Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Fallece el ex presidente surcoreano Kim Dae Jung, ganador del Nobel por su cumbre con Kim Jong Il

18/08/2009 14:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ex presidente surcoreano Kim Dae Jung falleció hoy a los 85 años como consecuencia de una neumonía y otras complicaciones. Kim, firme defensor durante toda su vida de la democracia, pasará a la historia del país por haber sido el primer surcoreano galardonado con el premio Nobel, que recibió en el apartado de la Paz, tras su histórico encuentro con el dirigente norcoreano, Kim Jong Il, en junio de 2000.

"El ex presidente Kim recibía tratamiento por neumonía desde el 13 de julio pero falleció por un fallo cardíaco", anunció el director del hospital Severance, Park Chang Il, donde se encontraba ingresado. "Su corazón falló a las 13:43 horas del 18 de agosto y los médicos se abstuvieron de aplicarle tratamiento cardiopulmonar de emergencia debido a su avanzada edad", precisó en rueda de prensa en Seúl.

Kim, que ocupó la presidencia de Corea del Sur entre 1998 y 2003, había ingresado el 13 de julio por neumonía y su estado de salud se deterioró considerablemente anoche. En el momento de su muerte, según sus consejeros, estaba acompañado por su mujer y sus tres hijos, así como por algunos estrechos colaboradores.

Según Park Jie Won, diputado opositor y antiguo jefe de gabinete de Kim, el funeral del ex presidente se organizará "en estrecha consulta con su familia y el Gobierno", informa la agencia Yonhap. El primer ministro, Han Seung Soo, ha convocado ya una reunión de varios ministros de su gabinete para realizar los preparativos para el funeral de Kim.

De acuerdo con las fuentes consultadas por Yonhap, el entierro se producirá con toda probabilidad en el Cementerio Nacional, en Seúl, o en Daejeon, a unos 160 kilómetros al sur de la capital. La familia y el Gobierno deben decidir entre hoy y mañana si Kim Dae Jung recibirá un funeral de estado o un funeral popular.

La primera posibilidad conlleva hasta nueve días de luto en los que las banderas ondean a media asta y el día del funeral es declarado festivo en el país. Esta modalidad sólo se ha llevado a cabo una vez en el país, cuando el presidente Park Chung Hee fue asesinado mientras estaba en el cargo en 1979.

En el caso del funeral popular, el Gobierno paga parte del coste del mismo y las banderas sólo ondean a media asta el último día del periodo de siete días de luto, mientras que el día del funeral no es festivo. Esta fue la opción elegida para el ex presidente Roh Moo Hyun, quien sucedió en el cargo a Kim Dae Jung y se suicidó el pasado mes de mayo.

El Ministerio de Administración Pública y Seguridad anunció que el Gobierno erigirá altares oficiales en memoria de Kim en el centro de Seúl y otras importantes capitales de provincia, así como en sus legaciones diplomáticas en el extranjero para que los surcoreanos puedan rendirle un último adiós. "Los altares abrirán a las 9:00 horas de mañana y en el caso de Seúl se situará en la plaza delante del ayuntamiento", señaló un responsable del Ministerio.

REACCIONES

Uno de los primeros en reaccionar a la muerte del ex presidente fue el actual mandatario, Lee Myung Bak, quien a través de un comunicado lamentó la pérdida de "un gran líder político". "La gente recordará durante mucho tiempo sus aspiraciones y logros en pro de la democracia y la reconciliación nacional", resaltó Lee.

Asimismo, los principales partidos políticos del país han expresado sus condolencias. "El ex presidente Kim dedicó toda su vida a la democracia, los Derechos Humanos y el desarrollo de las relaciones intercoreanas", afirmó el Gran Partido Nacional, en el Gobierno, en un comunicado.

La principal formación opositora, el Partido Democrático, consideró en otro comunicado que Kim fue "un verdadero y magnífico profesor" para el país. "Todavía no estamos preparados para darte el adiós. Tu rechazaste rendirte a los dictadores, superaste con éxito una catástrofe económica y nos enseñaste la importancia del amor fraternal hacia los coreanos del otro lado de la frontera", resaltó el partido.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, de visita en Corea del Sur, fue uno de los dignatarios que se trasladó hoy mismo al hospital donde permanece el ex presidente. Ban, surcoreano, consideró que su país ha perdido a "un gran líder" que contribuyó de forma significativa a los Derechos Humanos y las relaciones intercoreanas.

VIDA DEDICADA A LA DEMOCRACIA

Kim nació en el seno de una familia agricultora de clase media el 6 de enero de 1924 en una pequeña isla en la provincia de Jeolla Sur cuando Corea todavía estaba bajo soberanía japonesa. A finales de los 1940 se comprometió a luchar contra el, a su juicio, creciente autoritarismo del primer presidente de Corea, Syngman Rhee, y en 1961 fue privado de su escaño parlamentario cuando el general Park Chung Hee se hizo con el poder en un golpe de Estado militar.

Reelegido diputado en 1963, Kim fue detenido en 1980 junto con otras importantes figuras de la oposición acusado de traición por el general Chun Doo Hwan, quien impuso la ley marcial tras asumir la presidencia después el asesinato de Park un año antes. Tras ser acusado de fomentar un alzamiento en la ciudad de Gwangju, Kim fue condenado a muerte, aunque posteriormente fue indultado.

En las elecciones presidenciales de 1997 fue elegido nuevo presidente del país, de forma casi milagrosa, según los analistas. Su principal logro en los cinco años que estuvo al frente del país fue sin duda la histórica cumbre que mantuvo en junio de 2000 en el aeropuerto internacional de Pyongyang con el dirigente norcoreano, Kim Jong Il, la primera entre ambos países desde el fin de la Guerra de Corea en 1953.

La cumbre, que sentó las bases para un acercamiento entre las dos Coreas con miras a su futura reunificación, fue uno de los motivos que le llevaron a ganar ese mismo año el Nobel de la Paz, en reconocimiento también a su lucha por la democracia y a sus esfuerzos de una vida para promover la reconciliación el la península de Corea.

Durante su mandato, las familias separadas por la guerra pudieron reunirse de nuevo por primera vez, se redujo considerablemente la tensión fronteriza y las empresas surcoreanas comenzaron a invertir en Corea del Norte. Sin embargo, tras abandonar el cargo surgieron algunos escándalos, entre ellos la revelación de que Hyundai pagó 500 millones de dólares a Pyongyang antes de la histórica cumbre.

Entre sus principales detractores figura precisamente el actual presidente, el conservador Lee Myung Bak, quien ha denunciado que "la enorme cantidad de dinero en ayudas no se empleó para ayudar a la sociedad norcoreana sino para el programa nuclear".

Durante el mandato de Kim, la ayuda económica a Pyongyang pasó de 280 millones de dólares a 1.640 millones, algo que aumentó con la llegada de Roh Moo Hyun al poder hasta situarse en los 2.400 millones. Durante sus quince meses en el poder, Lee sólo ha destinado 250 millones de dólares a ayudar a los norcoreanos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2889
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.