Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Los extraños sucesores de los telescopios de Galileo

19/10/2009 00:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los telescopios astronómicos que siguieron a los fabricados por Galileo, resultaron ser monstruosamente grandes y engorrosos de manejar, empleando larguísimas distancias focales. A pesar de todo astrónomos como Hevelius, Huygens y Cassini realizaron importantes descubrimientos con ellos.

Enorme telescopio reflector de Hevelius de 45 m de longitud. Obsérvese el complicado sistema de grúas y poleas necesario para apuntar. Para hacer funcionar el telescopio también se requería el trabajo de una cuadrilla de obreros

La nitidez de imagen en un telescopio refractor kepleriano estaba limitada a por la aberración cromática, producida por las propiedades refractivas del objetivo, que eran diferentes para cada longitud de onda de luz. La única forma de superar esta limitación cuando se empleaban grandes aumentos, era fabricar objetivos con longitudes focales muy largas.

Giovanni Cassini descubrió el quinto satélite de Saturno (Rhea) en 1672 con un telescopio de 10, 7 m de longitud. Astrónomos como Johannes Hevelius construyeron telescopios con longitudes focales de hasta 45 m. Además de tener tubos enormemente largos estos telescopios necesitaban el uso de engorrosos mástiles y sistemas de grúas para poder sostenerse y poder ser apuntados. Su valor como instrumentos científicos útiles era bastante pequeño, puesto que ante la más leve brisa el tubo vibraba y se doblaba, llegando incluso en ocasiones a romperse.

En este telescopio aéreo de Huygenes se eliminaba la necesidad tubo de madera y sus inconvenientes. Éste sistema permitió distancia focal es todavía más largas.

En algunos telescopios refractores muy largos construidos después de 1675, no se empleaba ningún tipo de tubo. El objetivo se montaba en el extremo de una pértiga, árbol, o cualquier estructura alta disponible y se dirigía por medio de una cadena o una pértiga de conexión. El ocular se sostenía con la mano o se montaba en el foco, se buscaba la imagen óptima mediante el método de ensayo y error. Éstos aumentos fueron llamados consecuentemente telescopios aéreos, y han sido atribuidos a Christiaan Huygens y a su hermano Constantijn Huygens, Jr. aunque no está claro si los inventaron ellos.

Christiaan Huygens y su hermano realizaron objetivos de hasta 22 cm de diámetro y 64 m de longitud focal. Otros observadores como Adrien Auzout fabricaron telescopios con longitudes focales de hasta 180 m. Naturalmente trabajar con telescopios de focales tan grandes era bastante difícil y llevaba al límite la destreza y la paciencia de los observadores. Los telescopios aéreos también fueron empleados por otros astrónomos. Cassini descubrió el tercer y cuarto satélite de Saturno en 1684 mediante objetivos de telescopios aéreos realizados por Giuseppe Campani que tenían longitudes focales de 30, 5 y 41, 5 metros.

Fuente original


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
11210
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.