Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

El nuevo estilo griego desafía a la diplomacia europea

05/03/2015 17:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Frente a las presiones de sus acreedores, el joven gobierno de Atenas desafía las normas diplomáticas con un estilo ofensivo que parece gustarle a los griegos, pero que a menudo irrita a sus socios europeos.

Pese a la amplia sonrisa que luce en sus encuentros con sus homólogos europeos, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, pronuncia palabras que pueden sonar muy bruscas para sus oídos.

"Grecia no debe ser considerada como una colonia (...), tiene voz propia, aunque eso irrite a algunos como (el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang) Schauble, que se expresó de forma humillante para el pueblo griego", declaró Tsipras ante su grupo parlamentario, tras cerrar en Bruselas un acuerdo sobre la extensión de la ayuda financiera a su país. Sus palabras, que se limitaban a una audiencia nacional cuando estaba en la oposición, tienen ahora una mayor repercusión en el escenario europeo, donde el jefe del partido izquierdista Syriza quiere encarnar la dignidad recuperada de su país, tras seis años de recesión y unas políticas de austeridad sin precedentes.

El ministro de Exteriores, Nikos Kotzias, tampoco se queda atrás: "algunos pensaban que Grecia iba a seguir recibiendo bofetadas. Ya no lo permitiremos", afirmó hace poco en una entrevista radiofónica. Excomunista, Kotzias había inaugurado su mandato a finales de enero defendiendo una actitud más flexible de la Unión Europea con Rusia respecto a su implicación en el conflicto ucraniano.

"Tenemos derecho a reforzar nuestras relaciones con países de los que se podrá beneficiar Grecia. No vamos a levantar la mano para pedir permiso como un alumno en una clase", explicó.

"No hablan el lenguaje de los europeos, sino su propio lenguaje", asegura Manolis Alexakis, profesor de Sociología Política en la Universidad de Creta.

"Dicen que no estoy acostumbrado a las reglas de la diplomacia...", comentaba con una sonrisa el mediático ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, el miércoles ante la Cámara de Comercio franco-griega.

- 'Eso no se hace' -

Durante las largas reuniones de la eurozona en febrero, los negociadores griegos, con Varufakis a la cabeza, desquiciaron a sus socios al filtrar documentos internos sobre las negociaciones en curso. "Es terrible, parece que los griegos vivan en otro planeta", lamentaba entonces un alto responsable europeo.

Este fin de semana, Tsipras volvió a tensar la cuerda con Bruselas y sus socios al acusar a los Gobiernos español y portugués de liderar a "las fuerzas conservadoras agresivas" durante las negociaciones sobre la extensión del programa de ayudas europeo.

Es "una falta muy inusual según los criterios europeos. Eso no se hace en el Eurogrupo" declaró Martin Jäger, portavoz del ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, en conferencia de prensa. "Grecia debilita su posición con una retórica difícil de entender para alguien de fuera", insistió Schauble esta semana en el canal ARD.

Parece que la actitud del Gobierno convence a la opinión pública griega. Según un sondeo publicado a mediados de febrero en el diario Avgi, afiliado a Syriza, el 80% de los encuestados aprobaban la manera en que Atenas llevó a cabo las negociaciones en Bruselas.

Otros son menos indulgentes. "Estamos totalmente aislados, no hay directriz y cada ministro actúa como le da la gana", lamenta Paschos Mandravelis, editorialista político del diario liberal Kathimerini, muy crítico con el nuevo gobierno.

Para él, ese estilo belicoso no responde tanto a una estrategia como a la inexperiencia de un ejecutivo novato.

Mientras, las redes sociales y los medios se divierten, multiplicando las parodias de enfrentamientos viriles entre los ministros griegos y sus interlocutores europeos. En un reciente vídeo satírico del canal alemán ZDF, Varufakis aparece como un hombre que come bebés y lleva una chaqueta de cuero hecha con "pieles de cachorros de pastor alemán".


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1441
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.