Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

¿Existen planetas lejanos en nuestro sistema solar? 1

11/02/2010 00:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Antes que Galileo apuntara su telescopio a los cielos hace ahora 400 años, el sistema solar era un lugar bastante simple. Aparte de la Luna, el Sol, los planetas hasta Saturno, tan sólo a simple vista eran evidentes algunos cometas visitándonos ocasionalmente.

Sin embargo, las cosas se volvieron más interesantes a medida que los telescopios y sus detectores mejoraron. Descubrimientos importantes incluyeron a los planetas Urano y Neptuno, al igual que nuevas categorías de objetos, en especial los asteroides del cinturón principal entre Marte y Júpiter, y posteriormente los objetos helados del Cinturón de Kuiper más allá de la órbita de Neptuno.

De forma notable, esta fase de descubrimientos en el sistema solar continúa a un ritmo acelerado, mientras los avances tecnológicos nos permiten penetrar cada vez más lejos en los abismos, más allá de los planetas conocidos. Los continuos progresos observacionales y las nuevas especulaciones basadas en ellos nos llevan a preguntarnos qué más podríamos encontrar en estas alejadas regiones.

El barrio más alejado descubierto hasta ahora del sistema solar es el Cinturón Kuiper. Este cinturón se extiende hasta al menos 1000 unidades astronómicas y contiene una rica abundancia de cuerpos primitivos que son, en parte, remanentes de la época de formación planetaria. Los astrónomos han identificado desde 1992 más de 1000 objetos del Cinturón de Kuiper, la mayoría de más de 100 km de diámetro. Se cree que un gran número de objetos menores que espera ser descubiertos: el Cinturón de Kuiper alberga quizá al menos 100 millones de objetos helados con diámetros de 1 km o mayores.

La existencia de verdaderos planetas en los confines del sistema solar es una posibilidad real

Algunos de estos cuerpos escapan del cinturón y se mueven hacia el sol, en su camino se vaporizan y pueden observarse en forma de cometas de corto periodo. En el otro extremo, los KBOs más grandes conocidos del cinturón son Plutón y Eris de unos 2300 km de diámetro.

El satélite de Neptuno Tritón, que es casi seguro un KBO capturado, es mayor todavía, 2700 km. Sin embargo, Tritón can sólo tiene el 0, 3% de la masa de la Tierra. ¿Podrían esconderse cuerpos del tamaño verdaderamente planetarios en el Cinturón de Kuiper?

Una respuesta a simple es un incalificable "sí". El Cinturón de Kuiper es una región, en la que existe muchísimo espacio para ocultar cuerpos del tamaño de la Tierra, o incluso mayores.

Hagamos un experimento imaginario, donde transportamos un gemelo de la Tierra a 5 unidades astronómicas (UA), la distancia de Júpiter. A esta distancia la réplica de la Tierra tendría una magnitud de 2, 6, sería comparable con estrellas fácilmente distinguibles en el cielo a simple vista. Al observarla mediante un telescopio podríamos verla como un disco aparente de 4 segundos de arco, aproximadamente el mismo tamaño aparente del planeta Urano. Si continuamos alejando a esta "Tierra" a 30 UA (la distancia de la órbita de Neptuno), nuestra "Tierra" tendría una magnitud de 10, 8 y un diámetro aparente de 0, 6 segundos de arco. A esta distancia que necesitaríamos un telescopio para verla y además sería tremendamente complicado poder ver algún detalle en su disco.

A una distancia de 600 UA, mucho más lejos que cualquier planeta o KBO conocido, la "Tierra" aparecería como una magnitud cercana a 24, y con un diámetro angular de tan sólo 30 milisegundos de arco. Permanecería no detectada en nuestros sondeos celestes. Para detectarla necesitaríamos un potente telescopio profesional, además de saber a qué dirección apuntar. El disco aparente sería demasiado pequeño para poder ser resuelto incluso por los telescopios más grandes y avanzados que utilizan óptica adaptativa.

Vista artística desde la superficie de Plutón. Vemos a su gran satélite Caronte y en la lejanía a un muy distante Sol

El propio Neptuno aparecería con magnitud 24 al ser desplazado a 1200 UA, tampoco resultaría pues detectado en nuestros sondeos. Tampoco podríamos detectar estos cuerpos a través del análisis de sus perturbaciones gravitatorias. Los cálculos muestran que mediante este tipo de estudio, la Tierra podría detectarse sólo hasta 50 UA, mientras que Neptuno a 130 UA.

Además, sucede que aunque pudiéramos detectar estos planetas enormemente lejanos, tendríamos muchas posibilidades de confundirlos con estrellas de fondo, puesto que a esas distancias estos cuerpos tardarían muchos miles de años en completar una vuelta en torno al Sol, por lo que se mueven muy lentamente, y por tanto permanecen aparentemente casi inmóviles.

Continuará...

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
14792
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.