Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Extremadura y el Imperialismo europeo

23/11/2009 00:33 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Da la impresión de que España se avergüenza de la tierra de los conquistadores de América, guardando Extremadura en el olvido

Ayer puse fin a un largo y deseado viaje, que me llevó a conocer la tierra en la que vivieron los conquistadores de la península ibérica dos siglos antes de nuestra era, y en la que nacieron muchos de los que después conquistarían América.

Durante el viaje he recorrido más de 2.000 Km. y he visitado mas de 25 pueblos y ciudades de Extremadura, una de las comunidades más desconocidas de España, incluso para mi, que había recorrido casi en su totalidad la península ibérica.

Durante el viaje he meditado largamente sobre las correrías de Julio Cesar por estos pagos, la dominación de los pueblos íberos y celtas, la construcción de su red de carreteras, acueductos, teatros, circos, hipódromos y ciudades, algunas de las cuales, a pesar de las destrucciones de las miles de guerras que estas tierras han sufrido, aún se conservan en pié.

Estas tierras que ha sido conquistadas por godos y visigodos, moros y cristianos, judíos y romanos, han pasado de mano en mano, religión en religión, cultura en cultura, dominación, expulsión, reconquista, inquisición, hasta nuestros días.

Más de 2.000 años narrados en los anales de la historia, miles de marcas en sus pueblos y ciudades, son las huellas que la historia ha ido dejando como herencia a este rincón de la extrema y dura región occidental del que en otro tiempo fuera el Al Ándalus (Andalucía).

Pero tan sólo Mérida, es promocionada y conocida a nivel internacional por su teatro romano.

Algo sabemos de la estancia de Carlos I en el monasterio de Yuste y de una estatua de Pizarro en la plaza mayor de Trujillo.

Europa ha aprendido bien la lección del imperialismo

Pero lo que casi nadie sabe, es que al pié del monasterio de Yuste, se encuentra un cementerio de soldados alemanes, (que nada tuvieron que ver con la guerra civil española) caídos en la I y en la II Guerra Mundial, bien sobre territorio español, bien cerca de sus costas.

Entre 1.980-1.983 se recogieron los cadáveres dispersos por distintos lugares de España, y se enterraron definitivamente cerca del palacete en el que murió Carlos I de España, quien también era: Carlos V, Soberano de los Paises Bajos, Rey de España (Castilla y Aragón), Rey de Sicilia, Archiduque de Austria, Rey de romanos, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y Rey de Nápoles.

Los alemanes, quisieron enterrar a sus compatriotas, cerca de la última morada del que fuera en su día, el Emperador del territorio más grande del mundo conocido.

A Carlos V le quedaba demasiado grande el mundo, porque el mundo, es demasiado grande para ser gobernado por un solo hombre.

Todos los imperios han sucumbido, hoy la Europa de los 27 avanza gracias a la solidaridad y el entendimiento de todas sus naciones.

Extremadura sigue siendo, extrema y dura, a pesar de su enorme crecimiento y desarrollo, durante los últimos 20 años.

El imperialismo español no le sirvió de nada, el imperialismo romano...de negocio turístico, 2.000 años después.

La tumba del conquistador Francisco Pizarro se encuentra en la capital de Perú y la de Hernán Cortés en México.

Julio Cesar cuenta con estatuas y bustos esparcidos por toda la antigua Roma.


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1052 noticias)
Visitas:
12898
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
2
+ -
Responder

Guadalupe (23/11/2009)

España corre por venas mexicanas, y tesoros de México aún lucen en templos españoles. La Virgen Morena de Extremadura se convirtió en la patrona venerada por todo México. Pero España olvida muchas cosas, por ejemplo, ¿por qué no hay una ciudadanía iberoamericana?