Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

Estado republicano o ¿“publicitario”?

27/01/2011 05:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy hay una emergencia potente del estado y una sepultura de lo ciudadano. En esta vez plantearé nuevas ideas para el debate conectadas con las anteriores y problematizaré el tema de lo publicitario

La publicidad del gobierno se dispara en diferentes focos. Hoy desde la más pequeña oficina pública hasta el más grande ministerio quiere promocionarse en todo formato comunicativo. La propaganda política genera ciertas reacciones positivas, y otras no tanto.

En principio provoca dispersión de funciones y atribuciones de los actuarios públicos, cosa que es un delito. Hoy hay una emergencia potente del estado y una sepultura de lo ciudadano. En esta vez plantearé nuevas ideas para el debate conectadas con las anteriores y problematizaré el tema de lo publicitario:

1. La construcción de un Estado nacional pasa por la necesidad de formular el flujo del poder. En términos políticos, éste poder se configura de acuerdo a la forma como este se reparte territorialmente. Para extender los alcances del poder político es preciso dilatar los dominios estatales por la vía de la obra pública.

En Ecuador la construcción y rehabilitación de las redes de comunicación terrestre tienen ese propósito. Las ciudades antes aisladas y ahora comunicadas tienden puentes de reciprocidad comercial y social que fortalece las estructuras del intercambio.

2. Configurada una línea de legitimidad marcada por la presencia territorial, el régimen avanza por el camino de la publicidad. Las funciones del gobernante se confunden con las del comunicador porque es parte de la estrategia. El gobierno ha creado con gran éxito una fuente paralela de comunicación desde las mismas empresas de información que todavía le hacen oposición.

La estocada es maestra: deslegitimar a los medios de comunicación que cada vez son menos consumidos e informar la verdad gubernamental desde estos mismos espacios.

3. Este ejercicio de comunicación es practicado en especial por los principales de las instituciones públicas. Hasta los menos importantes tienen hambre de notoriedad y hacen beneficencia con fondos públicos. Se abren los cauces para la devolución de favores políticos y para el clientelismo.

Los consumidores más sensibles al marketing político tienden a reproducir la fraseología de las propagandas del régimen en sus opiniones y conversaciones

La construcción de obras civiles, las convocatorias de concursos públicos para cargos y hasta las obras de caridad y entrega de caramelitos se las hacen de esta manera. Todos aspiran a ser candidatos algún día. En la dispersión de funciones en las que vivimos por este ‘ Estado publicitario’ el funcionario técnico se siente igual que el ejecutivo sin estar legitimado bajo ningún procedimiento popular.

En fin, en un entorno de promoción política permanente se genera varios comportamientos sociales simultáneamente o no: los consumidores más sensibles al marketing político tienden a reproducir la fraseología de las propagandas del régimen en sus opiniones y conversaciones; la sociedad civil tiene la falsa sensación de representación política, y la función pública logra un tercer efecto: el entumecimiento de las dinámicas de participación ciudadana.

La mayor parte de la publicidad sobre la transparencia del gobierno en procesos públicos es falsa. Estoy preparando una investigación sobre los concursos de meritos. Los resultados obtenidos hasta hoy son deprimentes.

Gahidalgo@flacso.org.ec

_____________________________________________________________________________________________________

Pida La Falsedad del Poder, re-pensar nuestra realidad política desde los textos y contextos cotidianos, de mi autoría, en Quito: Librimundi, Mr. Books, Abya-yala, Librería Jurídica Cevallos, Librería Jurídica ONI; en Loja en: Librería San José (Rocafuerte y Bolívar) y Librería Ecuador (Bolívar y Colón).

Compras electrónicas en Librimundi, Ecuador: http://www.librimundi.com/libros/9942024956

También a la venta en Libros Andinos: http://incabook.com/products.php?E31063& osCsid=133ff9e877ef7f51fd5be43e557bf5a8

_____________________________________________________________________________________________________


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (213 noticias)
Visitas:
7210
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.