Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Las excentridades del nuevo mundo, las ventanas del Castillo

21
- +
20/09/2017 06:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Corrí y mate alacranes hasta de un metro

Fuente Literaria

 

Mi nombre es Quazil, soy viudo, hace años inicié una programación de viajes galácticos, buscando una casa para descansar, fuera de la mirada de mis amigos, que son mis enemigos. He viajado por una diversidad de planetas, pero, solo en la tierra pude encontrar un viejo castillo que me daba paso a cuatro ambientes climáticos, le denominé El Cerro Azul. De otras vías lácteas, traje dragones, un enano, dos cocineras, unos minotauros y centauros por su habilidad en manejar el arco. El castillo, es muy fresco y mi familia ocupaba solo una parte de él, todas sus puertas eran de madera, igual que sus ventanas, tiene 53 salas habitacionales.

, le servían al antiguo dueño y, empecé a fumigarla y le di una limpieza general, tomé la habitación que daba hacia el faro y por sus ventanas entraba mucho frío y descubría mis sabanas tiradas al pie de la cama, siempre me levantaba de madrugada a ver el mar y ver las estrellas de colores vivos como destellantes.

Tuve que fumigar mucho, los alacrancillos se multiplicaban mucho. Era una plaga feroz. Cuando estoy en el castillo, trabajo mucho, casi no duermo, trabajo diez horas frente al computadora y paso por la recamara a ducharme, más allá del primer amanecer, nada me da miedo, ni los muertos, visitaba el cementerio de un caserío y leía lo transcrito las lápidas, casi todas las tardes, en otras horas, visitaba La Asamblea Evangélica a escuchar el mensaje de La Palabra de Jehová.

Camino por la oscuridad, así nadie me ve, voy distinguiendo las sombras que me acompañan, entre ella, La Serpiente Desnuda. Ella, siempre caminaba muy despacio hacia mí y se transformaba en una morena alta con bata clara, su legua larga se movía de un lado a otro. Al lado de ella, caminaba siempre un fantasma que se desaparecía, cuando llegase de un viaje fuera de la órbita terrestre.

En esta galaxia, estoy de paso, me da mucho vértigo estar aquí, por el espacio. Hay mucha resistencia y el hombre de este lugar busca estar al servicio de las ideas, mi trabajo, consiste en memorizar, estoy en un vertedero, encerrado entre dos filas de montañas con la nave y dos damas de acompañante, da vértigo, estarse aquí., es ocupar un espacio necesario. Ahora se trabaja con puros proyectos y visitar los poblados buscando un ejercicio mejor.

Por ello propongo una nueva definición de vanguardia opuesta a la tradicional:

Todo, tiene que estar trazado al modelo de los espacios necesarios. Estoy, en una base de prácticas misilisticas, todo se encuentra marcado por la raíz que lo agrupa todo y, hay que estar muy definido para recordar las deducciones del cuerpo, este elemento junto a las definiciones de cuerpo, raza y género nos lleva a un criterio de la realidad

Me gustaría recalcar que las fechas son parte de un proceso extenso. Para mi generación de soldados, aquellos que empezamos a comienzos de los años ochenta,  los cambios sociopolíticos que llevaron al neoliberalismo y a las políticas de Reagan y Thatcher resultaron definitorios. Fue, además, el momento del auge de la postmodernidad. Esta tendencia supuso una vuelta a medios tradicionales como la pintura y la escultura; o, en arquitectura, significó otorgarle importancia a la ficción y las escenografías. Pero hubo otras tendencias postmodernas en arte y arquitectura donde esto no era lo importante. Lo esencial era confrontar la idea de modernidad, de verdad absoluta y universal, Jugar con las ideas pueden resultar un peligro. pero esta idea puede resultar peligrosa. Para la derecha reaccionaria esto se tradujo en querer incrementar las leyes de censura. Pero en la izquierda se produjo un movimiento parecido al decir, por ejemplo, que las imágenes que representaban violaciones podían motivar violaciones, generando otro sistema de censura donde algunas cuestiones no podían tener cabida en la vida pública, en vez de ser confrontadas y discutidas. Esta idea, la del debate como constitutivo de la obra de arte, fue esencial para ciertos teóricos de la postmodernidad.

