Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elblogderrhh escriba una noticia?

¿estás preparado para ser multicultural?

04/10/2010 17:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En pleno siglo XXI, nos enfrentamos a una sociedad mucho más global y eso conlleva que la muticulturalidad este cada día más presente en nuestras vidas, aunque no queramos terminar de verlo. Y para ello, muchas personas deben responderse a la pregunta: ¿saben qué supone vivir en una sociedad multicultural? Obviamente muchas personas no tienen ni idea y, además, se resisten a cambiar su forma de vivir y hacer las cosas, sin embargo, todos debemos adaptarnos a las circunstancias cambiantes de nuestro entorno.

Con esto no quiero decir que las personas que de otras nacionalidades y culturas no deban adaptarse a la forma de vivir de otro país ajeno al suyo de origen. Pero, tanto las personas originarias del país como los procedentes de otros lugares deben adaptarse unos a otros para que la convivencia sea adecuada y constructiva. Todos podemos aprender cosas de los demás, independientemente de donde procedan.

Muchas veces, nos pensamos que la forma que tenemos nosotros de hacer las cosas es la única válida y correcta pero debemos plantearnos las siguientes preguntas: ¿por qué los demás hacen las cosas de otra forma? Y si esas nuevas alternativas ¿son más eficaces que las nuestras?

Aquellos que trabajan en multinacionales, cuando empiezan su andadura en esas empresas, tienen que adaptarse, sí o sí, a la nueva forma de hacer las cosas, normalmente, siguiendo los patrones de los países de origen de las compañías. Muchas veces, éstas, adoptan horarios intensivos, procedimientos uniformes en toda la red, actitudes ante el trabajo diferentes a las españolas... y, por lo general, suelen llamar la atención al principio, pero tienden a ser bien aceptadas por el equipo de trabajo, que siente como la empresa también mira por ellos. En empresas más pequeñas, suele reinar la ley del jefe. Cada uno, a su manera, se organiza como mejor puede, pero no por ello, ha de cerrarse a los cambios.

Debemos tener espíritu crítico con nuestra forma de ver la vida para seguir avanzando y para ello es bueno que nos acostumbremos a hacer las cosas de una forma distinta y así, seguir aprendiendo y creciendo como personas.

Por ejemplo, cuando en nuestro entorno de trabajo coincidimos con una persona que hace de forma muy distinta algo que nosotros hacemos de forma mecánica, lo primero que nos sale es decirle que así esta mal para después intentar hacerle rectificar para que haga las cosas a nuestra manera porque para nosotros es la única correcta. Cuando deberíamos observar y ver los resultados que se obtienen teniendo en cuenta todo el proceso de tareas de forma conjunta y sopesar los resultados de forma objetiva. Con ello no estoy diciendo que debamos imitar y copiar la forma de hacer las cosas de otras personas sino adaptar esas nuevas perspectivas a nuestra persona para interiorizarlas y aplicarlas a nuestra manera.

El trabajar con personas de culturas y procedencias diversas nos hace avanzar siempre que estemos dispuestos a seguir aprendiendo porque tenemos claro todas las personas tienen cosas que aportarnos si se lo permitimos. No podemos ser tajantes y cuadriculados porque el mundo es mucho más que nuestro pequeño mundo donde solamente nos llega para ver nuestro ombligo.

La adaptación supone estar abierto a experimentar y ser flexible a la vez que paciente para comprender la forma de actuar y de proceder de los demás.

No olvidemos que las cosas pueden tener muchos puntos de vista y diversas caras desde las que valorar los mismos resultados. Quizás para lo que nosotros es un trabajo excelente, para otras personas, es un trabajo mediocre porque ellos tienen otro sistema que hace llegar a resultados mucho más altos que los nuestros.

La convivencia supone ponernos en el lugar del otro para intentar entenderlo y ver las cosas desde su perspectiva. Debemos ver más lejos de lo que nos permiten nuestros ojos. Cuando alguien no comparte nuestra opinión, en vez de intentar entender el otro punto de vista, tendemos a gritar más para marcar territorio, sin importarnos lo que diga el otro.

Quizás deberíamos de ver que todos, en un momento dado, podemos ser la parte minoritaria y eso ya, de partida, hace que seamos vistos de una forma diferente porque el entorno es muy distinto a lo que estamos acostumbrado y entonces debemos responder a la pregunta de ¿Cómo nos gustaría ser tratados en esa situación? Sin duda alguna que nos gustaría que nos diesen una oportunidad de demostrar que también podemos hacer las cosas, aunque sea de forma diversa y que eso supone poder aprender unos de otros.

¿Estás preparado para ser multicultural?

Posts Relacionados:

Sobre esta noticia

Autor:
Elblogderrhh (327 noticias)
Visitas:
7754
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.