Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Exiliados en Miami se manifiestan por la libertad de Cuba tras muerte de Castro

01/12/2016 04:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Cientos de cubanos se manifestaron este miércoles en Miami por la libertad de Cuba y para celebrar una vez más, pero esta vez con ánimo menos festivo y más solemne, el fallecimiento del líder revolucionario Fidel Castro.

Varias organizaciones de exiliados convocaron a una manifestación en la emblemática Calle 8, que días antes fue escenario del jolgorio que embargó a los cubanos.

Desde la muerte el viernes de Castro a los 90 años, los exiliados en Miami salieron a celebrar en una fiesta con salsa, tambor y champaña que se prolongó, ininterrumpidamente, hasta el domingo de noche.

Pero este miércoles el tono era sobrio, y no había cantos, baile ni consignas.

"Pedimos la condena internacional del régimen, llamamos a la reconstrucción de Cuba y al apoyo a la resistencia en la isla", dijo a la multitud Silvia Iriondo, presidente de Madres y Mujeres Anti-Represión.

Una niña llevaba un cartel que decía "si no has vivido nuestro dolor, no puedes juzgar nuestra alegría" y un hombre mostraba la portada del Miami Herald con la noticia de la muerte de Castro, arropado con la bandera como capa y con un habano en la boca.

"¡Han sido días de protesta y civismo, porque ahora somos cubanos libres! ¡El exilio no se rinde!", dijo en el podio Orlando Gutiérrez, secretario nacional del Directorio Democrático Cubano.

Cuando acabaron los discursos, sonó el tema de Willy Chirino "Nuestro día ya viene llegando", donde el salsero narra su experiencia migratoria y que es para la comunidad cubanoamericana una suerte de himno del exilio.

La gente, al unísono, coreó la canción a medida que se retiraba tranquilamente.

María Campa, de 67 años, contó a la AFP que llegó en 1961 cuando tenía 10 años. "Yo soy Pedro Pan", dijo. Se refería al operativo auspiciado por la Iglesia católica que sacó de Cuba a miles de niños a principios de los años '60.

"Salimos mi hermana y yo solas. No se me quita de aquí -dijo, señalándose la frente- la imagen de toda mi familia llorando en el muelle".

"Imagínate el miedo, a esa edad", siguió. Llevaba una bandera cubana y se protegía de una fugaz lluvia bajo el toldo de una taquería, mientras escuchaba los discursos.

"Uno no debe celebrar la muerte de un ser humano, pero este ser humano es distinto y lo celebro, porque le quitó todo a mi familia".


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2398
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.