Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El estudio del objeto del Cinturón de Kuiper revela que está cubierto totalmente por hielo de agua

17/06/2010 04:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los científicos han estimado el tamaño de una objeto del Cinturón de Kuiper, parecido al que muestra esta ilustración artística, al observarlo pasar delante de una lejana estrella. Crédito NASA, ESA y G Bacon (STScI)

El estudio de un pequeño planetoide helado que órbita el Sol más allá de Neptuno revela que está completamente cubierto de hielo de agua esta nueva investigación permitió conocer a los astrónomos el tamaño del objeto al observarlo ocultar a una estrella.

El objeto situado en la región del sistema solar exterior la llamada Cinturón de Kuiper, recibe el nombre de KBO 55636. en los Cinturón de Kuiper contiene al menos 70.000 y pequeños cuerpos en órbita alrededor de la Sol más allá de Neptuno. La región se extiende hasta unas 70 veces la distancia entre el Sol y la Tierra. El propio planeta Plutón, ahora catalogado como "planeta enano" es uno de los cuerpos mayores de este cinturón.

Conocer detalles sobre estos objetos es algo generalmente bastante difícil puesto que se hallan muy distantes, son relativamente pequeños y su brillo es bastante débil.

En los investigadores decidieron utilizar el método de la ocultación para estimar el tamaño del cuerpo al estudiarlo mientras ocultaba una estrella distante, esto es lo que se llama a ocultación estelar. Los astrónomos midieron el tiempo que necesitó el cuerpo para pasar por delante de la estrella de manera que esta volviese a brillar después de sufrir un oscurecimiento.

La medida de este tiempo combinada con la ya conocida velocidad del objeto permitió a los científicos estimar que KBO 55636 tiene alrededor de 143 km de ancho.

Los astrónomos después utilizaron el tamaño del cuerpo y lo relacionaron con su brillo para estimar su albedo, que es el índice de reflectividad de un planeta o asteroide.

"El resultado fue que este objeto era bastante brillante en relación a su tamaño reflejando el 90% de la luz solar", explicó el investigador principal James Elliot, del MIT en Cambridge, Massachusetts. "Una albedo tan alto es consistente con una superficie de altamente reflectante cubierta por hielo de agua."

El descubrimiento resultó sorprendente puesto que un cuerpo tan antiguo y distante debería resultar erosionado por el ambiente espacial, adquiriendo un tono más apagado.

"Los objetos que orbitan tan lejos en el espacio generalmente se oscurecen por el polvo acumulado", señaló Elliot. "Todavía no tenemos una explicación para que haya permanecido tan virgen."

Un los investigadores creen que KBO 55636 podría haberse fragmentado de un cuerpo mayor del cinturón, el planeta enano Haumea, cuando este último cuerpo fue impactado por una planetoide más pequeño que arrancó fragmentos de su superficie helada.

Los astrónomos han tratado de usar el método de la ocultación estelar antes de estudiar los objetos del Cinturón de Kuiper, por ejemplo con los asteroides de la Cinturón Principal, pero hasta ahora no se había tenido éxito puesto que es muy difícil capturar el tránsito exactamente en el momento justo y en el emplazamiento apropiado (es como una que las ocultaciones, al igual que los eclipses solares, tengan franjas de visibilidad a sobre la superficie de la Tierra).

Con el fin de aumentar las probabilidades de éxito. Elliot y sus colegas dirigieron 18 telescopios distintos situados en varios lugares a lo largo de la Tierra para asegurarse de que al menos uno obtenía una vista perfecta.

"La idea era contrarrestar las el error existente en la predicción de la órbita cubriendo varios lugares en la Tierra de forma que las probabilidades de que no se observar la ocultación fueran muy bajas", explicó Elliot.

El plan tuvo éxito, y los investigadores consiguieron capturar al menos un episodio de ocultación.

Debido a que las edades de los objetos del Cinturón de Kuiper se remontan a los primeros tiempos del sistema solar, el descubrimiento ayudará a los científicos a tener una visión más precisa de su historia a través del tiempo.

"Al estudiar estos cuerpos y de que están compuestos, podemos inferir las condiciones primitivas que existían en el sistema solar cuando los planetas se formaron", señaló Elliot.

Los astrónomos detalla en sus descubrimientos en el número del 17 junio de la revista a Nature.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
2987
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.