Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Expertos advierten de una vuelta a la guerra civil si no se reimpulsa el proceso de paz en Sudán

20/12/2009 10:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El complejo proceso de paz de Sudán sigue adelante hacia las elecciones generales de abril de 2010, las primeras sin partido único de los últimos veinte años, a pesar de que los expertos llaman la atención sobre importantes carencias en la aplicación de los distintos acuerdos de pacificación. El grupo de estudios International Crisis Group (ICG) advierte de una "ruptura violenta" y recomienda a la comunidad internacional incrementar sus presiones para facilitar la implementación de los acuerdos de paz, en especial en lo que respecta al respeto de los derechos fundamentales y a la demarcación definitiva de la frontera entre Norte de Sudán y Sur de Sudán.

El objetivo final a largo plazo es la celebración de un referéndum de autodeterminación para Sur de Sudán que, según los acuerdos de paz, debería convocarse para 2011, así como la pacificación definitiva de la región de Darfur.

Los beligerantes de la guerra civil, el Gobierno central y el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM) firmaron en 2005 el Acuerdo Integral de Paz (CPA, por sus siglas en inglés), con una hoja de ruta para la democratización y posible división del país, pero también cuentan el Acuerdo de Paz de Darfur suscrito en 2006 con el principal grupo rebelde de Darfur, el Movimiento de Liberación de Sudán (SLM), y el Acuerdo de Paz del Este de Sudán, también de 2006, con los rebeldes del Frente Oriental.

"Sudán se dirige hacia una ruptura violenta y el tiempo se agota", advirtió el asesor del ICG Fouad Hikmat en declaraciones recogidas en el informe "Sudán: evitar la implosión". Según los analistas del grupo, "si la comunidad internacional no interviene para garantizar la aplicación completa del acuerdo Norte-Sur de Sudán y refuerza otros acuerdos centro-periferia, el país podría volver a una guerra civil a gran escala" como la de 1983-2005.

Un indicio de esta deriva hacia la violencia podría ser la adquisición de armamento por todas las facciones, tanto rebeldes como Ejército, tal como denuncia el grupo Small Arms Survey (Investigación de Armas Cortas).

VARIOS PROCESOS DE PAZ

Las negociaciones en marcha entre el Partido del Congreso Nacional (NCP) del presidente sudanés, Omar Hasan al Bashir, y el SPLM "no pueden conseguir la paz en todo Sudán", advierte el ICG. Ambas partes defienden las elecciones, pero por razones erróneas: el partido de Al Bashir "quiere reinstaurar su legitimidad", mientras que "el SPLM quiere garantizar que se celebre el referéndum".

"La situación es más urgente porque la unidad nacional ya no es atractiva para los sursudaneses. El referéndum casi con toda seguridad tendrá como resultado la independencia pese a las dificultades de establecer un estado estable, viable y separado", apunta el ICG.

Los expertos emplazan concretamente a las autoridades centrales reformar las leyes para garantizar unas elecciones libres y justas mediante la garantía de las libertades de expresión, reunión y movimiento. Sin embargo, el ICG recomienda aplazar estos comicios de abril a noviembre de 2010 para permitir preparar mejor estos comicios. En cualquier caso, el proceso de registro de votantes comenzó, no sin cierta polémica, el pasado 31 de octubre. El presidente de Sur de Sudán, Salva Kiir, no dudó en hacer un llamamiento por la independencia.

Además, el país se encuentra inmerso en una especie de precampaña electoral en la que las fuerzas de seguridad juegan también un papel, según denuncian los observadores internacionales del Centro Carter que constatan cómo la Policía emplea gases lacrimógenos contra los actos de la oposición en Jartum. El Centro Carter también recoge los ataques contra las sedes del CNP en dos localidades de Sur de Sudán.

Como paso previo necesario a la celebración de los acuerdos, según los especialistas del ICG, NCP y SPLM deben cerrar la negociación sobre el modo en el que se relacionarán entre sí las dos entidades, Sur de Sudán y el Sudán controlado por el gobierno central. Ello contribuiría a liberar esfuerzos para estabilizar la situación en Darfur.

PRESIÓN INTERNACIONAL

En la escena internacional, el objetivo debería ser que se incremente la presión de las potencias y la ONU. Así, el ICG pide el nombramiento de un mediador de renombre que actúe de catalizador en los distintos procesos de paz. Esta figura podría lograr compromisos económicos y políticos de las partes, pero también serviría para denunciar y sancionar a quienes se nieguen a cooperar.

Asimismo, el ICG propone julio como fecha límite para decidir si se mantienen las previsiones utilizando mecanismos de evaluación que deberían ponerse en marcha de inmediato. De lo contrario, sería necesario lograr un compromiso mínimo para evitar un "caos mortal": un referéndum en el sur tal como estaba previsto, con un acuerdo aún sin aplicar.

"El reto es impulsar un proceso que tenga como resultado unas elecciones creíbles y justas, un referéndum en su fecha y, si el resultado es la independencia, que genere dos estados viables económicamente y estables democráticamente", indicó el director del programa para África del ICG, François Grignon.

"La transformación democrática debe ser el objetivo principal, ya que en definitiva sólo esto puede afianzar la paz y la estabilidad", concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1486
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.