Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El euroescepticismo se la juega en Reino Unido

21/05/2014 15:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Reino Unido llega a las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebran mañana en este país, con un escenario político marcado por el antieuropeísmo y con una formación euroescéptica, el Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), al que todas las encuestas sitúan como favorito por encima de los grupos tradicionales.

Los británicos, que el año que viene tienen de nuevo elecciones legislativas, deben repartir entre sus partidos 73 puestos en el Parlamento Europeo, los mismos que en 2009. Los escaños de la Eurocámara se reparten entre los veintiocho Estados miembro en función de su población.

Los comicios de 2009 concluyeron con una amplia victoria del Partido Conservador, que un año después obtuvo la victoria en los comicios generales y desbancó a los laboristas del poder. Los 'tories' obtuvieron en las pasadas elecciones europeas un 27 por ciento de los sufragios y 25 eurodiputados, pero ahora podrían quedar relegados a la tercera plaza.

Los sondeos sitúan al frente al UKIP, que según encuestas recientes obtendría entre un 29 y un 30 por ciento de los votos. La formación euroescéptica aventajaría en uno o dos puntos a los laboristas y en siete u ocho a los 'tories', según sondeos recientes de 'The Sunday Times' o 'The Sun'. REPARTO DE GRUPOS

Si se confirman los datos, el Partido Conservador ahondaría en su deriva, a medio camino entre quienes quieren seguir vinculados a Europa con cambios en el actual sistema y quienes aspiran a la ruptura. El primer ministro británico, David Cameron, ha prometido que si vence en 2015 convocará un referéndum sobre la posible salida de la UE para 2017.

El UKIP, entretanto, ha sacado rédito político del creciente euroescepticismo que ha cundido incluso en las filas 'tories'. Sin embargo, en esta campaña ha tenido que hacer frente a sus propios fantasmas y se ha esforzado por desmarcarse de los partidos de ultraderecha que han ganado peso en los últimos años en la Europa continental.

Así, desde el UKIP, con su líder Nigel Farage al frente, han respondido a quienes les acusan de racistas o les equiparan con el Frente Nacional francés. La duda es tal que ni siquiera está claro a qué grupo político se adscribirá en la Eurocámara tras las elecciones y cuáles serán sus socios, entre los que figura actualmente la italiana Liga Norte.

Por su parte, los conservadores optaron en 2009 por salirse del grupo 'popular' e impulsar a los Conservadores y Reformistas. Las predicciones de PollWatch, sin embargo, reflejan que los 'tories' podrían quedarse con menos peso político tras estos comicios ya que los partidos que conforman el grupo podrían pasar de 59 a 39 eurodiputados, uno por debajo del umbral mínimo para proponer candidato a la presidencia y las vicepresidencias del Parlamento Europeo.

LECTURA INTERNA

La aritmética electoral dibuja un escenario favorable para el UKIP pero nada tiene que ver con la fórmula utilizada a nivel interno para repartir escaños en las legislativas, basado en pequeñas circunscripciones uninominales.

De esta forma, el euroescepticismo sí que podría cantar victoria en la que es su principal batalla --las elecciones europeas--, pero los laboristas y los conservadores pueden maquillar su derrota agarrándose a las diferencias entre las dos votaciones.

Sí parece seguro, no obstante, que el Partido Laborista sellará en estos comicios su repunte electoral, tras una grave crisis desatada en las legislativas de 2010 y que supuso un cambio de liderazgo. Los conservadores, por su parte, prosiguen una caída que, al menos por el momento, no parece insalvable de cara al próximo año.

El Partido Liberal Demócrata, socio de la actual coalición de Gobierno, tiene en las europeas una nueva prueba de fuego que amenaza con poner en entredicho el liderazgo de Nick Clegg. El dirigente liberaldemócrata salió la semana pasada al paso de quienes daban por segura su dimisión si la formación perdía la mayor parte de sus actuales once eurodiputados.

En términos de voto, el Partido Liberal Demócrata podría quedar relegado a la quinta plaza en las elecciones al Parlamento Europeo, por detrás del Partido Verde de Natalie Bennett que ha logrado aglutinar parte del voto 'anti UKIP'.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1337
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.