Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Etiquetas erróneas en alimentos provocan exceso en comidas en EUA

28/10/2010 18:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las etiquetas que usan las compañías de alimentos para indicar el tamaño de las porciones pueden tener un impacto mayor en las apreciaciones de los consumidores, concluyó una investigación de la Universidad de Michigan (UM). Agregó que la gente calcula el tamaño de las porciones (pequeña, mediana, grande, extra grande, etc.) de acuerdo con las etiquetas y ésto también influye en los comportamientos de compra y consumo de las personas. Las conclusiones del estudio, publicadas en la revista Journal of Consumer Research, aseguran que los consumidores llegan a percibir que las porciones grandes de comida son de tamaño pequeño o mediano cuando tienen etiquetas que así lo indican y, en consecuencia, tienden a comer de más. El estudio, a cargo de Aradhna Krishna, profesora en la Escuela Ross de Empresas, de la UM, establece que las subestimaciones de las comidas grandes son más probables que las sobrestimaciones de las comidas pequeñas y aumentan en magnitud a medida que crece el tamaño del alimento. Los investigadores realizaron una serie de cinco estudios con más de 600 participantes en Estados Unidos y en Europa, y encontraron que los consumidores son menos propensos a creer que una comida de tamaño pequeño, que tenga etiqueta que la describe como mediana o grande, esté etiquetada correctamente. Los consumidores tienden a comer en exceso grandes porciones de alimentos que tienen etiquetas de porciones más pequeñas, y sienten que no han comido demasiado, aún si conocen el tamaño real de la porción y su contenido nutritivo, agregó la investigadora. Las etiquetas que describen como pequeñas las porciones que son en realidad más grandes permiten la “glotonería sin culpa”. Es decir, “que consuman más sin remordimientos, lo que puede afectar tanto el consumo real como el percibido y llevar a un consumo excesivo que no es intencional ni se relaciona con la información apropiada, lo cual puede tener consecuencias negativas por razones de salud”. Sin embargo, destacan que hay influencias que moderan la “glotonería sin culpa”, por ejemplo, los consumidores que prestan mucha atención a su nutrición son menos propensos a ceder a este efecto. Asimismo, las personas tienen el tiempo y los medios para considerar todas las fuentes de información y dan mayor importancia a la precisión en sus rutinas diarias. “Desafortunadamente, a menudo éste no es el caso. Se ha probado que los consumidores no están muy motivados para ser precisos en muchos comportamientos rutinarios que involucran artículos y bienes comprados frecuentemente”, dijo Krishna. En el contexto de la compra y el consumo de decenas de productos cada día, añadió, los consumidores pueden sentir que no es necesario, lleva demasiado tiempo la verificación de los tamaños de algunos productos individuales, y en cambio confían en lo que leen en las etiquetas. Investigaciones anteriores han mostrado que los consumidores tienen dificultades cuando procuran determinar el volumen de una comida con una inspección visual o por la sensación de saciedad, o cuando se les informa verbalmente el tamaño real de una porción de comida. La ausencia de tamaños de porciones coherentes y comunes entre diferentes proveedores de alimentos restringe su uso y hace difícil la estimación del tamaño. Como tales, las etiquetas de tamaño y volumen pueden dar a los consumidores ayudas fáciles de interpretar cuando hacen sus decisiones de lo que van a comer y beber. “Nuestros resultados muestran que el uso de diferentes etiquetas de tamaño para el mismo producto afecta la cantidad que la gente consume y los consumidores bien pueden no ser siquiera conscientes del efecto que la etiqueta de tamaño tiene sobre sus decisiones de consumo”. Esta conducta, precisan los investigadores, está repleta de significativas ramificaciones para la salud, donde las etiquetas de tamaño pueden contribuir a los extensos problemas de obesidad en Estados Unidos. Los investigadores recomiendan leyes más estrictas sobre las etiquetas de tamaño y una vigilancia más atenta del uso que los fabricantes hacen de las mismas.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2303
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.