Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miguel Melenciano escriba una noticia?

La experiencia de ser fanático, una pasión exacerbada, desmedida y tenaz

29/11/2009 22:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo imperecedero y memorable de esa fecha, es que aprendí a ser fanático, y déjeme decirle que ser fanático, conlleva mucho sacrificio y el stress que causa, es tremendo

Por: Miguel Melenciano

New York, (PP).- El pasado miércoles 4 de noviembre será una fecha inolvidable para quien escribe, no porque en un día como ese hayan nacido figuras de las tallas del Rey Alfonso II de Nápoles, de Carlos III Felipe, del matemático Frances Pierre Girard, de la ex primera dama de estadounidense Laura Busch, esposa del presidente George Busch y otras grandes personalidades del mundo contemporáneo.

Tampoco ese cuatro de noviembre será recordado por mí, porque esa violencia generalizada y sin control en republica Dominicana que recreaba en sus “Relato Semanal” el cineasta Miki Bretón, le arranco de un tajo la vida, sin que hasta el momento podamos saber a ciencia cierta, los motivos que provocaron ese lamentable hecho.

Pero mucho menos, ese día será recordado por este simple mortal, porque la Universidad APEC pusiera en circulación un libro de Ética, titulado “Los valores morales desde la perspectiva de la fe”, en un país donde las personas que le gustan la lectura, son exiguas, la doble moral es un principio -“Santo de día y Demonio de noche”- y la fe cuando me convenga.

Lo imperecedero y memorable de esa fecha, es que aprendí a ser fanático, y déjeme decirle que ser fanático, conlleva mucho sacrificio y el stress que causa, es tremendo, pero tan enorme pueden ser los daños que podría causar a tercero, cuarto, quinto, y etcétera, porque esos efectos no tienen limite.

Este fanatismo -no característico en nosotros- lo pude descubrir, cuando mí coterráneo, Pedro “El Grande” Martínez, pichaba el sexto juego de la pasada serie mundial, y el Japone Hideki Masuit, que durante la temporada regular su promedio no fue tan bueno, le saco la bola de home run, trayendo al plato las primeras dos carreras en los primeros inning del encuentro.

Los daños que causa el fanatismo son tremendo, y perjudica a tercero, cuarto, quinto, y etcétera, porque sus efectos no tienen limite

Hay dios mío, cuantas fueron las maldiciones que le eche al vendito japone, del tiro hasta las lagrimas me saltaron, e inmediatamente una situación de tristeza me embargo el cuerpo entero, hasta que me desplomé en un estado depresivo, inexplicable, que por más que yo quise reaccionar, no podía volver en sí, porque nunca es oído, que alguien vuelva en no.

Esa situación me obligo a reflexionar, ya que por mi mente pasaron tantas cosas, y me pregunte, ¿situaciones como ésta, es que han provocado que fans o fanáticos como se le quiera llamar, se obsesionen con una persona, sea esta, artista, deportista, actor, religioso, político, etc., y lleguen al extremos de fastidiarla, y hasta quitarle la vida?.

¿Sera a caso, que este mismo fanatismo es el que hace, que hombres cargado de explosivos, en nombre de Al-la, y en busca de 21 señoritas en el más allá, se hagan detonar, sin importarle que con esa acción, mueran hombres, mujeres y niños, inocentes, que ante este hechos deleznable y sorpresivo, no tiene posibilidad de defenderse?.

Hoy, he jurado, jamás en mi vida exteriorizar, ni interiorizar los amargos sentimientos que provocan el fanatismo, porque lo considero, que cuando se convierte en una pasión desbordada y sin control podría dañar, hasta el ser más querido, como sucede a diario cuando por causa de celos, hombres asesinan a sus esposas y viceversa.


Sobre esta noticia

Autor:
Miguel Melenciano (113 noticias)
Visitas:
9098
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.