Por ello propongo una nueva definición de vanguardia opuesta a la tradicional: en vez de eliminar el pasado o proyectar a un nuevo futuro, argumenta que es en las fracturas del presente inmediato donde opera el poder de la vanguardia. ¿Es así? - La visión oficial de la vanguardia histórica podría dividirse en dos vertientes: transgresora y legislativa: es decir, elimina el orden establecido o propone un nuevo orden. En la transgresora incluiríamos el arte Dada o surrealismo; en la legislativa, la Bauhaus o el constructivismo ruso. Pero ninguno de estos dos modelos parece adecuado en nuestro presente. Me interesan las condiciones actuales en las que no hay un orden claro al que oponerse, un orden al que sustituir, sino una realidad más difusa basada en agencias de datos y organismos privados. La idea fundamental de la transgresión es que hay un "ahí fuera" que transgredir. Pero yo no creoen la definición de un "ahí fuera" o un "aquí dentro". Creo en una visión de estado de emergencia donde no hay un orden preestablecido tan claro. Creo que la labor del historiador debe basarse en recuperar momentos pasados que nos puedan resultar útiles a la hora de explicar el presente.  Desde luego. La labor del crítico, del historiador y del teórico deben entrelazarse, mezclarse. Cómo esto se relaciona con la definición de una forma de ciudadanía, es una buena pregunta. Creo que en aquellos países en los que se suponía que había sistemas democráticos, como Estados Unidos, la conciencia crítica y el compromiso con las diferentes formas de ciudadanía eran vistos como valores que debían ser cultivados, algo que no venía dado, sino que debía ser cuestionado y desarrollado. Tanto el arte como la universidad han estado comprometidos con esta idea. Lamentablemente, parece que esta idea se ha convertido en un proyecto utópico, heurístico e hipotético, no real y obligatorio. Una conciencia crítica que discuta el pasado para entender el presente, como señalaba la filósofa. - Desde luego. Creo que esa es la labor principal del académico, mantener viva la historia y el compromiso con la sociedad. Al mismo tiempo,  es inevitable no verse seducido por una idea cosmopolita de ciudadanía, algo problemático desde la izquierda, porque puede acabar abogando por un cosmopolitismo naif y un neoliberalismo globalizador.

Cuando pensamos en el futuro, tendemos a imaginar las cosas que llegarán, pero resulta mucho más esclarecedor dibujar ese futuro identificando las cosas que dejarán de existir. "Es como mirar por el retrovisor de un coche. Aún no vemos los tramos de carretera que tenemos por delante pero sí vemos lo que vamos dejando atrás", "La rapidez con la que está cambiando el mundo es la pregunta principal a la que hay que dar respuesta periodística", El fin del mundo tal y como lo conocemos se divide en dos partes. García Aller dedica la primera a señalar cosas que se acaban y la segunda se ocupa de ideas que se acaban, siendo este segundo grupo el que a mi juicio de autor tendrá un mayor impacto en el comportamiento humano. Entre las cosas que se acaban, la autora incluye el fin del trabajo, y analiza sus pros y sus contras. "Es mejor ir haciéndose a la idea. Todo lo que pueda hacer un algoritmo lo terminará haciendo. En las anteriores revoluciones tecnológicas automatizaron los trabajos físicos. Ahora les toca a todos los demás. Sobre todo, a los más rutinarios", escribe García Aller. No en el libro, pero sí al ser preguntada por ello, incluye dentro de este saco a su propia profesión, el periodismo, y señala que ya hay agencias de noticias que automatizan las informaciones con los resultados deportivos o los valores de la bolsa.  En el futuro  el fin de las "cosas": ya no se pagará por tener, sino por usar. Del mismo modo que ocurre con Spotify o Netflix, ocurrirá -ya está ocurriendo- con los vehículos. En las páginas siguientes también anuncia el fin del dinero, de los volantes, de las tiendas, el del petróleo como principal fuente de energía (quizá la muerte más previsible de todas las que recoge la historia política que la mismísima OPEP acepta para 2040) y hasta de los camellos de la droga, sustituidos progresivamente por los ciber camellos que operan en la Deep web. En el terreno de las ideas, nos encontramos con el vaticinio del fin del reloj biológico que obliga a la maternidad en una franja de edad determinada; el fin de la globalización, con la llegada del proteccionista Trump a la Casa Blanca y el triunfo del Brexit; el fin de la utilidad del aprendizaje de idiomas con la llegada de los programas la traducción simultánea... De todos los cambios que recoge el tiempo, el más inquietante es probablemente,  el fin de la privacidad debido al rastro que de manera consentida dejamos al usar todo tipo de aplicaciones móviles. El más esperanzador,  el fin de la muerte. Y el que, en opinión de mí persona, más está cambiando el comportamiento humano: el fin de la conversación. "Es algo omnipresente pero todavía no nos estamos haciendo todas las preguntas que deberíamos acerca de lo que esto supone". Hace diez años nació el primer teléfono inteligente, la primera versión del iPhone, y dos o tres años después empezaron a popularizarse a gran escala. De modo que no hace ni una década que los teléfonos con conexión a internet se hicieron ubicuos, pero en tan poco tiempo han conseguido transformar radicalmente nuestra vida cotidiana.

Aldana, se ha dormido, aparece Alondra y Zafiro le dirige la palabra. En este planeta hay centros de manipulación genética y, desean traspasar la muerte, la gran quimera del ser humano., Aquí, hay muchos científicos excéntricos. Además de la reprogramación celular, la medicina preventiva a partir de la secuenciación del genoma y de la bioimpresión de órganos artificiales, los expertos anticipan otros muchos avances derivados de todas estas nuevas líneas de investigación, Y aquí, hacen esos estudios con verdadera identifación

Me gustaría recalcar que las fechas son parte de un proceso extenso


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (149 noticias)
Visitas:
446
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.