Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Europa empieza en los Pirineos

13
- +
30/07/2020 08:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Unión Europea no ha mudado en nada sus políticas ni su proyecto en relación a la crisis anterior, lo que sumado a las ambiguas condiciones del Plan de Reconstrucción, indica que contra lo que dice la clase política la aplicación de recortes sociales está a la vuelta de la esquina

Cierto es que contrariamente a lo ocurrido con las medidas europeas para paliar la crisis de 2008, esta vez en apariencia parecen pasar desapercibidos la Troika y los hombres de negro, pero más allá del optimismo manifestado desde el foro político resulta evidente que a pesar del elevado cómputo de su cuantía los fondos consignados resultan a todas luces insuficientes para compensar la dimensión de la depresión causada por la COVID-19

Consecuencia de la presión ejercida por los países "frugales" las aspiraciones que albergaba de origen por España quedan trastocadas, por cuanto, el resultado final implica que recibirá menos dinero a fondo perdido y además tendrá que contar con un plan de reformas que convenza a los demás miembros para poder acceder a los fondos de asignación inicial, es decir, menos dinero y mayor condicionalidad.

Lo que retrasará sin duda la percepción en el tiempo de las ayudas y todo por la decisión de los países del norte al imponer su pretensión de que un solo estado pudiese oponerse al plan de recuperación que presente otro socio, es decir que con su estrategia el holandés Rutte sin conseguir su derecho a veto, sí logró hacerse con la llave del bloqueo que a la postre viene a ser igual.

Imposición asumida por España por ser condición "sine qua non" que el bloque del norte impuso para secundar la amortización conjunta durante los próximos 30 años, por eso que sobra el discurso de épica que intenta vender el Presidente Sánchez pues fueron muchas y significativas las cesiones que nuestro país ha dejado en el camino, no debiendo obviarse al respecto los preocupantes recortes en programas destinados a financiar el avance europeo, en materia de investigación y desarrollo así como en acción exterior al igual que los relacionados con la Política Agrícola Común de pernicioso impacto para los intereses de nuestro sector primario.

No son de recibo los aplausos brindados al presidente Sánchez por sus ministros y en el Congreso a su regreso de la negociación en Bruselas, ni la euforia que domina el sentir mayoritario de la izquierda institucional, en su alarde de haber logrado un acuerdo “histórico” y diametralmente opuesto al formato empleado en la crisis de 2008, resultando una completa excentricidad asegurar que con su implantación se pone fin a la lógica neoliberal dominante.

La política de recortes sociales está servida en razón a las exigencias del poder que los impone, que es quien en definitiva establece las reglas de juego del Plan de Reconstrucción

Tal desatino no pasa de ser un relato que además de absurdo y desafortunado, es diametralmente opuesto a la realidad de los acontecimientos, toda vez que al prestar refrendo al Plan de Reconstrucción y al Marco Financiero Plurianual de acompañamiento se está garantizando la renovación e irrevocabilidad del proyecto neoliberal pues sabido es que la Unión Europea en ningún momento ha cambiado de orientación sus políticas ni su proyecto.

Debiendo decirse por tanto que estamos ante una intervención expresamente medida cuya principal finalidad es preservar mediante ayudas el 'proyecto europeo' neoliberal, y para ello en suplencia de la Troika y de los hombres de negro tenemos a los funcionarios de representación permanente en la UE, amanuenses dogmatizados que con marcada ideología austericida son en la práctica los que manejan los asuntos de Estado en el Consejo de la UE. y que en todo momento actúan siguiendo la lógica de los mercados financieros. como así pone de manifiesto la asunción de decisiones que un Ejecutivo de izquierdas debiera rechazar de plano, por cuanto, ya se implementaron en la anterior crisis con efectos demoledores por su carácter antisocial.

Más allá de la descripción maratoniana del “conclave” y las prolongadas negociaciones que se nos cuentan, lo cierto es que todo estaba determinado con antelación, incluso que el fondo de recuperación estaría sujeto a políticas económicas neoliberales, al menos .eso era lo que indicaba en Junio pasado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, cuando en declaración a los mass media se alineaba con el holandés Rutte en su exigencia de condicionar las ayudas con reformas, a la vez de avanzar con minucioso detalle las condiciones e hitos del Plan ahora aprobado por Bruselas.

Aquel mensaje a los mercados financieros fue suficientemente explícito para que los destinatarios interpretaran su contenido como dinero a cambio de reformas, desregulación y “seguridad jurídica” para los inversores, no en balde el fondo de recuperación ya contaba de origen con el apoyo de la patronal europea que en trato preferente y con escandalosa antelación se le posibilitó colar sus medidas en los despachos de Bruselas y demás plazas de la Unión, lo que viene a indicar que la política de recortes sociales está servida, si bien esta realidad es un secreto a voces que la clase política intenta silenciar sabiendo que el plan de reconstrucción se lleva a cabo atendiendo a los intereses del poder que lo avala y que en definitiva es quien establece las reglas de juego.

Por tanto, queda manifiestamente claro que una vez mas la factura de crisis la pagarán los de siempre.


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (434 noticias)
Visitas:
386
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.