Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

Las exportaciones: La devaluación de la moneda no hará crecer la economía

17/12/2019 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageUna debilidad visible de la actividad económica en las principales economías del mundo suscita la preocupación de varios comentaristas de que las economías mundiales tienen dificultades para recuperarse a pesar de unas políticas monetarias flexibles y muy agresivas. La tasa de crecimiento anual de la producción industrial de los Estados Unidos se situó en -1, 1% en octubre, frente a -0, 1% en septiembre y -4, 1% en octubre del año pasado. En la zona euro, la tasa de crecimiento anual de la producción se situó en -1, 7% en septiembre, frente a -2, 8% en el mes anterior y -0, 6% en septiembre de 2018. Además, en China, el impulso del crecimiento de la producción industrial sigue estando sometido a presiones a la baja, con una tasa de crecimiento interanual del 5, 8% en septiembre y el 5, 9% en septiembre del año anterior, al 4, 7% en octubre.

imageAlgunos comentaristas opinan que lo que podría ayudar es una depreciación del dólar estadounidense. Por ejemplo, el precio del euro en dólares estadounidenses después de cerrar a 1, 58 en marzo de 2008, cerró a 1, 12 en octubre de 2019. Eso es una apreciación del 29, 1% del dólar frente al euro. Según el pensamiento popular, la clave del crecimiento económico es la demanda de bienes y servicios. Se sostiene que los aumentos o disminuciones en la demanda de bienes y servicios están detrás de los aumentos y disminuciones en la producción de bienes de la economía. Por lo tanto, para mantener la economía en marcha, los responsables políticos deben prestar especial atención a la demanda global.

imageAhora, parte de la demanda de productos nacionales proviene del extranjero. La acomodación de esta demanda es la exportación etiquetada. Asimismo, los residentes locales ejercen la demanda de bienes y servicios producidos en el extranjero, que se denominan importaciones.

imageObsérvese que, si bien un aumento de las exportaciones implica un aumento de la demanda de producción interna, un aumento de las importaciones debilita la demanda. Por lo tanto, las exportaciones, según esta forma de pensar, son un factor que contribuye al crecimiento económico, mientras que las importaciones son un factor que desvirtúa el crecimiento de la economía.

De esta manera de pensar se deduce que, dado que la demanda de bienes y servicios de un país en el extranjero es un ingrediente importante para marcar el ritmo del crecimiento económico, tiene mucho sentido hacer que los bienes y servicios producidos localmente sean atractivos para los extranjeros.

Una de las formas de fortalecer la demanda extranjera de bienes de producción nacional es hacer más atractivos los precios de estos bienes.

Basándose en esto, se puede llegar a la conclusión de que, como resultado de la depreciación de la moneda, en igualdad de condiciones, es probable que aumente la demanda global de bienes producidos en el país.

Esto, a su vez, dará lugar a una mejor balanza de pagos y, a su vez, a un mayor crecimiento económico en términos de PIB.

Por qué el aumento de las exportaciones a través de la depreciación de la moneda no puede causar crecimiento económico

Cuando un banco central anuncia una relajación de su postura monetaria, los participantes en el mercado de divisas reaccionan rápidamente, vendiendo la moneda nacional en favor de otras monedas, lo que da lugar a una depreciación de la moneda nacional.

En respuesta a esto, varios productores encuentran ahora más atractivo impulsar sus exportaciones. Para financiar el aumento de la producción, los productores se dirigen a los bancos comerciales, los cuales, debido al aumento del bombeo monetario del banco central, se complacen en ampliar su crédito a tasas de interés más bajas.

A través de nuevos créditos, los productores pueden ahora asegurar los recursos necesarios para expandir su producción de bienes con el fin de satisfacer la demanda extranjera. En otras palabras, por medio del crédito de nueva creación, los productores desvían recursos reales de otras actividades.

Mientras los precios internos permanezcan intactos, los exportadores registran un aumento de los beneficios. (Por una cantidad dada de dinero extranjero ganado, ahora reciben más en términos de dinero nacional). La llamada mejora de la competitividad, debido a la depreciación de la moneda, equivale de hecho a un empobrecimiento económico.

La mejora de la competitividad significa que los ciudadanos de un país reciben ahora menos importaciones reales por una cantidad determinada de exportaciones reales. Mientras el país se enriquece en divisas, se empobrece en riqueza real (es decir, en bienes y servicios necesarios para mantener la vida y el bienestar de las personas).

Según Ludwig von Mises,

Las ventajas tan comentadas que la devaluación asegura en el comercio exterior y en el turismo, se deben enteramente al hecho de que el ajuste de los precios internos y de las tasas salariales al estado de cosas creado por la devaluación requiere cierto tiempo. Mientras este proceso de ajuste no se haya completado, se fomenta la exportación y se desalienta la importación. Sin embargo, esto sólo significa que en este intervalo los ciudadanos del país devaluado están recibiendo menos por lo que venden en el extranjero y pagan más por lo que compran en el extranjero; al mismo tiempo, deben restringir su consumo. Este efecto puede parecer una bendición en la opinión de aquellos para quienes la balanza comercial es la vara de medir el bienestar de una nación. En un lenguaje sencillo, debe describirse de esta manera: El ciudadano británico debe exportar más bienes británicos para poder comprar la cantidad de té que recibió antes de la devaluación por una cantidad menor de bienes británicos exportados.1

Contraste la política de depreciación de la moneda con una política conservadora en la que el dinero no se expande. Bajo estas condiciones, cuando la reserva de riqueza real se expande, el poder adquisitivo del dinero seguirá su ejemplo. Esto, en igualdad de condiciones, conduce a la apreciación de la moneda. Con la expansión de la producción de bienes y servicios y, en consecuencia, la caída de los precios y la disminución de los costos de producción, los productores locales pueden mejorar su rentabilidad y su competitividad en los mercados extranjeros, mientras que la moneda se está apreciando.

Cualquier manipulación del tipo de cambio de la moneda sólo puede empeorar mucho las cosas en lo que respecta a la asignación de recursos escasos.

El artículo original se encuentra aquí.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1960 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
1420
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.