Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Esposas de cinco héroes hablan..

16/06/2009 02:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Olga y Adriana ayudan a que se difunda la verdad y se rompa el silencio, hoy mas que nunca es necesaria la solidaridad internacional

En nombre de René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, los “Cinco cubanos presos en las cárceles del Imperio”, las esposas de los dos primeros, Olga y Adriana, informaron ante una sala repleta de público sobre uno de los casos judiciales más escandalosos que han ocurrido en EEUU en los últimos tiempos.

Se trata de un juicio político, el realizado contra cinco cubanos que se infiltraron en las organizaciones terroristas de Miami para evitar atentados contra Cuba. El largo historial de la guerra sucia a bombazos y sabotajes de todo tipo que ha sufrido el pueblo cubano y que se ha saldado con casi dos mil muertos, otros tantos inválidos permanentes y con pérdidas cuantiosas en la economía, justificaba sin duda las operaciones de información del Gobierno cubano.

El “campeón” de la guerra mundial antiterrorista, el promotor de la “Justicia Infinita”, de la “Libertad duradera” y de la guerra preventiva, los Estados Unidos, condenaron a fuertísimas penas, hasta la cadena perpetua, a cinco patriotas cubanos que ejercían una “vigilancia preventiva” sobre grupos con un larguísimo y no interrumpido historial delictivo y que hacían ostentación de su adiestramiento paramilitar en las televisiones de Miami.

Con una mezcla de fortaleza y de ternura, en un diálogo preciso y cálido con el público que se congregó para oir su relato y hacer preguntas, Olga y Adriana explicaron detalladamente las características y los pormenores significativos de un proceso judicial condicionado por el ambiente de Miami, por la absoluta imposibilidad de constituir un jurado imparcial en un escenario en el que domina la mafia política de un exilio calificado documentalmente como paramilitar y terrorista, y por las presiones directas de las organizaciones ultrarreaccionarias –y en muchos casos violentas- de la extrema derecha cubana. También, y fundamentalmente, por la estrecha alianza política entre este exilio y las autoridades estatales y federales del gobierno de Florida y de los EE.UU, los hermanos, Jeb y George Bush, gobernador y Presidente.

Las dos mujeres, que alternaban dos voces con una coherencia compartida en las respuestas al público, explicaron también los episodios de su lucha ante la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra.

Sin desmayo, repitieron la entrega de información a la Relatoría de Tratos Crueles e Inhumanos, dónde una primera documentación, al parecer, había desaparecido

Allí les permitieron dirigirse al plenario, en una intervención limitada a tres minutos, en nombre de la Federación de Mujeres Cubanas y también en nombre de las familias. Aunque no esperan mucho de la maquinaria burocrática de la Comisión, engrasada o bloqueada en sus atenciones, desatenciones, prioridades y resoluciones por los Estados Unidos, consideran que su intervención es un éxito es el esfuerzo por dar a conocer un caso situado en la zona de sombra de los medios de comunicación.

También en Ginebra activaron el inicio de investigaciones por dos Relatores especiales: “Por la independencia de jueces y abogados” y de “Detenciones arbitrarias”. Ante ambos entregaron información relativa a la extrema parcialidad de los jurados y jueces de Miami, el terror inicial de los defensores de oficio, y la arbitrariedad de las detenciones.

Tal vez el procedimiento más efectivo pueda llegar a ser el del “Mecanismo 1503”. Se trata de una acumulación de denuncias ante el Alto Comisionado que obliga a que un caso pase primero a un organismo llamado “Grupo de Situaciones”, y posteriormente a otro escalón de la Comisión de Derechos Humanos, para ser discutido finalmente en el Plenario. Olga y Adriana invitaron a todas las personas solidarias con “Los Cinco” a enviar denuncias individuales sobre este caso de flagrante injusticia al Alto Comisionado.

Por fin, en el desarrollo de una lucha de mil pequeños combates, las mujeres cubanas demandaron el apoyo de todos en la multiplicación de la exigencia ante Amnistía Internacional para que no mire para otro lado, y analice y se ocupe del caso.

El dato más dramático de la información, fue el de la situación de los presos, condenados durante meses al “hueco”, un mecanismo carcelario de aislamiento, utilizado, sin resultados para quebrar la resistencia moral de los cinco cubanos. Olga y Adriana explicaron también que no han conseguido los visados de los Estados Unidos para visitar a sus esposos.

Desde el año 1998 esperando un abrazo.

Mientras nos contaban estas cosas, la niña Ivette González, hija de Olga y de René, correteaba por la sala.

El acto en Sevilla se inició con con una intervención del alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, en nombre del movimiento andaluz de solidaridad con Cuba.

Las dos mujeres y la niña realizaran un viaje informativo que las llevará a Teruel, La Coruña, Asturias, Salamanca, Toledo, Madrid y Canarias.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
4711
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.