Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ángel Alejandro David escriba una noticia?

¿Por qué Evo Morales fue el único presidente invitado al Foro Social Mundial?

07/02/2011 23:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente Evo Morales, de Bolivia, fue el único presidente invitado al Foro Social Mundial que este año se realiza en Dakar, Senegal

¿Por qué Evo Morales fue el único presidente invitado al Foro Social Mundial?

En el Discurso que pronunció durante la jornada inaugural, ante unos cuarenta y cinco mil asistentes, hizo énfasis en lo que era previsible:

Para salvar la vida y la Humanidad tenemos la obligación de identificar a los enemigos internos y externos, combatir el imperialismo norteamericano, el capitalismo como su principal instrumento financiero que domina a los pueblos del mundo.

Hay que cambiar los modelos económicos para evitar el cambio climático.

Hay políticas para expulsar a los pobres pero no políticas para expulsar a los ricos.

Mientras haya injusticia en los distintos continentes y mientras haya opresión o represión del capitalismo en los pueblos, los pueblos seguirán rebelándose.

Los pueblos están movilizados y esta rebelión se siente desde África, desde América, últimamente sentimos la rebelión de los pueblos árabes contra el imperialismo norteamericano.

No es muy claro si las rebeliones que efectivamente se sienten (estos días en el mundo árabe) son específicamente contra el imperialismo norteamericano, pero que el capitalismo es un instrumento financiero enemigo de la humanidad ya lo saben hasta los más furibundos capitalistas. Que Hay que cambiar los modelos económicos para evitar el cambio climático y que hay políticas para expulsar a los pobres pero no políticas para expulsar a los ricos, son obviedades, es como decir que hay uvas. El problema es cómo: cómo se puede cambiar eso.

Evo en Bolivia está empeñado en sacar adelante lo que llama un Proceso de Cambio, una «Revolución Democrática y Cultural». Y como son tan pocos los que hoy se atreven a proponer algo diferente al más o menos dejarse llevar por la corriente de una situación que parece una condena inevitable, «el fin de la historia», supongo que eso tuvo que ver en la invitación que le hicieron.

A propósito de Procesos de Cambio el escritor Inglés Graham Green dice lo siguiente:

Me encuentro siempre dividido entre dos creencias: la creencia de que la vida debería ser mejor de lo que es y la creencia de que cuando parece mejor es en realidad peor.

Y eL escritor Húngaro Imre Kertesz, premio Nóbel de Literatura 2002, dice:

Quien ve (o, más bien, reconoce) los problemas tal como son, debe renunciar a la solución de dichos problemas; el problema no está en los problemas, sino en algún sitio fuera de ellos. Sólo Jesucristo pudo plantear el problema de Roma en plena descomposición, precisamente porque renunció a tratar pragmáticamente los problemas; y al final tuvo razón, su terrible destino demuestra hasta qué punto era desesperanzada y al mismo tiempo imprescindible la renovación radical.

De manera general la Revolución de Evo ha consistido en lo siguiente: tratar de poner en orden la casa y evitar que los parásitos de siempre se lleven la mejor parte. Estableció con las transnacionales petroleras un nuevo convenio mucho más favorable al país. No es exactamente una «nacionalización» como se proclamó, pero si fue una medida que le ha dejado a Bolivia bastantes millones de dólares más.

Le ha dado voz y voto a las mayoría indígenas tradicionalmente discriminadas: hoy, junto con sectores intelectuales de izquierda y profesionales de la clase media, son mayoría en la Asamblea legislativa, o sea que apoyándose en la Nueva Constitución ha tenido carta blanca para aprobar las leyes que ha querido casi sin ninguna oposición: de educación, anticorrupción, antirracismo, del Órgano Electoral, del Régimen Electoral, del Tribunal Constitucional y del Órgano Judicial, de Autonomías y Descentralización… y la lista crecerá.

Evo recibió el gobierno en 2005 con 1.714 millones de dólares en reservas internacionales y empezó el 2011 con más de 10.000 millones de dólares, lo que le dio pie a proclamar que «Bolivia ya no es un estado mendigo». Según el Banco Central este aumento se debió a La nacionalización de los hidrocarburos (en 2006), el superávit continuo de la balanza comercial, las remesas de los migrantes y el mayor uso de la moneda nacional en las operaciones financieras.

Gran parte de esta bonanza económica, realmente impensable con los anteriores gobiernos, calificados de «neoliberales» por el actual, se ha invertido en bonos a sectores de la población más vulnerables: mujeres embarazadas, niños y niñas en edad escolar, ancianos.

"Quien ve (o, más bien, reconoce) los problemas tal como son, debe renunciar a la solución de dichos problemas; el problema no está en los problemas, sino en algún sitio fuera de ellos"

Claro, también existe la otra versión, la de la oposición: Evo hace lo que le manda Chávez, quiere convertir Bolivia en otra Cuba, quiere acabar con la propiedad y la empresa privada, quiere estatizarlo todo, utiliza la justicia para perseguir a los opositores, busca acabar con la libertad de prensa, es un totalitario.

