Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Latinforme.com escriba una noticia?

Cómo evitar que el High Frequency Trading arruine nuestro portafolio

14/08/2009 19:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Paola Pecora

La manipulación en los mercados bursátiles existe desde siempre, salvo que con distinto nombre y modus operandi cada vez. Desde la vulgar y arraigada información confidencial de la que ningún mercado se salva (dado muy frecuentemente en los mercados periféricos donde grandes fortunas se han creado gracias a ella) hasta la última novedad en Wall Street (que no es tal): el High Frequency Trading (HFT) o trading de alta frecuencia. Como su nombre deja adivinar, se trata de operatorias muy frecuentes y repetitivas en su forma, pero no su contenido.

¿Y por qué surge a la luz del inversor común esta metodología de trading? Para que toda historia sea vendible, necesita tener un componente policial: en este caso el robo de un código a nada menos que Goldman Sachs (NYSE:GS).

‘ Es la última moda en Wall Street’ , señalaba Charles Duhigg en The Times, ‘ una forma para un puñado de traders de dominar el mercado accionario, espiar las órdenes de los inversores, y, según los críticos, mismo sutilmente manipular los precios de las acciones. Se llama High Frequency Trading -y de golpe es una de las operatorias de las que más se habla y es una fuerza misteriosa del mercado’ .

Todo negocio tiene sus riesgos, y algunos están más expuestos que otros, saber ubicar y conocer esos riesgos ya constituye un paso adelante para defendernos.

La mayoría de los inversores no conoce que estas maniobras de firmas de inversión de Wall Street -léase Goldman Sachs- pueden estar afectando sus carteras de inversión.

El HFT es lo que comúnmente conocemos en el mercado por ‘ Algorithmic Trading’ . Que equivale a ‘ trading algorítmico’ también llamado ‘ trading automático’ o ‘ black box trading’ , mismo muchos lo han apodado ‘ robo trading’ (el lenguaje anglosajón cuando busca enfatizar un concepto utiliza la lengua hispana).

¿De qué se trata el HFT? El HFT es la utilización de programas de software con estrategias cuantitativas que, siguiendo determinadas pautas se disparan e ingresan al mercado como órdenes tanto de compra como de venta con fuerte volumen. Estos programas se valen de fórmulas algorítmicas que responden a distintas variables: precio, cantidades, horarios, mercados y productos subyacentes y pueden dispararse automáticamente cuando la operatoria en una determinada acción alcanza determinadas condiciones (cuando un determinado precio rompa un determinado nivel, o que determinado volumen sea superado, o que un índice de mercado rompa un nivel determinado, entre otros). Las computadoras gatillan así órdenes luego de recibir información electrónicamente. Movimientos absolutamente imperceptibles para los inversores comunes, y que aunque lo fueran, nada podrían hacer porque la velocidad con que se efectúan esas transacciones es de fracciones de segundos. Las computadoras deciden, como si fuera un humano, cuándo comprar y cuándo vender. Los humanos ingresaron la información y las programaron para que bajo determinadas condiciones, actúen. Bancos de inversión, hedge funds, pero también fondos de pensión (alrededor de un 25%) y fondos mutuales utilizan este sistema para capturar oportunidades de ganancias operando antes que el resto del mercado, y especialmente de la competencia.

Hace tres años, el 30% de las transacciones en EEUU eran efectuadas a través de programas algorítmicos. Hoy, el 70% del volumen en EEUU es efectuado a través de estos programas. También es utilizado en mercados europeos, y en acciones, derivados, monedas, ETFs.

Las firmas que se valen del HFT, que representan alrededor del 2% de las alrededor de 20.000 firmas de trading operando en las Bolsas de EEUU, representan el 73% de todo el volumen accionario en EEUU. No solo Goldman lleva a cabo este negocio para cartera propia. Cientos de pequeños propietary traders (que operan cartera propia) lo hacen, proveyendo de liquidez a las plazas, como buenos especuladores que en definitiva son.

Se estima que GS obtiene el 25% de sus ganancias a través del HFT.

Por qué salta esto ahora en las tapas de los medios financieros... por culpa de Sergey Aleynikov, un ex programador de Goldman Sachs que robó los códigos algorítmicos ultra secretos de las computadoras de Goldman. Estos códigos son joyas preciosas, pero hay que saberlos utilizar. Como quien roba una bomba atómica y no sabe hacerla detonar, puede convertirse en un artefacto inútil. Se necesitan determinadas condiciones: los servidores deben estar interconectados a escasos metros de los de las Bolsas (las Bolsas alquilan esos espacios, y la puja por ellos es feroz, convirtiéndose en ganancias exquisitas para esas bolsas), deben contar con una plataforma determinada (recepción electrónica de información financiera, con creación automática de órdenes ruteadas en microsegundos). Además, estos códigos tienen un tiempo de vencimiento: mientras que las estrategias generales del HFT permanecen a través del tiempo, las micro-estrategias más cortoplacistas varían constantemente: las correlaciones matemáticas se van modificando con la dinámica del mercado y los códigos deben ajustarse. Bajo alta volatilidad, las relaciones de estas estrategias pueden apenas durar segundos. O sea que Aleynikov se alzó con un código que no le va ya a servir para mucho. Los competidores que obtienen estos códigos secretos pueden hacerle perder a la firma propietaria millones de dólares. Se puede seguir la estrategia o jugarle en contra, arruinando la estrategia inicial.

La volatilidad últimamente generada estos años es producto de la operatoria con algoritmos. Y esa volatilidad, es absorbida por los inversores comunes, traduciéndose en pérdidas en sus portafolios.

Tenemos modo de defendernos de estos algoritmos que generan la manipulación del mercado. En primer lugar, las acciones que son tradeadas por estos programas son las de mayor liquidez, las blue chips. Podemos evitarlas y volcarnos a las de mediana y baja capitalización.

Otro modo es Utilizando las herramientas de inversión como el análisis fundamental y siguiendo la solidez de las compañías a largo o mediano plazo para invertir, así como el análisis técnico, viendo el comportamiento dinámico del mercado en tiempo real, siguiendo volúmenes y precios atentamente.

El HFT puede tener un efecto devastador sobre quienes hacen daytrading (es decir abrir y cerrar posiciones en minutos o en el día), no así sobre quienes operan el largo plazo.

Estando alertas y siguiendo estas pautas de inversión, podremos ganarles a los estrategas de Wall Street. Cuando acá el ‘ ganarles’ significa apenas que el HFT no nos arruine nuestra cartera.

Hasta el próximo viernes,

Paola Pecora


Sobre esta noticia

Autor:
Latinforme.com (292 noticias)
Fuente:
latinforme.com
Visitas:
4116
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.