Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Suiterachel escriba una noticia?

Estufas callejeras

12/01/2011 23:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy me ha costado muchísimo escoger título. Quiero hablar de una especie poco frecuente en el paisaje urbano que va a prodigarse este año de nicotina al aire libre: las estufas callejeras o setas. Me gusta más cómo las llaman en otros países.

Heating mushrooms o patio heaters en Irlanda e Inglaterra, Heizpilze en Alemania, parasol chauffant en Francia, o mi favorito, funghi riscaldatori, en Italia, ¿no os entra hambre? Os animo a que me enviéis sugerencias para bautizarlas con algo menos soso, ¡por favor!

La primera vez que vi una creí que era una lámpara y me acerqué demasiado. Fue en una terraza en el puerto de Hamburgo. Era primavera y fui a disfrutar de un cocktail al Au Quai, un bar lounge con vistas al puerto, mesas al aire libre con mantita en el respaldo del asiento y funghi riscaldatori para cuando se pone el sol.

Cuando empezó a oscurecer las primeras bocanadas de aire frío se ensortijaron en nuestras mejillas, brazos y cinturilla del pantalón; muchos se pusieron la mantita; aproveché el cambio de postura y trasiego de sillas para escaparme al servicio, entonces mosqueada por aquellas farolas tan divinas que no se encendían, me acerqué, y descubrí su calor.

Bajo su inocente cabeza de seta hay un quemador que contiene gas licuado a presión -propano o butano- y que dirige las llamas contra una placa metálica perforada. El calor se irradia desde su superficie en círculos alrededor del aparato hacia abajo gracias a su pantalla cónica, como la de las lámparas.

Las estufas de exteriores cuestan unos 200 euros y han sido muy criticadas en Inglaterra por sus emisiones de CO2, mientras en España la venta de setas se ha incrementado un 400% durante las últimas semanas de 2010 y se vaticina una buena cosecha durante el 2011 si los ayuntamientos se dignan a bajar la tasa municipal a los locales que deseen montar una terraza todo el año.

Ojalá se multipliquen y podamos disfrutar de terracita más meses, fumadores y no fumadores. La calle se anima e il mio cuore si riscalda...


Sobre esta noticia

Autor:
Suiterachel (20 noticias)
Fuente:
suiterachel.blogspot.com
Visitas:
3836
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.