Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Dos exministros británicos, acusados de tráfico de influencias

23/02/2015 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Unos periodistas que se hicieron pasar por unos hombres de negocios acusaron a dos exministros británicos de haber aceptado utilizar sus influencias para favorecer a una empresa privada, lo que provocó la expulsión de uno de ellos de su grupo parlamentario.

Las investigaciones periodísticas acusan de tráfico de influencias a los parlamentarios Jack Straw, ministro de Relaciones Exteriores británico durante la invasión de Irak, en 2003, y Malcolm Rifkind, que ocupó altos cargos durante el gobierno conservador de David Cameron.

Según los periodistas del diario The Daily Telegraph y la cadena Channel 4, Straw estableció una tarifa de unas 5.000 libras esterlinas diarias (unos 7.600 dólares) por utilizar sus redes de contactos. Por su parte, Rifkind dijo que podía dar a los empresarios "acceso" a los embajadores británicos.

Las acusaciones se producen a 10 semanas de unas reñidas elecciones en Reino Unido, lo que podría centrar la campaña en la ética de los políticos.

Aunque ambos niegan haber tenido un comportamiento inadecuado, el grupo parlamentario conservador expulsó a Rifkind, mientras el partido organiza una comisión disciplinaria. Por su parte, Straw anunció que suspendía su participación en el grupo parlamentario de los laboristas.

Pese a que los miembros del parlamento no tienen prohibido obtener ingresos adicionales en empresas privadas, hay reglas estrictas sobre las labores que pueden ejercer. Asimismo, los diputados deben declarar todos sus intereses en un registro público y no pueden hacer uso de sus recursos como parlamentarios.

Ambos afrontan ahora una investigación de la Comisión Parlamentaria, que investiga las presuntas violaciones por parte de los representantes del código que los rige y la sanción podría incluso llegar a una suspensión temporal de la Cámara de los Comunes.

Straw afirma que sus colaboración con la empresa privada iba a realizarse después de su salida de la cámara, tras las elecciones del 7 de mayo. "Hay reglas muy, muy estrictas sobre lo que los miembros del Parlamento pueden y no pueden hacer", dijo a la radio BBC y afirmó que había actuado con apego a la norma.

Rifkind, quien encabeza el comité parlamentario que supervisa los servicios de inteligencia, se comprometió a luchar con "todas sus fuerzas" contra las acusaciones. "No acepté ninguna oferta. Era una discusión preliminar. No estaba para nada negociando. Lo siento, pero Channel 4 es muy bueno para sacar citas fuera de contexto", aseguró.

Straw fue ministro de Relaciones Exteriores y de Justicia en los gobiernos laboristas de Tony Blair y Gordon Brown.

Rifkind, declarado Lord en 1997, fue ministro de Defensa, de Exteriores y de Transporte en el gobierno conservador de John Major.

Los periodistas contactaron con doce diputados en el marco de su reportaje. La mitad no contestó y uno explicó a los pretendidos empresarios que sus contactos no estaban "en venta".


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2125
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.