Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Europa, tiene que reorientar su base política para no divorciar el euro de la realidad occidental

22
- +
07/08/2019 00:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La nueva presidenta de la UE, consciente de la fragilidad de su mandato, no perdió un minuto y en su discurso inaugural tendió manos a los escépticos

Aventis

 

La lucha es cerrada en el parlamento europeo, PE, ya que muchos de sus representantes fueron elegidos a puerta cerrada y, por ende, la lucha por los intereses son diversos y, se exige una máxima autoridad continental para presentar los programas y enterarse de la verdad en pleno terreno político.

Lo que sucede son los juegos de poder y los vetados son los que verdaderamente conocen el campo diplomático. La centroizquierda quedo insatisfecha por los trabajos políticos que se vienen ejecutando a nivel de los Estados miembros.

La nueva presidenta de la UE, consciente de la fragilidad de su mandato, no perdió un minuto y en su discurso inaugural tendió manos a los escépticos.  Postuló que Europa debe ser el primer continente climáticamente neutral del mundo en 2050. Una promesa mayor porque para lograrlo habría que alcanzar el 50 por ciento de reducción de emisiones, ya para 2030. Pero la mayoría de los gobiernos se ha fijado la meta de bajar las emisiones de CO2 en 40% para esa fecha, Von der Leyen propuso un Acuerdo Verde para disponer de un billón de euros en inversión sostenible. En el ámbito social, propuso una norma que exige a todos los países a introducir un salario mínimo. En un gesto a los liberales anticipó legislación sobre los alcances éticos de la inteligencia artificial. En cuanto a los asuntos de género, prometió la paridad en la Comisión que presidirá. Algo nada simple, pues los gobiernos nacionales nominan a sus respectivos miembros.

Von der Leyen admitió que la UE está al debe frente a la migración y al respecto señaló que “más de 17.000 personas perecieron ahogadas en los últimos cinco años en el Mediterráneo” tratando de alcanzar Europa

El odio étnico y religioso está en auge. En muchos países la religión es sinónimo de identidad nacional. Es un arma más en el arsenal del ultra nacionalista que promueven la intolerancia religiosa. Es llamativo el empleo de tácticas terroristas para atacar y amedrantar a los creyentes. Dos grandes atentados recientes subrayan una tendencia que crece en forma amenazante.

 El atacante, un “lobo solitario” australiano, actuó motivado por la islamofobía. El asesino, antes de descargar sus fusiles automáticos, divulgó un manifiesto en el cual incitaba a nuevos ataques contra musulmanes.

Nadie podía imaginar que la masacre sería replicada, multiplicada por cinco en cuanto a muertes, en Colombo y otras localidades de Sri Lanka. Los atentados ocurridos el 21 de abril fueron llevados a cabo contra iglesias cristianas y hoteles por militantes esrilanqueses del Estado Islámico (EI). A diferencia de Christchurch, los terroristas cargaron mochilas con explosivos con las cuales se inmolaron junto a los fieles que oraban. Es la mayor matanza de la organización yihadista fuera de Irak y Siria.

La intolerancia llama a la intolerancia. La matanza de Christchurch fue la que motivó al EI a ejecutar sus ataques suicidas en Sri Lanka. Era una venganza por los musulmanes asesinados, explicaron los voceros del EI. Tres semanas después de las bombas, miles de esrilanqueses organizaron ataques en las áreas musulmanas quemando negocios y destruyendo mezquitas. Un musulmán fue asesinado y decenas resultaron heridos. Así se alimenta y multiplica la dialéctica del odio.

En Estados Unidos y Europa crece el antisemitismo. Los atentados contra sinagogas y judíos muestran una curva ascendente. De igual manera está a la vista el incremento de la cristianofobia. Un estudio reciente del Ministerio de Relaciones Exteriores británico señala que en el mundo islámico: “La abrumadora mayoría, 80 por ciento, de las persecuciones religiosas son contra creyentes cristianos… En el Medio Oriente la población cristiana solía representar 20% de la población y ahora es de 5%”. El informe da cuenta que la población de palestinos cristianos descendió de 15% a 2%.

La intolerancia es alimentada por el miedo. En Europa y Estados Unidos abundan los agitadores fascistas que atizan las llamas de un nacionalismo supremacista. Ello, en un terreno fértil creado por las incertidumbres de la globalización. Las personas rehúyen a la inseguridad. Por eso buscan reforzar su identidad, aunque sea a expensas de otros. La religión es convertida en una trinchera de la xenofobia. Es una postura que, en definitiva, daña tanto a los que excluyen como a los excluidos.

