Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Espionaje, la nueva industria mercenaria entre chinos y estadounidenses, los acuerdos multilaterales

22
- +
26/07/2020 13:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

China y USA juegan con fuego en el campo multilateral y rompen con las normativas diplomáticas, ya que ambos países desean controlar el Cono Sur por la Hoja de Coca y minerales

Asidero

s

La llegada de China a Bolivia se ha complicado por la acción de los Estados Unidos de Norteamérica que en un preciso momento y desenvolvimiento político y militar han detenido el avance de los asiáticos que trazaron una nueva Ruta de La Seda para llegar a Cochabamba y controlar los movimientos comerciales con la Hoja de La Coca.  Los viejos vínculos coloniales han dado optimo resultado con los mercenarios que son ejércitos privados estadounidenses y el nuevo objetivo es controlar los dos tercios del mundo occidental y producir contextos territoriales que neutralicen las agendas financieras con bloqueos y restricción alimenticia con el fin de asegurar los mercados hacia el Sur y con la ayuda expresa del Reino Unido.

Son varios escenarios de movilización para neutralizar Pekín y Wuhan en sus oficios de comercialización y manejo de divisas. Se busca penetrar los circuitos de las multinacionales que cruzan el Mediterráneo y   crear una estela de buques de guerras para contención y desmembrar los brazos económicos del país asiático con los países progresistas de centro y Sudamérica.

Estados Unidos sabe que los progresistas se guardan rencor en Colombia y, en Venezuela la puesta del dólar como moneda nacional ha creado desavenencias en los núcleos de poder económico.

El poder económico engolosina y pone en riesgo viejos mercados que fortalecían el mercado nacional y, ninguna potencia quiere jugar a la idea de títere y se espera un cierre contundente de algunas embajadas que descubrirán el espionaje de ambas partes, EEUU- China, para fomentar fármacos y experimentar con animales en el laboratorio.  Los mismos, carecen de honorabilidad y han creado ejércitos de mercenarios, habida cuenta del alto volumen de productos elaborados en sus centros de operaciones y, el manejo de capital que poseen.

Lo cierto, es que necesitan La Hoja de Coca para ligarla o mezclarla en medicamentos de alto riesgo y gaseosas.  Hay planes estratégicos y tácticos que orienta hacia grandes operativos de mercenarios y ejércitos privados en resguardo de las grandes cooperativas de consumo alimentario o de medicinas.

Algunos países prefieren contratar empresas mercenarias. El lema es restaurar la democracia.

Ahora, el lema es que los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres, por el mal uso del dólar y donde algunos países progresistas capitalizan esta moneda para enfrentar la nueva economía. Sobre todo, después de la pandemia del COVID- 19.

El espionaje, viene dándose más en el campo científico. Se debe determinar quieren lanzo al espacio común las cepas del virus del coronavirus. Los países progresistas no garantizan una seguridad social estable.

América Latina viene enfrentando contradicciones muy focales en sus principios dogmáticos por las confluencias entre las posiciones ideológicas del democratismo liberal y la sociedad civil viene dándole una plaza de poder a los militares desde la época colonial en el caso venezolano. Ellos lo llaman democratismo revolucionario o unión cívico- militar, el agravante es que esta sociedad civil en el presente no tiene una moneda oficial que la identifique con su simbología cultural. Es el dólar quien domina el escenario y le da la gran oportunidad a EEUU a intervenir en territorios extraños.

En consecuencia, cuando no hay evidencia de un adoctrinamiento ideológico, surge la crisis obrera y económicas que se reflejan en paros muy seguidos y la protesta del pueblo, donde algunos son detenidos y catalogados como presos políticos.

Total, el mejor pensamiento latinoamericano, se ha convertido en pensamiento revolucionario y, es una clara expresión de compromiso político donde confluyen las ideas socialistas con la sociedad burguesa para conformar bloques económicos para regir una misión progresista, pero, controlado todo por estos grupos que ocasionan distorsión en la economía de mercado y stock en el sistema de divisas, de ello, Sudamérica viene sufriendo excesivamente.

El socialismo, ante su nueva posición trata de ajustar a las masas a sus requerimientos, más aún del siglo pasado, por esto fracaso en esta región occidental y dio paso a China, sin saber que hay tratados firmados por los antiguos libertadores que dan cuenta de la economía y de las relaciones sociales de los pueblos.

