Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

"Espirales del Corazón cubano" ( II )

12/10/2018 23:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hemos querido ponderar los estrechos lazos que unen los pensamientos de Fidel Castro y Martin Heidegger, porque en ese nexo reside la clave para comprender la naturaleza del déspota cubano que se pretende ocultar

  " Espirales del Corazón Cubano"( II )

Hay que ser un genio de la maldad para poder encontrar algo socialmente aplicable o útil a ese ente inapelable desde el punto de vista de la justicia que se opone al "ver en torno" [ las referencias constitutivas ]del "andar usando", o para decirlo con más propiedad : que descubre la inempleabilidad de los entes que no comparten la multiplicidad de modos de "curarse de". La obra que autoriza a castigar esta "inempleabilidad" con el andar "curándose de", es lo que ha legado Fidel como una joya al pensamiento cubano."La obra es lo que porta-- dice Heidegger--la totalidad de referencia dentro de la cual hace frente el útil" [ "El Ser y el Tiempo" p. 83 Martin Heidegger F.C.E. 5 ta Edicion. Mexico, 1974 ].

Pero tanto Fidel Castro, como Heidegger, saben que la obra encargada "solo es por su parte sobre la base de su uso, y del plexo de referencia de entes descubierto en ese uso" [ p. 83 ]Es decir, que para ganar acceso fenomenológico al ser de los entes que hacen frente en el "curarse de", entiéndase, que manipula, que usa, no pueden ser hombres de talante fiel, pues estos no pueden reificarse, o sea, no pueden devenir "cosas", que en el sentido etimológico griego significa "aquello con lo que se tiene que ver en el andar "curándose de" [ Heidegger, p. 82 ]

Tal vez la operación mas grande desde el punto de vista del teatro de la facticidad que haya creado hombre alguno, la creó Fidel Castro, al llevar a su máxima expresión social la dominación por el ente "del público estado de interpretado" [ "El Ser y el Tiempo"p. 242 ], termino con el que Heidegger quiere señalar el fenómeno de la trascendencia yendo del ente hacia el ser, para asentar el error de creer que puede haber vida por representación, y que no es sino una fuente aviesa de dotación de sentido con lo demostrable, o representable en todas partes y en todo tiempo, a la que es inútil llamar a un examen, y que afecta al ser, sin embargo, porque deja su voz batida por una suma circunstanciada de ignorancias que pone en perplejidad los acontecimientos del éxito, haciéndonos repetir con más tristeza aun que Eduardo Mallea "¿qué hacer ante este país en el que se reproduce la parábola del Hijo Pródigo, y con tanta proliferación de gente de un desapego beocio por las cosas de la inteligencia? ".[Historia de una Pasión Argentina]

Este apoyarse en el representar sumario dejando lo potencialmente formable en lo indeterminado, era una idea heideggeriana que no podía practicarse sin llevar también a vías de hecho esta otra providencia del pensador: " Hay que poner en claro cómo lo metafísico de la metafísica, la trascendencia, se transfigura, cuando en su zona de diferen ciación aparece la forma de la esencia humana como fuente de dotación de sentido" [ "La Cuestión del Ser" p.31 ]

Con esto se garantiza lo que Heidegger llama "el estado de descubierto de los entes intra mundanos, [ que ] se funda en el estado de abierto del mundo" [ Ob.Cit. P. 241 ], donde dicho estado " es la forma fundamental del ser ahí, que es esencialmente factico" [ p.242 ]. Ahora, del cómo se explica el fenómeno de "abierto"como lo inherente a la constitución existenciaria peculiar del "ser ahí", se encargó paradójicamente la práctica revolucionaria que debió haberlo aniquilado, puesto que el llamado "estado abierto", se refiere a "abrir" lo que trasmite un ser en contenidos tan poco accesibles que más bien los encubre para esconder su origen, ya que están determinados en el fondo de su ser por la historicidad, que es el lugar donde puede actuar el ente sin legislación alguna en su contra, cuando encuentra en la sociedad algo postizo, acomodaticio, labil, o plegable a su false dad para poder atacar la justicia en sus determinaciones más frágiles. " El estado descubierto factico-- dice Heidegger-- es en cada caso, siempre, por decirlo así, un robo"[ Ob. Cit.p. 243 ] Es un robo porque le sustrae a la sociedad el sentido intemporal de las proposiciones, con sus postulaciones primariamente verdaderas que finalmente excluyen del concepto de verdad la idea de concordancia.

