Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Estatua de la libertad: Lady Liberty

06/10/2009 07:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Soy el símbolo de lo que sueña el hombre al dejar su tierra y salir en busca de un lugar donde la libertad, la igualdad y la fraternidad sean moneda corriente

Como centinela tengo mil historias que contar: he visto parejas de enamorados que me eligen para ser testigo de su compromiso, miles de niños han crecido junto a mí y aunque no lo creas me han hecho confesiones por demás divertidas, turistas llegan para sorprenderse ante la panorámica desde mi mirador.

Perdí la cuenta de la cantidad de barcos a los que les iluminé la ruta. El aspecto de Nueva York ha cambiado frente a mis pies, he disfrutado al ver cómo la ciudad goza de ese bouquet cosmopolita que flota en el aire. Me ha tocado escuchar, dos veces, la algarabía de la celebración por el cambio de siglo, pero también el estruendo al desplomarse las Torres Gemelas y el impresionante crack de un cuerpo al caer cometiendo suicidio desde lo alto de mi corona.

Aunque fui bautizada como “La libertad iluminando al mundo”, la mayoría me conoce como La Estatua de la Libertad y en mi ciudad me llaman Lady Liberty. Yo sí puedo decir que soy más famosa que Cristo, pues les aseguro que en el país que vayan encontrarán una imagen mía y durante mi existencia he tenido más visitantes que el número de seguidores de los Beatles.

Sé que soy la Marianne que fue regalada a Estados Unidos (E.U.) para celebrar el centenario de la Declaración de su Independencia y que, de manera irónica o hasta profética, llegué diez años más tarde de lo proyectado al lugar para el que fui hecha. Algunos se preguntan: ¿Será que Lady Liberty sabía que estos ideales tardan “un poco” en hacerse realidad?, o ¿es que en su presencia impávida ha observado el significado exacto de la palabra ideal?

Para muchos soy sólo una escultura de forma grandilocuente que se estableció a la manera de las maravillas antiguas. De hecho, tengo dimensiones muy parecidas a las que los historiadores nos cuentan tenía el Coloso de Rodas. Otra similitud con éste es que los dos monumentos fuimos hechos de hierro y cobre, y ambos somos la imagen de potencias políticas que han determinado la ruta económica del mundo.

Para otros, mi estampa es un recordatorio constante del deseo de libertad y de una relación fraterna entre dos pueblos. Recordemos que a Estados Unidos le dolió, por mucho tiempo, el estigma de ser considerado como un país salvaje por los franceses; a lo que hay que aumentar que durante mi gestación Francia, mi país natal, entró en conflicto con Prusia y no tomó muy bien la actitud de la joven nación frente esta guerra.

Me atrevo a decir que por eso fue recibida con ánimo la idea de entregar, como una especie de dote, a esa enorme dama en la que me había convertido mi creador y diseñador, el escultor Fréderic Auguste Bartholdi.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
6324
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.