Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Construguia escriba una noticia?

Cómo evitar el robo en el lugar de trabajo

10/03/2013 18:08
0

imageEl robo es la mayor amenaza a la productividad en el lugar de trabajo. De acuerdo con Maureen Silber, gerente de productos de seguridad en DeWalt, al 95 por ciento de los contratistas profesionales les ha afectado algún tipo de robo en el lugar de trabajo al menos una vez al año. Otros expertos del sector estiman que las pérdidas por robo en el lugar de trabajo ascienden a $1 mil millones cada año. De hecho, el robo en el lugar de trabajo es tan común que muchos contratistas incluyen una determinada cantidad de dinero en sus licitaciones a la hora de calcular los presupuestos de construcción para justificar pérdidas.

Pero la buena noticia es que usted puede mitigarlo significativamente, si no es que lo elimina, con estos simples pasos.

Analice y proteja el lugar

Primero, determine si el lugar presenta riesgos. Antes de que el trabajo comience, visite o conduzca por el lugar a diferentes horas, especialmente tarde en la noche. Recorra el área, de ser adecuado, para determinar si necesita cercas, iluminación o cámaras de seguridad. Con frecuencia una buena cerca y letreros adecuados son los mejores elementos disuasivos contra el robo. Es muy probable que los posibles ladrones no quieran arriesgarse. Asegúrese de que los letreros incluyan números de emergencia para los testigos, la recompensa que se ofrece y advertencias de que hay vigilancia y otras medidas de seguridad.

La iluminación desalienta a los merodeadores y además permite que los vecinos, transeúntes y otros posibles testigos detecten fácilmente cualquier actividad sospechosa. Use luces blancas brillantes de modo que no molesten a los vecinos ni dificulten la visión de posibles testigos.

Haga que las herramientas sean más fáciles de rastrear

Una investigación de DeWalt concluyó que del 85 al 90 por ciento de las herramientas y equipos robados en los lugares de construcción nunca se recuperan. Su primera línea de defensa contra ello es llevar un registro de los números de serie de todos sus equipos y herramientas, y conservar la lista en un lugar seguro. Al compartir esta información con el Registro Nacional de Equipos, usted los incluye en una base de datos nacional que permite a los oficiales del orden público identificar más fácilmente los artículos robados.

Marque o grabe sus herramientas y equipos con el nombre o las iniciales de su compañía. Grabe el número de serie en un lugar oculto (por ejemplo dentro de la carcasa de la herramienta) para impedir que los ladrones lo eliminen.

Considere usar uno de los novedosos sistemas de seguridad que controlan el lugar de trabajo y rastrean los artículos robados. Estos incluyen una unidad de base instalada en el lugar de trabajo y sensores remotos sujetados a las herramientas y equipos. Si los intrusos entran a un área restringida, tocan algún equipo protegido o fuerzan un sensor, se dispara una alarma.

Pida a sus proveedores de herramientas y materiales que indiquen los números de serie en las facturas, incluso de los artículos cuyo envío está pendiente. Cuando finalmente lleguen esos artículos pendientes, deben marcarse como recibidos en una lista de inventario. A veces, los robos reportados son realmente artículos que en realidad nunca llegaron.

Establezca una rutina para guardar bajo llave

Sólo una persona en el lugar de trabajo debe ser responsable de la seguridad y de mantener estrictas rutinas para guardarlo todo bajo llave. Ésta debe ser la última persona que se retire después de:

  • Hacer un inventario de herramientas y equipos
  • Recorrer el perímetro del lugar de trabajo buscando posibles riesgos
  • Asegurar que los equipos y vehículos dejados en el lugar queden inhabilitados o estacionados de modo que estén protegidos; desconectar las baterías, colocar las cuchillas y cucharas sobre el terreno, estacionar los equipos en grupos apretados. A los ladrones les es más fácil llevarse los equipos más pequeños, así que protéjalos colocando los más grandes de tal forma que los más pequeños queden inaccesibles.
  • Cerciórese de que todos los productos estén asegurados o parcialmente instalados. Una nueva unidad de calefacción, ventilación o aire acondicionado dejada en su caja en el lugar de trabajo no está cubierta por el seguro de constructores, pero sí lo está una parcialmente instalada.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en