Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lola Duque escriba una noticia?

El éxodo del pueblo saharaui y la esperanza de una tierra prometida

15/11/2010 00:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tal vez el camino de penitencia de Benedicto XVI hubiera sido más rentable si en lugar de acudir a Santiago de Compostela hubiera marchado hacia Tinduf

En los últimos días y sobre todo después de la visita del Papa Benedicto XVI, me preguntaba ingenuamente si la persona que se hace llamar "representante de Dios en la tierra", no hubiera ejercido una labor mucho más significativa si en vez de peregrinar a Santiago de Compostela, hubiera acudido a los campamentos de Tinduf.

Tal vez el pueblo Saharaui, sea hoy el ejemplo palpable del pueblo elegido por Dios que se vé sometido al exilio y que a pesar de los años de penurias en una tierra inhóspita, no pierde de la esperanza de volver a la tierra que por fuerza les fué arrebatada.

Trinidad Jimenez, insiste en no condenar los acontecimientos últimos sucedidos en El Aaiiún, según ella porque otros países no los condenan, pero España no son otros países, mal que le pese al Gobierno, España tiene una deuda moral con el pueblo saharaui.

España ocupa el Sahara en el tercio final del siglo XIX e incluso en 1958, se reconoce el Sahara como provincia española.

En los años 70, la ONU, obliga a España a confeccionar un censo de población saharaui para posteriormente facilitar la celebración de un Referéndum de autodeterminación pero estos no son los planes del Reino de Marruecos que estando ya Franco en puertas de la muerte, decide auspiciar la entrada de miles de marroquís en el territorio saharaui, decidiendo entonces el Gobierno Español firmar los Acuerdos de Madrid, por los cuales, se entrega El Sahara a Marruecos y a Mauritania.

Me gustaría pensar que en esa apretada agenda que tienen tanto Zapatero como el Rey, bien pudiera hacerse un huequito para una corta visita a Tinduf

El 7 de octubre de 1975, el principe Juan Carlos de Borbón, visita El Aaiún comprometiéndose a la defensa del proceso de autodeterminación.

¿que es lo queda de esta historia? Nosotros llegamos, nos aprovechamos del territorio saharaui en aquello que pudimos y después, nos fuimos, no sin antes venderlos (ya sea con dinero o con acuerdos comerciales) a Marruecos y a Mauritania.

¿Donde queda la palabra de un jefe de Estado (El Rey Juan Carlos) ante un pueblo que entonces aún era considerado pueblo español? ¿Como es posible que nuestro Gobierno, pueda asistir a las cumbres internacionales que asiste reivindicando los derechos legales de otros países y calla de manera sibilina cuando el asunto a tratar es El Sahara?

Desde aquí me gustaría pensar que en esa apretada agenda que tienen tanto Zapatero como el Rey, bien pudiera hacerse un huequito para una corta visita a Tinduf. No es pedir mucho, este gesto les honraría y aunque el Rey de Marruecos durante algunos meses nos negara el faenar en sus caladeros, internacionalmente la ONU, no tendría más remedio que aceptar a la República Ärabe Saharaui Democrática como país independiente y con derecho de autodeterminación como así ya lo han hecho más de ochenta países del mundo.

Más artículos en

http://www.fatiguitasdecai.es


Sobre esta noticia

Autor:
Lola Duque (130 noticias)
Visitas:
5161
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.