Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Estrella del Real Madrid, de Portugal y del mundo, Cristiano Ronaldo llegó al límite

01/12/2009 19:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pellegrini no quería riesgos, pero el delantero del Madrid forzó ser titular tras una última revisión

Cristiano Ronaldo fue el jugador más desequilibrante del Madrid en el clásico del pasado domingo contra el Barcelona. Jugó 66 minutos. "Seis minutos más allá del límite máximo establecido por los médicos", según un dirigente del club.

El hombre arriesgó su tobillo lesionado durante demasiado tiempo. Contra la voluntad de Manuel Pellegrini, el técnico, y contra las advertencias de los médicos, que avisaron del peligro que corría. Al cabo del partido, el delantero de Madeira confirmó su condición de jugador bandera en un equipo que se revoluciona con su presencia. El Madrid perdió (1-0). Pero, junto con el propio Pellegrini, Cristiano fue el integrante del equipo que salió más reforzado del clásico.

Pellegrini no quería alinear a Cristiano Ronaldo ante el Barça. Tuvo dudas hasta horas antes del partido. El técnico temió que el jugador, que llevaba más de 50 días sin jugar regularmente, recuperándose de un complicado edema óseo en el tobillo derecho, sufriese una recaída. No quería cargarlo con la responsabilidad de la titularidad ni exigirle un desgaste que podría prolongarse excesivamente. Pellegrini sabe que si pierde a Cristiano pierde a su as de espadas. Está convencido de que sin el portugués la conquista de un título esta temporada será muy complicada.

En el vestuario dicen que Cristiano dio muestras de sentirse capaz de ganar el partido él solo. Se pasó la concentración bromeando, sin darse demasiada importancia, pero íntimamente convencido de su capacidad para poner en dificultades al Barça. Pellegrini intentó convencerle de que lo mejor era mantener la calma y esperar. Cristiano, sin embargo, le insistió en saltar al Camp Nou con los titulares. Se lo pidió desde el jueves pasado, justo el día después de regresar contra el Zúrich y disputar 20 minutos. Ante las dudas del cuerpo técnico, el club tomó medidas. Para respaldar la decisión final, el Madrid llamó al traumatólogo holandés Cornelis Niek van Dijk. Este médico, responsable de la Unidad de Ortopedia del hospital Universitario de Ámsterdam, tiene fama de ser el mayor especialista mundial en asuntos relacionados con el tobillo. El año pasado operó a Cristiano de la misma articulación que ahora le da problemas. "Conoce mejor que nadie el tobillo derecho de Cristiano", dijeron en el club. Tanto lo conoce que Van Dijk descubrió que el jugador tenía un hueso extra en la articulación. Estos huesos, llamadossupernumerarios, no son tan raros, según los médicos.

"El Supernumerario de Cristiano es bastante grande", apuntan. Grande y problemático. Hace dos meses, un central de 85 kilos del Marsella llamado Diawara le puso la planta de su bota en la zona operada tras lanzarse en plancha. El resultado fue un edema óseo que no curó hasta la semana pasada.

Van Dijk examinó a Criastiano el miércoles pasado antes del partido contra el Zúrich en el Bernabéu. Regresó a Holanda y el sábado viajó a Barcelona. Se presentó en el hotel del Madrid el mismo domingo para examinar a la estrella. Viajó de Ámsterdam a Barcelona en una operación con reminiscencias de la Guerra Fría. Dicen en el Madrid que el hombre es muy celoso de su intimidad y atender a Cristiano es una experiencia que lo expone a la publicidad más allá de lo que puede soportar. Así es que el club se esforzó por mantener el viaje en secreto, ocultando al traumatólogo para evitar encuentros desagradables con la prensa.

El holandés se reunió con el doctor Juan Carlos Hernández, médico del Madrid, y con el jugador en el hotel de Gavá donde se concentró el equipo. Allí, frente al mar, bajo un cielo encapotado, Van Dijk tomó el tobillo entre sus manos y le dijo: "Puedes jugar entre 45 y 60 minutos, no más". Según fuentes del club, el dictamen tranquilizó a Cristiano y Pellegrini, que se sintió científicamente avalado para incluir al delantero en el once.

Los médicos del Madrid se felicitaron de la exhibición que hizo Cristiano en el Camp Nou. No dio síntomas de sufrir dolores residuales y sólo le faltó un poco de oxígeno. Su soltura quedó patente en el primer tiempo, en el golpeo de la falta, una acción que suele ser muy dolorosa para los tobillos maltrechos.

Sin rodaje, con el tobillo delicado, Cristiano fue el jugador más peligroso del Madrid en el Camp Nou. "Lo sorprendente es que fuera capaz de desafiar al Barça en esas condiciones", dijeron en la directiva. Junto con Marcelo, fue el único que tiró entre los tres palos. También fue el futbolista que más jugadas hizo en el área de Valdés (tres), el delantero que recibió más faltas (tres) y el que participó en más jugadas en general (34), superando incluso a Higuaín (32), que jugó durante todo el partido.

Cuando fue sustituido, en el vestuario, Cristiano se volvió a reunir con Van Dijk, que lo examinó de nuevo. Luego, le pusieron el pie en un cubo con hielo. Cuando el árbitro pitó el final, Kaká se sentó a su lado para comentar el clásico.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
4883
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.