Con frenética rectificación de errores propios, Nietzsche día atrasados con respecto a él a los siglos venideros

Lo más curioso que tiene esta fenomenología turística de la Patria que viven actualmen te los propios cubanos, es el atenerse a las cosas desembozadamente como lo que son, al "ser en si" de los útiles, porque desde ese punto de vista son manejables desde el sentido más lato. Hoy día a nadie le interesa en Cuba el verdadero valer que pueda tener un hombre fuera de su desempeño laboral, por eso la clase dominante cuida tanto las fronteras universitarias de los títulos académicos dentro exclusivamente del espacio académico, para preservar la dominación ideológica de una enseñanza que discrepa de la posición conveniente de la escuela, si esta ha de sentirse como fuerza histórica, ya que estamos ayunos de una dirección educativa que se haga cargo de los caracteres del periodo en que vivimos, y que tenga en cuenta lo que señalaba el filósofo socialista polaco Leszcek Kolakowski : "La edificación de un sistema de valores completo exigiría el absoluto dominio previo del mundo en lo tocante a un saber fáctico." ["El Racionalismo como ideologia y ética sin código" p. 64 Ediciones Ariel, Barcelona 1970 ] .Pero con el más agudo dirigir la vista al aspecto de lo útil, resaltan enseguida tres circunstancias anormales. Primeramente esta sociedad nos recuerda a aquella niña esquizofrénica que curó en 1947 la Dra Marguerite Albert Sechehaye en Suiza, la cual, a pesar de ser muy cortez, saludaba a las gentes en la calle "buenos días panadero, buenos días lechero", porque para ella la personalidad del comerciante carecía de realidad, y guardaba contacto con este exclusivamente a través de su profesión, porque su siquismo enfermo creía que las cosas cuando no se la pueden ver, no existen. Del mismo modo el progreso del sentido cubano de justicia está embarga do por el mundo de que "se cura" ese ser tarado rotundamente por el marxismo-leninismo, que hace imposible aclarar ontologicamente el ser "en sí", porque la adecuada forma de andar con el útil-señal en el cotidiano "curarse de" es un uso que permanece dentro de un inmediato ser en el mundo, y está avalado por la teoría del conocimiento leninista ; pues para Lenin el conocimiento era el mundo que se debe alcanzar en el trascender del sujeto y únicamente en el, un punto de vista constructivo no justificado por los fenómenos.(Heidegger) Es decir, para Lenin, la forma de ser del cognoscente no decide que haya problema del conocimiento.

