Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernando Alexis Jiménez escriba una noticia?

¿Estás creciendo con los problemas?

25/09/2009 22:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los problemas nos ayudan a crecer. Todo parte de la decisión que tomemos, la cual anida en el corazón..

¿Estás creciendo con los problemas?

El consultorio médico era una réplica de todos cuantos había visto en sus veinte largos años de enfermedad. Padecía diabetes. La descubrieron a tiempo. A partir de entonces comenzó su largo trasegar de un especialista a otro.

--Los volúmenes de azúcar están disparados?diagnosticó el galeno.

--Pero si no he consumido ni un gramo...?se defendió.

--No lo dudo, pero mira lo que dicen las pruebas de laboratorio?le respondió el profesional mientras le extendía el documento.

Al salir del hospital sintió una profunda tristeza, y rabia con Dios. "¿Qué he hecho yo para merecerme tanto sufrimiento?", se preguntaba.

Se detuvo. Es probable que quienes pasaban a su lado y le veían murmurando, pensaran que estaba loco. No le importó. "¿Por qué me ocurre esto a mí, Señor Jesús? ¿Acaso no pudiste protegerme?", decía. Sus pensamientos, que se superponían unos a otros con una rapidez extraordinaria, le llevaron a pensar que no valía la pena congregarse en ninguna iglesia.

¿Por qué culpar a Dios?

No es el primer caso y, sin duda, tampoco será el último. Son decenas de hombres y mujeres los que atribuyen a Dios todo lo malo que les ocurre.

¿Por qué obran así? porque todavía no han conocido los sentimientos del Dios y Padre que nos creó. Cuando vamos a las páginas de la Biblia leemos: "Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita. Bienes y riquezas hay en su casa, y su justicia permanece para siempre" (Salmo 112:1-3).

Los planes de Dios son maravillosos para usted y para mí. No obstante ocurren situaciones, que si bien es cierto Él podría modificar, forman parte del proceso que se da en cada ser humano. En la mayoría de los casos es genético, o quizá, fruto de la intervención humana. Lo que sí hace nuestro poderoso Señor es obrar milagros.

Mire cada situación que ocurre alrededor suyo, como una oportunidad para que Dios sea glorificado en las circunstancias que le rodean. Si le permite obrar, Él lo hace. Es un Dios de poder y de milagros.

Una explicación de Jesús

En el evangelio de Juan leemos que en cierta ocasión el Señor Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. "Y le preguntaron sus discípulos, diciendo:"Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él" (Juan 9:1-3).

¿Qué actitud asumes cuando llegan los problemas?

La inclinación de toda persona es encontrar a quién culpar. El relato no fue la excepción. Querían inculpar al invidente o bien, a sus progenitores. Nada más cómodo que hallar a quién imputar de lo malo que ocurre. Jesucristo advirtió tajantemente que no esta bien su razonamiento. Por el contrario, anotó, todo aquello iba a ser instrumento para que el poder de Dios se glorificara en las circunstancias.

"Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo" (versículos 6 y 7).

El ciego pero también las personas que estaban alrededor, pudieron apreciar la manifestación poderosa de Dios. "Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían; ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? Unos decían: Él es; y otros: A él se parece. Él decía: Yo soy" (versículos 8 y 9).

Es probable que las circunstancias que atraviesa no pueda explicárselas, sin embargo si usted en el centro mismo de la voluntad de Dios, encontrará que la aparente dificultad puede constituirse en instrumento de bendición.

Todo tiene un propósito

El apóstol Pablo explicó que todo cuanto acontece, si estamos en los caminos de Dios, tiene un propósito en los planes del Altísimo. Él escribió: "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a lo que conforme a su propósito son llamados." (Romanos 8:28)

¿Por qué nos desesperamos? Porque nuestro razonamiento humano lleva a que tengamos una perspectiva derrotista y negativa de lo que ocurre alrededor nuestro.

¿Qué espera Dios? Que haya en nosotros una espera paciente, confiada y revestida de fe en Él. La Palabra dice: "Pero tú eres santo, tú que habitas entre las alabanzas de Israel. En ti esperaron nuestros padres; esperaron, y tú los libraste. Clamaron a ti, y fueron librados; confiaron en ti, y no fueron avergonzados." (Salmo 22:3-5)

Dios no es el culpable de cuanto le ocurre, pero sí le puedo decir algo: Dios puede convertirse en el artífice para que se produzca un cambio en las circunstancias que ocurren con su vida. ¿Está dispuesto a esperar en Dios?

Ahora, si desea que le ayudemos a interceder en oración, no dude en escribirnos.

© Fernando Alexis Jiménez ? Email fernandoalexis@aol.com

Contacto: (0057)317-4913704


Sobre esta noticia

Autor:
Fernando Alexis Jiménez (59 noticias)
Visitas:
2065
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.