Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lufa escriba una noticia?

Cómo establecer límites a nuestros hijos

27/05/2016 13:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los límites son una de las bases más importantes para que cumplamos adecuadamente con el papel de ser padres; siendo esto último, educar los hijos para que salgan del nido con las herramientas necesarias para desenvolverse

Los límites son una de las bases más importantes para que cumplamos adecuadamente con el papel de ser padres; siendo esto último, educar los hijos para que salgan del nido con las herramientas necesarias para desenvolverse, adaptarse y aportar a la sociedad; asimismo construir su propia vida y familia. El establecimiento y cumplimiento de las normas o límites son sin duda unos de los recursos más importantes en la crianza de los hijos, son el apoyo donde cualquier padre puede asistirse y saber si está haciendo lo correcto. Ante cualquier conflicto en su aplicación es primordial que se anteponga el bienestar general antes que el particular.

¿Qué son los límites y para qué sirven?

Los límites en una familia son las reglas, normas, parámetros o lineamientos que conducen no solamente a la sana convivencia, sino a enseñar a nuestros hijos: rutinas y hábitos saludables, autonomía, responsabilidad, respeto y aprender a convivir socialmente, entre otras. Por esto es fundamental que conozcamos las características para que sean efectivos, veamos:

Establecerlos

Es sin duda el primer punto, parece lógico; sin embargo, son muchas las familias que carecen de límites. Es trascendental definirlos y acordarlos entre los padres; teniendo presente los objetivos que enunciamos en el anterior párrafo. Observemos los ítems más importantes a la hora de asentarlos:

  1. Antes que nada, es necesario que se consignen por escrito, más adelante se explicará la ventaja de hacerlo. Así que tomar papel y lápiz.
  2. Es conveniente empezar con pocos e ir aumentando o cambiando según la edad, las circunstancias y el temperamento de cada hijo. Teniendo presente que la cantidad debe ser la necesaria, pues si se establecen muchos, esto puede confundir a los hijos, también a los padres a la hora de aplicarlos, y si son muy pocos, quedaran aspectos a la deriva.
  3. Cada norma requiere tener una consecuencia (emplear este término en lugar de castigo) y un premio para cuando se adquiera el hábito de cumplirla. Recalcando que el premio es un reconocimiento y que no necesariamente son cosas físicas, puede ser una palabra, aplauso, etc. Lo que los padres requieren destacar es la adquisición de la rutina, la autonomía y la responsabilidad que aprende el hijo sobre sí mismo.
  4. La consecuencia debe ser coherente con la edad y con la falta cometida; es decir que se pueda cumplir y que eduque.
  5. Los limites requieren ser claros, concisos y coherentes, al igual que las consecuencias y premios. Los hijos los deben conocer y entender, conforme vayan creciendo.
  6. En los niños pequeños es importante fijar las rutinas, tales como: la hora de las comidas, de vestirse, de estudiar, de recrearse, etc. Si lo aprenden de pequeños, de mayores no tendrán dificultades en aplicarla ellos mismos. En los pre-adolescentes y adolescentes es importante fijar tiempos y momentos de salida, de estudio, televisión y actualmente algo que esta causando grandes inconvenientes, el límite de uso para el ordenador, el móvil o PlayStation etc... Recomiendo que tanto el tiempo y uso de las tecnologías represente un premio al cumplimiento de sus obligaciones (tareas, deberes en casa, respeto, etc.) y un conveniente comportamiento. Por otro lado, los padres requieren tener en cuenta que cuando los padres e hijos realizan actividades juntos, ellos dedican menor tiempo a estos aparatos, por esto es conveniente fijar periodos de actividad familiar, si se enseña desde pequeños a disfrutar en familia, lo preferirán, aun cuando estén mayorcitos y quizás por el resto de su vida.

Los limites requieren ser claros, concisos y coherentes, al igual que las consecuencias y premios. Los hijos los deben conocer y entender, conforme vayan creciendo

Observemos un ejemplo de establecimiento de un límite

“La hora de dormir es a las 8:00 pm”; consecuencia del incumplimiento: “al siguiente día se ira a dormir antes, de acuerdo con el tiempo incumplido la noche anterior”; reconocimiento cuando lo haga regularmente: “leerle dos cuentos en la noche”.

 

¡En el siguiente post continuaré con la segunda parte del tema!

 

Luz Quiceno

Escritora y Certificada en BNE

 

Web: http://www.luz-entucaminointerior.com/

Facebook: Luz-en-tu-camino-interior

Twitter: luzentucamino26

 


Sobre esta noticia

Autor:
Lufa (40 noticias)
Visitas:
2766
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.