Los matices internos de todos esos debates no son en blanco y negro, hay muchos matices, mucha tela de dónde cortar. Lo cierto es que la disputa ideológica y política se toma casi todo el espacio, la necesidad de afirmar su poder y ejercer el mayor control posible en todas las instancias del Estado, ha pospuesto de manera grave el tema económico y ya está empezando a pagar el costo de ese olvido, no sólo en términos de imagen y apoyo popular.

Las transnacionales petroleras aceptaron las nuevas condiciones del juego pero dejaron de invertir en la búsqueda de nuevos yacimientos. Eso quiere decir que a cinco años de celebrada «nacionalización» Bolivia se enfrenta a una necesidad cada vez más apremiante de importar combustibles, con el agravante de que como herencia de anteriores gobiernos hay una subvención estatal que le ha permitido al país mantener los precios más bajos de la gasolina y el diesel en toda la región.

Desde hace ya 7 años el precio del petróleo en el mercado interno está congelado en 27 dólares el barril, mientras que a nivel internacional cuesta más de 100 dólares. La subvención estatal a los combustibles subió de 80 millones de dólares en 2005 a 380 millones en 2010. Como es lógico, en esas condiciones el parque automotor, principalmente de autos usados que entraban por los puertos chilenos, creció de una manera desmesurada.

No se sabe quien fue el genio económico al que se le ocurrió la solución: acabar de un solo golpe con el subsidio a los combustibles. Las sospechas recaen sobre el vicepresidente, Álvaro García Linera, que personalmente, mientras Evo estaba en Venezuela, anunció, justo antes de finalizar el 2010, un decreto supremo mediante el cual se suspendía esa subvención, lo que en la práctica significaba un aumento de los precios internos del 73% para la gasolina y del 82% para el diesel.

La cadena de alza de precios en todos los rubros no se hizo esperar, y la reacción popular fue tan fuerte que tan pronto regresó Evo de Venezuela suspendió la medida. Pero el mal ya estaba hecho. Una sensación de pánico e incertidumbre reside desde entonces en el corazón de todos los bolivianos y bolivianas. Los precios que subieron en un día se resisten a bajar y para completar, la escalada del precio de los alimentos a nivel mundial, con los condimentos internos, que en este caso también señalan al manejo económico del gobierno como uno de los presuntos implicados, se sumó a las malas noticias.

Pero bueno, a partir de aquí, póngasele las etiquetas ideológicas que se quiera, más o menos neoliberales, o más o menos socialistas, el problema de Bolivia es sólo uno: generar riqueza, producir. El margen de recursos a que tenía acceso el gobierno mediante sus reformas estructurales se acabó. Se necesita más riqueza y la única manera es producir más y mejor. Y de acuerdo a los postulados del actual gobierno, esa producción debe ser fruto de un modelo económico distinto, no capitalista, debe evitar el cambio climático, disminuir las injusticias y más bien expulsar a los ricos que a los pobres.

La ecuación que describe la complejidad del problema es esta: Quien ve (o, más bien, reconoce) los problemas tal como son, debe renunciar a la solución de dichos problemas; el problema no está en los problemas, sino en algún sitio fuera de ellos. El problema de Bolivia, y de la humanidad, no son sus muchos problemas, sino la necesidad de renunciar a la solución de esos problemas porque el problema no está en los problemas sino en algún sitio fuera de ellos. Si no se renuncia a tratar pragmáticamente los problemas y si no se apuesta todo a una imprescindible renovación radical, la humanidad no se podrá salvar. Sólo quienes hagan eso pueden plantear el problema de Roma (de todas las Romas) en plena descomposición.

Para mí, por eso Evo fue el único Presidente invitado al Foro Social Mundial. Porque todos vamos sabiendo ya lo que realmente sucede pero nos encontramos siempre divididos entre dos creencias: la creencia de que la vida debería ser mejor de lo que es y la creencia de que cuando parece mejor es en realidad peor. La verdad es que quienes menos están capacitados hoy para hallar la solución son los políticos. Ni siquiera pueden plantear el problema. Un político es el ser humano con la mayor imposibilidad de ocuparse de ese lugar que está fuera de los problemas y que es en realidad el problema, pero seguimos esperando que quizá haya por lo menos uno que si pueda.

Por eso la otra mitad, la otra ala, es la «Revolución Cultural». Cultura es identificar los enemigos internos y aprender a luchar contra ellos: Ocúpense de lo fundamental que el resto se les dará por añadidura…

Evo Morales hoy es el 10 de América Latina.


Sobre esta noticia

Autor:
Ángel Alejandro David (10 noticias)
Visitas:
6108
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Presidentes
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.