En el caso colombiano, Uribe Álvaro unifica el partido conservador, la izquierda llamada progresista crea controversias y se divide desde adentro para crear una red más ligera de dominación y que literalmente ahoga a los pueblos porque provienen de países de doctrinas comunistas muy viejas y, no se han modernizado.

No solo que estén ahí, sino el uso que le dan: manejan sus redes de poder, evangelizan a sus creyentes, orientan la opinión. Cada vez fue más difícil hacer chistes sobre las noticias en presencia de quienes las protagonizaban y más bien aprovechamos la oportunidad para reclamarles responsabilidad. Twitter sigue siendo la red con menor crecimiento en comparación con Instagram o Facebook, además de que quienes son nuevos allí tienen muchas dificultades para entrar a “la conversación”, pero es la red más adictiva de todas. Alejarse de la discusión en Twitter es perderse la actualidad en tiempo real, perder la oportunidad de ver qué opinan políticos, periodistas, abogados, economistas, sobre los temas del momento. Vuelven a su voz, a la posibilidad de ser escuchada.

Solo, se escucha la voz de los viejos líderes, esto da pie a un espionaje a escala local e internacional.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, proclamada en 1948, y sus desarrollos posteriores, son una de las grandes conquistas de la humanidad. Sobre su promoción, respeto y defensa, no debería existir discusión. Pero la hay porque ha sido hábilmente cooptada y manipulada por la izquierda. Y qué mejor que apelar a sus postulados para cuestionar gobiernos con ideología distinta. Lástima por Naciones Unidas: pudiendo hacer algo serio optó por la liviandad y opinar sobre lo que no le toca. Recientemente, el gobierno del presidente Iván Duque celebraba el hecho de que Colombia fuese el único país de la región que creciera por encima del 3%. Pero si bien este logro es importante, el enfoque del gobierno debería ser establecer qué factor impulsa este crecimiento: si se trata de la productividad o el número de trabajadores que entran al mercado laboral.

 

En medio de esto, nos encontramos con la acción comercial de los chinos que desean buscar una ruta menos fuerte hasta llegar a Cochabamba y poder sacar la Hoja de Coca y el litio.

 

Pablo Iglesias se quitará otra más de sus máscaras en el próximo congreso de Podemos (Asamblea Ciudadana Estatal lo llaman para mantener la épica revolucionaria). Pocas máscaras le quedan ya desde que hace casi seis años irrumpiera en la vida política española con la creación de Podemos. De aquella foto de los cinco fundadores de 2014 solo él permanece, al frente de un partido de corte leninista, cada vez más centralizado y controlado con mano férrea y sin controles por él en persona y una pequeña camarilla de fieles incondicionales. Luis Alegre se retiró antes de ser purgado -como le ocurrió a Bescansa y a Errejón- y Monedero, salpicado por la posible financiación a través del régimen chavista, se quedó en un segundo plano ejerciendo de ideólogo. Sin nadie que pueda reprocharle su meteórica conversión en uno más de la casta -palabra que hace tiempo dejó de ser usada como insulto por el partido morado-, Iglesias no necesita ya disimular ni esconder que aquel discurso del que se revistió para regenerar la vida política no era sino un disfraz que le proporcionaría altas cotas de poder, en su partido y en el Estado.

Reptilianos en el poder utilizan el nombre de Jheová como foco de perturbación comercial para obtener ganancias, Bolivia es el nuevo foco

Dejó de vivir en el popular barrio de Vallecas en Madrid -cuando buscaba no perder el contacto con "la gente"- para instalarse en un lujoso chalé en la sierra valorado en más de 600.000 euros. Pasó de insultar a las fuerzas del orden a exigir vigilancia de la Guardia Civil en su casa las 24 horas del día. Imploró ser vicepresidente de un Gobierno del PSOE, formación a la que reprochaba su pasado corrupto y criminal ("el partido de la cal viva"). Y olvidó sus acusaciones de nepotismo y enchufismo partidista para poder colocar a dedo a su pareja como portavoz de Podemos en el Congreso y exigir que formase parte también del Consejo de Ministros. Ahora,  cuando revalide su poder orgánico, podrá normalizar en los nuevos estatutos dudosas prácticas que él e Irene Montero han convertido en habituales de facto, incluida la del posible cobro de sobresueldos, como denunció un ex abogado del partido. Hace tiempo que el discurso regenerador de Podemos es una gran farsa.

