Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Cómo evitar el abuso de trasplantes de órganos en China

08/09/2010 04:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

David Matas

David Kilogur y yo concluimos (la primera vez en un informe publicado en julio de 2006, actualizado en 2007, y luego en un libro titulado Cosecha Sangrienta, presentado en noviembre de 2009), que decenas de miles de practicantes de Falun Gong mueren en China para que sus órganos puedan venderse a pacientes de trasplantes. Les invito a echar un vistazo a nuestro informe, que está en línea o leer nuestro libro para que vean como llegamos a esa conclusión. Falun Gong es una serie de ejercicios con bases espirituales que comenzó en China en 1992 y se prohibió en 1999.

Este ultraje que sucede en China tiene que preocupar a la comunidad mundial, porque es una grave violación a los derechos humanos y también porque el mundo desarrollado es cómplice de este abuso. Cuando China pasó del socialismo al capitalismo, el estado retiró fondos al sistema de salud.

David Matas (Alex Li/La Grande Époque)

Desde 1980, el gasto gubernamental se redujo del 36% al 17%, en todos los gastos de atención médica, mientras que los gastos en el bolsillo de los pacientes se dispararon del 20% al 59%. Un estudio del Banco Mundial informó que la reducción en la cobertura de salud pública empeoró por el incremento de los costos del sector privado.

De acuerdo al médico cardiovascular Hu Weimin, el financiamiento estatal en el hospital donde trabajaba no era suficiente incluso para cubrir el salario mensual del personal. Dijo: "Bajo el sistema actual, los hospitales tienen que lucrar para sobrevivir." Human Rights en China informa: "Los hospitales rurales [tienen] que inventar maneras de hacer dinero para generar suficiente ingresos".

Los hospitales necesitan encontrar financiamiento privado para sustituir el estatal. Las ventas al exterior de los órganos se convirtieron en la forma principal de hacer dinero. El Centro de Trasplante de órganos de la Policía Armada del Hospital General de Pekín establece en su sitio web:

"Nuestro Centro de Trasplantes de órganos es nuestro principal departamento para hacer dinero. Sus ingresos brutos en 2003 fueron de 16, 070, 000 yuanes. De enero a junio de 2004 fueron de 13, 570, 000 yuanes. Este año (2004) hay una oportunidad de romper los 30, 000, 000."

El sistema de salud chino comenzó el negocio del trasplante con la venta de los órganos de los presos condenados a muerte. Sin embargo, finalmente, a pesar del gran número de condenas a muerte y ejecuciones en China, la oferta no era suficiente. Así que los hospitales y las prisiones se dirigieron hacia otra fuente, los practicantes de Falun Gong.

Durante años, los pacientes de los países desarrollados llegaron por miles a comprar órganos en China. En junio de 2007, el gobierno chino ordenó a los hospitales dar prioridad a los pacientes locales. ¿Por qué lo que antes era un flujo de extranjeros comenzó a descender? Hoy en día el número de trasplantes está en los niveles tradicionales. Así, las fuentes están con variaciones menores. Sin embargo, la composición de los pacientes ha cambiado radicalmente.

No obstante, no podemos decir que debido a que los pacientes son ahora principalmente locales, el abuso chino de trasplante de órganos no ha dejado de ser un problema internacional. Si un vendedor consigue un cliente adicto a la heroína, no puede alegar inocencia porque el cliente ahora cultiva su propio opio. Si un cantinero todas las noches, atiborra a un cliente con bebidas y el cliente se convierte en un alcohólico, el cantinero no puede alegar que el cliente ahora usa su propia casa a la luz de la luna.

Aprender de la experiencia china y reaccionar ahora es más que simplemente cerrar la puerta del establo después que los caballos escaparon. Incluso el descenso de pacientes extranjeros ahora justifica la preocupación. Además aprender de la experiencia nos ayuda a prevenir que ocurra de nuevo.

Por otra parte, sigue existiendo la dimensión internacional del problema de otra manera. Las compañías farmacéuticas continúan en China los experimentos con medicamentos anti-rechazo. Los profesionales del trasplante chinos interactúan con sus colegas en el extranjero. Siguen, por ejemplo, presentándose en conferencias internacionales.

El contacto que los profesionales del trasplante chinos tienen con sus colegas en el extranjero presenta tanto oportunidades como problemas. El sistema de salud chino está dispuesto a reconocer que los órganos trasplantados provienen principalmente de los presos, a pesar de que discuten que el abastecimiento sea a partir de presos de Falun Gong.

Los profesionales de la salud chinos también sostienen que el abastecimiento de órganos de los presos está mal y debe terminar. El viceministro de la Salud, Huang Jiefu, en una charla que dio en Madrid en marzo de 2010, declaró que ejecutar a los presos es "una fuente que no cumple con las normas internacionales éticas y los estándares de la práctica."

Hospital de Medicina China y Occidental de Sujiatun (minghui.org)

Admitirlo doblemente significa que la comunidad internacional puede presionar para terminar con el abuso del trasplante en China, sin cumplir con las negativas y la intimidación, la típica respuesta del partido/gobierno chino a las preocupaciones acerca de otras formas de maltrato a los derechos humanos. Lamentablemente, mucha gente es inducida por el partido/estado chino negando o intimidados al silencio por el acoso oficial económico y político. En principio, debería ser posible reunir una coalición más amplia de apoyo para terminar con este abuso en China, el gobierno chino reconoce que existe y son ilícitos los abusos que el partido/estado cubre.

