Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Estudiando el misterio de los campos magnéticos planetarios 1

25/11/2010 19:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Unos tres mil kilómetros por debajo de la superficie de la Tierra y con temperaturas similares a la superficie del Sol, el núcleo de nuestro planeta es tan inaccesible como lo era cuando Julio Verne emprendió su viaje de ficción al centro de la Tierra. Sin embargo, todavía existen ahí misterios ocultos, como por ejemplo: cómo un núcleo líquido regenera el campo magnético de la Tierra. Estos enigmas son de mayor interés para los científicos de hoy en día que para los actuales o pasados escritores de ciencia ficción. Con la ayuda de simulaciones por ordenador cada vez más sofisticados, los científicos de la Tierra han creado modelos numéricos en las últimas décadas que, en muchos aspectos, representan un éxito notable para reproducir aspectos fundamentales del campo magnético.

Los mecanismos de producción y regeneración de los campos magnéticos planetarios todavía no son bien comprendidos

Pero incluso los mejores modelos actuales no pueden resolver la gran variedad de turbulencias del interior de la Tierra. Si estos modelos mejorasen de manera significativa, los científicos podrían no sólo entender la dinámica del núcleo, sino también explorar cuestiones de gran alcance como la habitabilidad de los planetas distantes o conocer el momento en que se producirá la próxima inversión de polaridad en la Tierra.

"Comprender el origen del campo magnético es un asunto científico interesante. Pero hay otras razones para nuestro interés en este tema: asuntos fundamentales", comenta el profesor de geofísica Bruce Buffett de la Universidad de California Berkeley del Departamento de Ciencias Terrestres y Planetarias. "El campo magnético, especialmente en los planetas terrestres, nos ofrece un diagnóstico sensible de la dinámica interna del planeta. Es posible que nos diga, por ejemplo, si la tectónica de placas existe. La tectónica de placas es un proceso muy eficaz para enfriar planetas. Venus probablemente no tiene tectónica de placas, la Tierra sí. "Y lo más probable es que tampoco sea una coincidencia que Venus no tenga campo magnético."

Más sobre

Muchos de nosotros damos por sentado características como el campo magnético, como si fuera un rasgo inevitable e indeleble de nuestro planeta. Este campo, sin embargo, y como resultado la magnetosfera que protege nuestro hogar contra el viento solar, son el producto de un conjunto de felices coincidencias que permitieron que el núcleo generase y después regenerase continuamente el campo geomagnético de la Tierra. Las condiciones necesarias para que este proceso se lleve a cabo implican la existencia de un gran volumen de fluidos conductores de electricidad (una aleación de hierro líquido en el núcleo), la energía necesaria para conducir esta dinamo eléctrica mediante la convección (la transferencia de calor desde el interior hasta la parte superior del núcleo mientras el líquido se enfría), y la rotación que retuerce este fluido en el núcleo de la Tierra.

"Si apagasemos el núcleo, el campo dipolar desaparecería en 20.000 años", nos recuerda Buffett. "Para que los planetas mueran, agotan su calor y se frenan. Por eso la Tierra debe regenerar el campo."

No todos los planetas tienen la suerte de la Tierra de hacer esto. De hecho, tanto nuestros planetas vecinos, Venus y Marte, carecen hoy en día de campos magnéticos. Es más, la evidencia geológica indica que Marte tuvo un campo, pero lo perdió, junto con su atmósfera. Murió geológicamente. Pero ¿Por qué? Si los científicos pudieran explorar los intringulis del núcleo terrestre podrían algún día responder estas preguntas.

Sin embargo, a pesar de los continuos avances de la tecnología, nuestro entendimiento del núcleo de la Tierra se encuentra todavía en pañales. Los modelos actuales son muy buenos para simular las características observables, como la magnitud del campo dipolar, pero plantean problemas para reproducir los flujos a gran escala responsables de generar el campo magnético del planeta.

Continuará...

Publicado en Odisea Cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
8772
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.