Con frenética rectificación de errores propios, Nietzsche veía atrasados con respecto a él a los siglos venideros. Federico Nietzsche, al luchar contra sí mismo, es quien derrota la facticidad que podrían formar para el futuro de un mundo post moderno globalizado [hoy], las teorías de Heidegger y de Lenin, pues los intuyó a ambos sin conocerlos, ya que muere en 1900, pero habiéndose antes erigido en una especie de fiscal de esos dos grandes fraudes de la historia, pues comprendió que su Voluntad de Poder de que hablaba Zaratustra, "era una ilusión romántica"[ "Mi Hermana y yo" p.129 ] inspirada por una mujer que odiaba el género masculino y ansiaba la destrucción del hombre, que se cobró su más preciosa víctima en él mismo, por eso dice : "en mi Voluntad de Dominio he profetizado la inminente catástrofe de la violencia del mundo"[ Ob.Cit.p. 128 Epígrafe 35 ], "la piedra angular de la nueva cultura socialista que rechacé con prometeico desprecio" [ Ob.Cit. p. 129, Epígrafe 36 ], al comprender-- paradójicamente por vía del amor--que el socialismo iba a entrar en el nuevo siglo de la mano del nihilismo, que "se mantiene frente a la puerta y golpea con el puño de la locura" [ pag. 128 ], sin escapatoria; porque, digamos, que en él se empieza a anunciar la trama fatídica de la colaboración entre socialismo y luteranismo como un poderoso disolvente de todos los valores universales, de cuya negativa acción mancomunada nadie se había percatado antes, en la cual el "mundo aparente" es el único mundo cuando pone de rehén al mundo verdadero con una teoría, que semejante a la de Lenin hace imposible la respetabilidad de las minorías políticas y sociales, que son las que pueden anteponer al progreso la transforma ción cualitativa de la vida humana. Y hoy ya vimos como Heidegger puso a Lenin de baluarte de su pensamiento, considerando al del Líder Bolchevique como un salvoconducto del ente en la sociedad socialista. Esto sienta las bases de la esquizofrenia colectiva porque desarrolla tipos candidatos a patologías de todo tipo, entre ellas, la pequeña envidia elevada a dueña : todo lo que es miserable, todo lo que sufre de si mismo, se logra hacer por los más inconfesables conchabos dueños de situaciones existenciales, e incluso de vidas.

La segunda observación es esta : Nietzsche, en su libro "El AntiCristo" p 136, aforismo XII, dice : "Quien posee su propio por qué de la vida, acepta casi todo como" [ Editorial Comcosur, Colombia, 2017 ] Esto es infartante para la necesidad imperiosa de creencia en algo que al hombre común salve de toda la fragilidad real que acecha su mundo, pues pre cisamente lo que no puede es aceptar ese "como", ya que no posee las interpretaciones filosóficas adecuadas, y entonces tiene que dudar de lo único que lo salva, pues para la ética del fidelismo no hay ningún "como" que valga. Y, sin embargo, esa es la tabla de salvación de los desheredados de la fortuna. El "como" es el baluarte de la posibilidad cuando ya han desaparecido las posibilidades. Indudablemente, me estoy refiriendo a la teoría de Lucien Lefebvre de la fusión de la teoría científica y la práctica espontánea llamada "espontaneidad cultivada".

Tercera Observación: La falta revolucionaria de una Ontologia del "Ser Ahí", permite trasladar su ser factico a la problemática del tiempo, o sea que la inmediata interpretación pre-ontologica de su ser, pone también al tiempo en dificultades suigeneris que radican en la función del fenómeno de la determinación trascendental del tiempo. Se trata del divor cio de la personalidad y el espacio, gracias al cual se destierra del ámbito de la cultura cubana la afanosa posibilidad de un cultivo del artista o del escritor "free-lance", que adecenta el panorama comprado por el regazo protector del espacio absoluto, pensado como un todo para las mónadas imperecederas--homogéneas entre sí y con el Todo--que parecen constituir esa infinidad de cosas eternas fuera de Dios, y que son superadas constantemente por un sentido de la cultura extra- universitario, que tal vez por un misterio de la educación autodidacta pura, la que tiene que habérselas con la áspera obtención de los medios de vida, resulta más fiel al compromiso social y al arte mismo.La Universidad puede resultar rémora cuando desdeña los saberes integrales sin respaldo del pergamino. "Cultura no es lo que un titulo supone, --escribió en 1941 el Dr Medardo Vitier--.Culto era Sanguily sin títulos. Culto fue Varona, no a virtud de los suyos, sino merced a su personal estudio" ["Estudios, notas, efigies cubanas" p.20 M.Vitier Edit.Minerva, La Habana, 1944 ] Y en el 2002, uno de los más importantes estudiosos de temas cubanos Aurelio Alonso Tejada ( Cuba, 1939 ) en un importante libro escribió : "No es coherente haber concentrdo y concentrar tanta energía en enseñar a pensar con cabeza propia y no modificar los espacios a la espontaneidad calificada y comprometida que esa empresa social se supone que haya conformado" [ "La Guerra de la Paz" p 205. Aurelio A.Tejada Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 2010 ]


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (69 noticias)
Visitas:
301
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.