Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Extirpación del bazo: motivos para su extracción, procedimientos y recuperación

27/10/2009 23:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Extirpación abierta, o laparoscópica, afecciones que llevan a la extirpación, riesgos; medidas a adoptar antes de la cirugia, en el día de la práctica y después del procedimiento; pronóstico, vacunas y antibióticos

EXTIRPACIÓN DEL BAZO: MOTIVOS PARA SU EXTRACCIÓN, PROCEDIMIENTOS Y RECUPERACIÓN

Mediante cirugía se extrae un bazo dañado o enfermo. Este órgano se encuentra en la parte superior del abdomen, en el lado izquierdo.

El bazo ayuda al cuerpo a combatir los gérmenes y las infecciones y a filtrar la sangre.

*Extirpación abierta:

El cirujano hace una incisión en el medio o en el lado izquierdo del abdomen, debajo de las costillas.

Si el paciente está recibiendo tratamiento para el cáncer, se examinan los ganglios linfáticos en su abdomen e igualmente en caso de anomalías se pueden quitar.

*Extirpación laparoscópica:

Un laparoscopio es un instrumento con una cámara diminuta y una luz en el extremo que le permite al cirujano ver el área por sólo una pequeña incisión. El cirujano practica de 3 a 4 cortes pequeños en el abdomen e inserta el laparoscopio a través de uno de ellos, a la vez que introduce otros instrumentos médicos en los otros cortes.

Se bombea gas dentro del abdomen para expandirlo, lo cual le da al cirujano más espacio para trabajar.

Los pacientes por lo regular se recuperan más rápidamente de la cirugía laparoscópica que de la cirugía abierta, aunque no es para todas las personas, y por ello hay que consultar al médico.

Afecciones que requieren la extirpación del bazo

-Traumatismo al bazo.

-Coágulo de sangre en los vasos sanguíneos del bazo.

-Enfermedades o trastornos de las células sanguíneas, tales como púrpura trombocitopénica idiopática (falta de plaquetas); esferocitosis hereditaria (desórden hemolítico); talasemia (anemia que disminuye la hemoglobina); anemia hemolítica (insuficientes glóbulos rojos) y eliptocitosis hereditaria (defectos en las proteinas y glóbulos rojos en forma oval). Éstas son todas afecciones que suceden raramente.

-Anemia drepanocítica (las células adquieren la forma de media luna u hoz).

-Absceso o quiste en el bazo.

-Linfoma, enfermedad de Hodgkin y leucemia (cáncer en el sistema linfático).

-Otros tumores o cánceres que lesionan el bazo.

-Cirrosis hepática (muerte progresiva del tejido hepático).

-Hiperesplenismo (bazo hiperactivo).

-Aneurisma de la arteria esplénica (descomposición hemodinámica, ocurre rara vez).

Riesgos

Los riesgos para cualquier cirugía son:

-coágulos de sangre en las piernas que pueden viajar a los pulmones;

-problemas respiratorios;

-infección, incluyendo en la herida quirúrgica, los pulmones (neumonía), la vejiga o el riñón;

-sangrado;

-ataque cardíaco o accidente cerebrovascular durante la operación;

-reacciones a los medicamentos.

Los problemas que pueden ocurrir durante o poco después esta cirugía son:

-perjuicio a órganos cercanos, como el páncreas, el estómago y el colon;

-aumento del riesgo de infección; los niños tienen mayor riesgo que los adultos;

-atelectasia pulmonar (disminución del volumen pulmonar);

-coágulo de sangre en la vena porta (una vena importante que lleva sangre el hígado).

Los riesgos son los mismos tanto para la esplenectomía laparoscópica como abierta.

*Antes de la intervención quirúrgica

- Dejar de fumar.-Decirle al médico sobre posible embarazo, fármacos, vitaminas y suplementos que se están tomando.- Dejar de consumir ácido acetilsalicílico (aspirin ), ibuprofeno (Advil, Motrin), clopidogrel (Plavix), vitamina E, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco similar.

*En el día de la cirugía

- No comer ni beber nada anterior a la operación.

-Ingerir los fármacos recomendados por el médico.

*Después del procedimiento

La hospitalización puede ser de sólo 1 ó 2 días después de una esplenectomía laparoscópica y se sana en 4 a 6 semanas.

Pronóstico

El pronóstico de esta cirugía varía y depende de qué enfermedad o problemas tenga el paciente; ante la falta de situaciones severas, existe la recuperación.

La extirpación del bazo significa mayor probabilidad de contraer infecciones, razón por la cual el médico prescribe vacunas y únicamente los niños necesitan antibióticos prolongados.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
27359
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.