio es costoso para ambos, tanto para el pueblo chino y del mundo. Debemos recordar los sacrificios de las víctimas de la masacre de Tiananmen y otros abusos. Debemos exigir que, en lugar de mofarse de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, China debiera respetar sus disposiciones.

Traducido del inglés al español por Lucía Aragón


Sobre esta noticia

Autor:
José Jimenez (238 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
4627
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.