Cuando a principios de la década de 1990 se hizo evidente que los regímenes preferenciales de Europa para el banano y el azúcar del Caribe estaban llegando a su fin, comenzó un apasionado debate sobre una transición a otras formas de actividad económica.

En Christchurch, Nueva Zelanda, el 15 marzo, un agresor causó la muerte de 51 personas en dos mezquitas

 

En su mayor parte, la atención se centró en cultivos alternativos, sustitución de importaciones, fabricación y servicios financieros. Poco se dijo en ese momento sobre el turismo porque su sostenibilidad era ampliamente considerada como incierta.

 

Desde entonces, el mundo ha avanzado. El turismo ha llegado a dominar la mayoría de las economías del Caribe. Sin restricciones por la pequeñez de la región, Internet ha permitido que se desarrollen y prosperen nuevos servicios offshore, y los servicios financieros, después de ser alentados, han sido amenazados por las mismas naciones que promovieron su desarrollo.

 

Por el contrario, la agricultura ha tardado en reorientarse.

 

Mientras que algunos empresarios del sector se mudaron e identificaron nichos de mercado nacionales o de exportación o vieron oportunidades en grandes nuevas extensiones en tierras vírgenes en el continente de América del Sur y Central, la mayoría de los agricultores del Caribe han quedado atrapados en el pasado. Además, los bajos rendimientos de la agricultura y las incertidumbres económicas y climáticas han hecho que el sector no sea atractivo para la mayoría de los jóvenes, lo que hace que haya pocas ideas nuevas sobre cómo, como industria, la agricultura debe adaptarse a un Caribe muy cambiado.

 

Por esta razón, un 'Estudio sobre el estado de la agricultura en el Caribe' publicado recientemente por el Banco de Desarrollo del Caribe (BDC) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) es un soplo de aire fresco, ya que describe cómo, con un enfoque significativamente cambiado, El sector podría volver a tener una relevancia económica y social mucho mayor.

 

Lo que hace es proporcionar un análisis exhaustivo desde hace mucho tiempo, increíblemente el primero desde 1981, de la agricultura en todos los estados de CARICOM, incluido Haití, más los cinco Territorios de Ultramar del Reino Unido, que en conjunto comprenden los diecinueve países miembros prestatarios del Banco.

 

Europa, debe revisar su política de asistencia social.Enojados con la política y las élites del establishment, marginados por la desindustrialización y la austeridad, grandes grupos de ciudadanos y regiones enteras han recurrido a partidos que han canalizado su frustración armando sentimientos negativos sobre la migración y la defensa de la cultura e identidad nacional

El efecto ha sido el aumento en Europa de agrupaciones políticas nuevas o reconstruidas, incluyendo el Rassemblement National de Francia dirigido por Marine Le Pen, el Alterativ für Deutschland de Alemania, Vox en España, el Partido Brexit en el Reino Unido y la Liga en Italia. También ha visto surgir gobiernos iliberales en Hungría, Polonia y otros lugares, y el surgimiento de facciones vociferantes que expresan abiertamente puntos de vista que son xenófobos, racistas, antiislámicos o antisemitas.

 

La mayoría de los encuestadores sugieren que, en estas elecciones europeas por venir, serán los partidos populistas y nacionalistas los que obtengan ganancias significativas.

 

El análisis de Político sugiere un resultado que implica un giro significativo hacia la derecha. La plataforma multimedia sugiere que, dentro de los próximos 751 escaños del Parlamento Europeo, 388 de sus miembros representarán a partidos centristas, 212 partidos de derecha, 123 quedarán en el centro y 28 vendrán de otros partidos. Además, cree que de los que probablemente serán elegidos, 465 serán pro-UE, una minoría considerable de 257 será euroescéptica, y 29 tendrán una posición poco clara.

 

La precisión de tales pronósticos puede depender adicionalmente de la influencia difícil de medir de terceros financiados o dirigidos externamente.

 

Utilizando las redes sociales y las bases de datos paneuropeas para desacreditar hechos y argumentos racionales, estos grupos parecen buscar la elección de partidos radicales de derecha capaces de devolver un mayor control a los estados europeos individuales, debilitando así la coherencia europea

 

Esto sugiere que el Caribe necesitará pensar estratégicamente sobre las relaciones futuras y cultivar nuevos interlocutores políticos de alto nivel que estén interesados ​​en la región.

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1076 noticias)
Visitas:
703
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.