Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Exigen alemanes responsabilidades por tragedia de Love Parade

29/07/2010 12:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Unas 300 personas protestaron hoy frente a la sede del ayuntamiento alemán de Duisburg por el accidente del masivo Love Parade que causó 21 muertes, mientras sigue la polémica por deslindar responsabilidades entre organizadores y autoridades. Los manifestantes portaron carteles en los que cuestionaron que siga sin haber “culpables” del accidente del sábado pasado en el que cientos de personas también resultaron heridas, además de exigir la dimisión del alcalde Adolf Sauerland. Las personas congregadas se manifestaron en contra de todos aquellos que consideraron son responsables de la muerte de las 21 personas durante la celebración del Love Parade en la pequeña localidad alemana de unos 500 mil habitantes. Cinco días después de la tragedia, nadie asume la responsabilidad del accidente y se incrementa la polémica entre la policía, la ciudad y el organizador del evento, mientras la opinión pública exige la dimisión del alcalde citadino. La ciudad de Duisburg pretende que la policía asuma su culpa en la catástrofe. El estado de Renania del Norte-Westfalia, donde se ubica la pequeña ciudad, ataca al organizador del evento, Rainer Schaller. El alcalde Sauerland rechazó cualquier responsabilidad sobre la realización y el desarrollo del evento y reiteró que no abandonará el cargo a pesar de las críticas. Sauerland explicó al diario alemán Bild que no firmó ninguna autorización para que tuviera lugar el Love Parade en la ciudad, “puesto que ello no me corresponde como alcalde”. Aseguró que tomará una decisión personal una vez que se conozcan las causas exactas de la tragedia. “Aún hay que aclarar si hubo un fallo en la administración o si la persona encargada fue mal informada”, declaró Sauerland, tras asegurar que ofrecerá toda su ayuda “para esclarecer la catástrofe”. La ministra presidenta (gobernadora) de Renania del Norte-Westfalia, Hannelore Kraft, en una entrevista al diario Rheinische Post, indicó que “hay que distinguir la cuestión de la culpabilidad individual de la cuestión de responsabilidad política”. Respecto a la segunda declaró que “el alcalde de Duisburg y los responsables en las altas instancias de la ciudad deberán asumir al final la responsabilidad política”. El experto del Partido Liberal, Horst Engel, opinó que “Sauerland es el ´no muerto´ en la administración de la ciudad en Duisburg”, en relación al fin de su carrera política en la alcaldía. “En ningún caso puede permanecer en su puesto. Ser jefe del ayuntamiento conlleva la responsabilidad última de todos sus subordinados en el organismo, independientemente de si ha firmado o no algún documento”, consideró. El ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, declaró este jueves a un programa de televisión que “Sauerland está bien asesorado para responder rápidamente a la cuestión sobre la responsabilidad moral”. Jäger se mostró convencido de que las investigaciones desembocarán en un proceso penal. “En este punto, la Fiscalía tendrá que analizar, como es natural, el papel de la ciudad de Duisburg en lo sucedido”. “Tras el informe sobre las primeras investigaciones está claro que la ciudad de Duisburg concedió el permiso a los organizadores a pesar de que el único acceso de entrada y salida era mucho más pequeño y mucho más estrecho de lo marcado por ley”, indicó Jäger. “Esto será un problema de la ciudad de Duisburg, que deberá justificar su decisión de aprobar el evento”, agregó el ministro. Sin embargo, la responsabilidad de lo sucedido en la antigua estación de mercancías corresponde al organizador del Love Parade, Rainer Schaller, según Jäger. “Sólo el organizador es el responsable de la seguridad de las personas dentro del espacio donde se desarrolla el evento y nadie más”, enfatizó el ministro alemán. “La policía tiene el deber de proporcionar seguridad fuera del recinto de celebración. La policía evitó que hubiera un mayor número de muertos y heridos en el lugar. Schaller debería mostrarse más recatado a la hora de lanzar sus críticas contra la policía”, añadió. Durante una aglomeración en un túnel de acceso al recinto donde se celebró el Love Parade el pasado sábado, miles de personas quedaron atrapadas, lo que provocó un “ataque de pánico” y mientras unas personas pretendían salir, otras intentaban entrar al mismo tiempo. Además, de las 21 víctimas mortales, 500 personas resultaron heridas y 25 permanecen aún hospitalizadas. A las exequias previstas para el sábado próximo, asistirán la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, y el presidente federal, Christian Wulff, el alcalde, no participará “por respeto a los familiares de las víctimas”, comentó. El funeral se llevará a cabo en la iglesia de Salvador en Duisburg y será transmitido en numerosos lugares de la ciudad, como el estadio de fútbol de Duisburg, con capacidad para 25 mil personas, y en otras 20 iglesias.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2312
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.