Para enfrentar el abuso internacional de trasplantes de órganos en China y aprender de la experiencia, propongo 15 pasos:

1. Los parlamentos deben aprobar leyes extraterritoriales que prohíban el turismo de trasplantes. La legislación propuesta, cuando sea promulgada, sancionaría a cualquier paciente trasplantado que reciba un órgano sin consentimiento del donante, cuando el paciente haya tenido o debiera tener conocimiento de la falta de consentimiento.

2. Los sistemas de financiamiento de salud no deben financiar trasplantes abusivos de órganos en el extranjero. Los parlamentos deberían prohibir a los seguros privados el financiamiento de trasplantes abusivos en el extranjero. Israel aprobó una ley que impide a las empresas privadas de seguros pagar trasplantes de órganos del mercado negro.

3. Debe prohibirse el corretaje internacional de órganos. Israel tiene dicha ley.

4. Los médicos no deben recetar medicamentos que se utilicen durante el trasplante de un órgano adquirido. La sociedad Canadiense de Trasplantes y la Sociedad Canadiense de Nefrología dieron a conocer el 17 de agosto una declaración de normas sobre el tráfico de órganos y turismo de trasplantes que la contienen.

5. Los médicos deberían tener el derecho a optar por no brindar el historial médico de los pacientes si cree que la información se usará en apoyo a un trasplante ilegal, realizado en un sistema no regulado y que existe un riesgo significativo de dañar al paciente o al proveedor del órgano. Este es otro elemento de la política canadiense.

6. En situaciones que no sean de emergencia, los médicos deberían tener el derecho de optar por dejar a otro médico la atención médica del paciente que pudo obtener un órgano a través del turismo de trasplante. Este es el tercer elemento de la política canadiense.

7. Las compañías farmacéuticas no deberían apoyar directa o indirectamente la extracción de órganos de los presos como parte de la investigación y comercialización de medicamentos anti-rechazo. El 13 de agosto de 2010, la sección suiza de Amnistía Internacional emitió una declaración en este sentido.

8. Las compañías farmacéuticas deben adoptar directrices comunes aprobadas por expertos independientes para evitar la complicidad en el abuso. Es otro elemento de la declaración de Amnistía Internacional de agosto.

9. Las compañías farmacéuticas deben adoptar una moratoria a las pruebas clínicas del órgano con medicamentos anti-rechazo en China. La compañía farmacéutica mundial Novartis anunció, de acuerdo a un reporte periodístico publicado el 15 de agosto de 2010, la adopción de tal moratoria y que trabajaría para unir a todas las farmacéuticas en el asunto.

10. Los estudios involucrando datos de pacientes o muestras procedentes de receptores de órganos o tejidos no deben aceptarse a menos que el que los presenta pueda satisfacer más allá de la duda razonable, que el origen de los órganos no es abusivo. La Sociedad de Trasplante tiene una política así, pero no aborda directamente la cuestión de la responsabilidad.

11. La colaboración en estudios experimentales no debe considerarse a menos que el colaborador extranjero pueda satisfacer más allá de una duda razonable que ningún material proviene del abuso de la fuente del órgano. La Sociedad de Trasplantes tiene una política como esa también, pero sin referirse a la responsabilidad.

12. Los hospitales locales no deben formar a cirujanos de trasplantes extranjeros, a menos que los locales estén satisfechos más allá de una duda razonable que los médicos extranjeros no han participado ni participan en abusivas cirugías de trasplantes de órganos. El principal hospital de trasplantes de Queensland, Australia, prohibió la formación de cirujanos chinos.

13. El gobierno chino debe publicar los datos de trasplantes de forma accesible. El sistema de salud chino lleva cuatro registros de trasplantes, uno para hígado, riñón, corazón y pulmón. Tres de ellos están localizados en China continental, riñones y corazón en Pekín y de pulmón en Wuxi. El registro de trasplantes hepáticos se encuentra en Hong Kong. Estos datos eran accesibles al público, pero el sitio ya no funciona. Los datos en todos los sitios son accesibles sólo para aquellos que facilitan nombre de usuario y contraseña.

14. El gobierno chino debe publicar las estadísticas de la pena de muerte. En este momento, China no publica las estadísticas oficiales de pena de muerte y se niega a hacerlo. En la ONU, el Consejo Universal de Revisión Periódica de Derechos Humanos en febrero de 2009, seis países diferentes: Canadá, Suiza, Reino Unido, Francia, Austria e Italia, recomendaron a China que publicara estas estadísticas. El gobierno chino pública y explícitamente rechazó esta recomendación.

15. De las estadísticas no oficiales de Amnistía Internacional, hay discrepancias entre las fuentes masivas de órganos y el número de trasplantes. La publicación de las estadísticas de pena de muerte y de trasplantes, disiparía la aparición de discrepancias o que requieran una explicación.

15. La comunidad internacional de trasplantes debe presionar a China para que termine ahora el trasplante de órganos abusivo, no en el futuro. Funcionarios chinos de salud indican que a través de la propagación de donaciones y la eventual promulgación de una ley que permita la fuente de órganos de los de muerte cerebral/corazón vivo, la práctica de abastecimiento de órganos de los presos acabaría. Pero en este ámbito poner fin al abuso mañana no es suficiente. El abuso debe terminar inmediatamente.

David Matas es un abogado internacional de derechos humanos con sede en Winnipeg, Manitoba, Canadá. Este artículo es la traducción del discurso pronunciado en la Conferencia de la ONU, "Avances en Salud Mundial", celebrada el 31 de agosto de 2010, en Melbourne, Australia.


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (984 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
2174
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.