Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Cuatro estudios refuerzan las ventajas de una vida activa para distintas afecciones

17/12/2009 12:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Actividades físicas para riñones y enfermedad cardíaca, menores posibilidades de recurrencia de cáncer de colon, recomiendan menos televisión y quemar calorías, ejercicio es aconsejable después del cáncer de colon

CUATRO ESTUDIOS REFUERZAN LAS VENTAJAS DE UNA VIDA ACTIVA PARA DISTINTAS AFECCIONES

Archives of Internal Medicine dio a conocer cuatro estudios que refuerzan que un estilo de vida activo brinda muchos beneficios para la salud.

Riñones y enfermedad cardíaca

Un estudio sugiere que la actividad física ayudaría a mantener en forma los riñones de los adultos mayores, mientras que otra investigación reveló que tener una circunferencia de cintura saludable, no fumar y hacer actividad física protege de la enfermedad cardíaca y la muerte prematura.

Cáncer de colon

Un tercer estudio proporciona algunas de las primeras evidencias de que los pacientes con cáncer de colon que hacen actividad física tienen menos probabilidades de sufrir de una recurrencia tumoral.

La actividad física previene la aparición del cáncer de colon, pero pocos estudios lograron identificar sus efectos en los sobrevivientes de la enfermedad.

Menos televisión

El cuarto estudio sugiere que las personas que reducen la cantidad de tiempo frente a la televisión serían más propensas a participar en actividades saludables.

En un comentario publicado sobre estas conclusiones, el equipo de la doctora Janet E. Fulton, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en Atlanta, escribió: "Cada uno de estos cuatro estudios realiza un aporte único y valioso a las evidencias de la importancia de la actividad física para la salud, y proporciona nuevos datos que prueban que la actividad física es clave para la salud por muchos motivos".

Quemar calorías apagando el televisor

El estudio de la doctora Jennifer J. Otten, de la Stanford University, en Palo Alto, California, y colegas de la University of Vermont, en Burlington, indicó que a veces sólo se necesitan pequeños cambios de conducta.

Entre 36 adultos con sobrepeso y obesidad, los que reducían a la mitad la cantidad de horas semanales frente a la televisión quemaban más calorías que aquellos sin cambios.

Al inicio de la investigación, los participantes miraban por lo menos tres horas de televisión por día.

Veinte sujetos usaron un dispositivo electrónico que apagaba el televisor al llegar al 50 por ciento de la cantidad de horas de exposición medida previamente, mientras que los 16 participantes restantes (grupo control) no hicieron cambios.

Todos usaron bandas en los brazos para medir el nivel de actividad física. A ninguno se le dijo que cambiara la alimentación o el estilo de vida.

El equipo de Otten halló que el grupo que usó el dispositivo de apagado en el televisor quemó unas 120 calorías más por día durante las tres semanas de seguimiento. "Eso puede no parecer mucho, pero todos los días en el año representaría algo así como 5, 4 kilos -dijo Otten- lo cual contribuiría a luchar contra la obesidad.”

En cambio, el grupo de control quemó 95 calorías menos por día en el estudio que en el período de observación.

"Los adultos en Estados Unidos miran unas cinco horas de televisión por día. Si se piensa que mirar TV equivale a dormir en cuanto a la cantidad de calorías quemadas, eso es muchísimo tiempo sedentario", indicó Otten.

Ejercicio después del cáncer de colon

En el estudio sobre cáncer de colon, un equipo de investigadores en Boston dirigido por el doctor Jeffrey A. Meyerhardt, del Instituto Dana-Farber, halló que también es importante llevar una vida activa después de recibir un diagnóstico de cáncer.

Los autores estudiaron a 661 hombres a los que se les había detectado el cáncer entre 1986 y 2004. Durante el seguimiento, murieron 258 pacientes, 88 de ellos por cáncer colorrectal.

Los hombres físicamente activos después del diagnóstico tuvieron un riesgo significativamente menor de morir por cáncer colorrectal o por cualquier causa durante los 13 años de control.

A mayor actividad, mayor protección. Los hombres más activos (que caminaban intensamente unas 12, 3 horas por semana) tuvieron un 53 por ciento menos probabilidad de morir por cáncer y un 41 por ciento menos posibilidades de morir por causas generales que los pacientes sedentarios.

En un comentario, el equipo de Fulton sostuvo que estos cuatro estudios se suman a "un creciente cuerpo de evidencias científicas que respalda un estilo de vida activo para cuidar la salud".


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
2768
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.