Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Europa echa en falta a Solana

24/02/2011 01:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Luz de Gas

Europa echa en falta a Solana

¿Se acuerdan de aquellos no muy lejanos tiempos en los que la Unión Europea contaba con la figura de Mr. Pesc? El Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, recaía en el español Javier Solana, un político activo con agenda endiablada que debía de tener problemas por las mañanas para saber exactamente en qué lugar amanecía. Su frenético ritmo de viajes y la actividad desplegada por todo el mundo, hicieron de él protagonista habitual y destacado en los medios de comunicación internacionales, llevando la voz de Europa a cualquier sitio en donde se producía una situación digna de ser analizada y comentada.

Entrevistar a Solana se convertía en un ejercicio de previsión que obligaba a cerrar la cita con muchas semanas de antelación ante la cantidad de compromisos que debía cumplir, y los múltiples encuentros que mantenía con líderes de todo el planeta le hacían aparecer en la pantalla de la CNN casi más que el mismísimo Larry King.

Una voz que contaba

Eran tiempos en los que la voz de la UE se escuchaba y, además, lo hacía a tiempo, cuando era necesario, con lo que se hacía notar de una manera destacada en el tablero político internacional. Después de una larga etapa, y tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, Solana dejó su cargo, regresó a España y su lugar lo ocupo la británica Catherine Ashton, que en el periodo que lleva ejerciendo sus funciones bien podría haber ganado un premio a la inacción, habida cuenta de lo desaparecida que está de cualquier escenario conflictivo.

Tarde y mal

Después de los sucesos de Egipto y del cambio experimentado en el país por la propia fuerza de los ciudadanos, la sucesora de Solana se lo ha tomado con calma y ha tardado nada menos que dos semanas en aparecer por El Cairo. Debe ser que la alta representante entiende que las prisas no son buenas y evita, en consecuencia, sucumbir a ningún tipo de stress en el desempeño de sus lánguidas funciones.

Timidez inexplicable

A esta indolencia manifiesta se une, por si faltara algo, la irritante timidez de los ministros de Exteriores de la Unión Europea, que parecen ir a rastras de los acontecimientos y reaccionan con una exasperante lentitud ante la ola de cambio que se está produciendo en el mundo islámico. Sea por no irritar, por ausencia de discurso o por mera negligencia, lo cierto y verdad es que la voz de Europa se escucha cada vez con menor fuerza y, por tanto, con un escaso peso que llega a ser irrelevante en el mundo. Una y otra vez es la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, quien toma la iniciativa y va mucho más allá de la retórica timorata que parece imperar en la vieja Europa.

Temor a Gadafi

Una cosa es no querer incomodar a Gadafi, en evitación de una peligrosa escalada de la inmigración irregular libia hacia Italia -posición que sería más que discutible- y otra emitir un comunicado inane en el cual no se le cita por su nombre, ni tampoco a su ejercito. Limitarse a solicitar contención cuando lo que se está perpetrando es un ataque a la población civil a sangre y fuego, resulta tan patético como ridículo. Ante el crimen masivo cabe esperar una posición europea contundente e inequívoca, y no la aplicación de paños calientes que dejan a la UE en una posición irrelevante, y lo que es peor, innecesaria.

Ashton no sirve

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27, están obligados a replantearse el papel de la Unión en el concierto internacional y el trabajo de Catherine Ashton al frente de su diplomacia común. La falta de liderazgo de la británica resulta tan patente como su escasa aplicación a la tarea que tiene asignada. El relevo, ante lo clamoroso de su incompetencia, podría significar un repulsivo importante y la revitalización de la UE en un área crucial en el que se echa de menos, y mucho, el empuje, la dedicación y las ganas, que le puso en su día el hoy añorado Javier Solana Madariaga.

Antonio San José es periodista y analista político


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
2652
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.