Como es una farsa el humanismo chino que todo lo cobra. Todo lo que nos vendió en telemática no sirve, el 4G no levanta en Venezuela y es una excusa para vender sus productos y engañar a una sociedad.

Está comprobado históricamente que la víctima del poderoso despierta más empatía y solidaridad que el victimario. La victimización es más rentable políticamente.

Y eso es lo que está ocurriendo entre los dos gobiernos paralelos y antagónicos que mandan en Venezuela desde hace un año, hay que ponerse a derecho con Nicolás y trabajar para ganar y disponer en unas elecciones legitimas sí se va o se queda, limpiar al país de informadores falsos y de espías que rompe con la tranquilidad del pueblo.

Los Estados, deben legitimar sus historias. La población contribuir con su desarrollo y prosperidad para tener la responsabilidad de construir con autonomía una tierra de éxito, que es Venezuela.

Tengo amigos de derechas y de izquierdas, como supongo que a usted también le ocurrirá. A muchos de ellos los admiro por su erudición, talento y compromiso. Por eso, no termino bien de comprender qué es lo que les pasa. O sí, y eso aún es peor. Me explico. Se radicalizan progresivamente. Su discurso político se hace más simple y amenazante cada día que pasa. Para unos, la derecha es Satanás, para los otros, la izquierda Belcebú. Y así estamos, sin término medio, de vueltas a las andadas de las dos Latinoaméricas, una de las cuales siempre ha de helarnos el corazón, como ya nos advirtiera el bueno de Machado. Y los que no vemos tantos demonios ni en uno ni otro bando - o los vemos en los dos -, desamparados quedamos, sabedores que, a la larga, por ambos seremos considerados como enemigos. Triste sino de esa tercera Venezuela que nunca pudo ser. Bueno sí, la transición y la constitución lograron conjurar por un tiempo los demonios familiares y los odios seculares que nos atormentaron desde que fuimos menos íberos, pero ya, ni los unos ni los otros parecen respetarla. Comienza a pasar como lo que ocurriera con nuestra segunda república, que no convenció ni a la izquierda – convertida en revolucionaria –, ni a la derecha, que devino en reaccionaria, yesca seca a punto de incendiarse.

Todos Pagarán su error y de paso lo pagaremos todos, pues esa tercera Venezuela que temple a los bloques y no los haga depender de independentistas es hoy más necesaria que nunca. Pero nada, de vuelta a los odios africanos entre derechas e izquierdas. Con estos mimbres, como no podía ser de otra forma, la guerra civil vuelve a estar sobre la mesa. Los bloques se maldicen entre sí mientras que los independentistas alientan y justifican abiertamente la violencia, como bien claro lo dejara el presidente de la AN. Mal camino ese…

Nuestra congénita tendencia hacia la autodestrucción se sublima en los independentismos, capaces de dispararse al pie en pos de la quimera de una independencia que no les llegará jamás, porque, aunque no nos guste, vivimos en una sólida democracia constitucional en la que nuestro futuro se dilucidará con el voto de todos el 6 de diciembre, y no sólo de unos pocos. Derecho a decidir, sí, pero el de todos. Y, como somos más los que no queremos que nos roben nuestro derecho a votar, la independencia a las bravas, como pretenden, no es otra cosa que un ensueño que derivará, desgraciadamente, en pesadilla.

Nos miramos en el espejo de nuestros votos y vemos a un monstruo al que odiamos, pero que, nos guste o no, somos nosotros mismos. Lo miramos y nos inspira un hondo temor. Ese engendro es capaz de cualquier cosa. Nos asustamos de nosotros mismos y hacemos bien en hacerlo, porque acumulamos a nuestras espaldas el récord absoluto de guerras inciviles. Como nos odiamos, sólo encontramos consuelo cuando nos destruimos. Y si, Dios no lo quiera, una nueva crisis económica se cebará sobre nosotros, se nos agriaría la mala leche que rezumamos. El monstruo que somos rugiría entonces contra el único enemigo al que reconoce y que es su propio corazón, porque somos nosotros mismos los que conformamos a esa fiera de dientes afilados y hambre ancestral.

El engendro que hemos parido con los jirones de nuestras pasiones es ya ingobernable. Preparémonos porque se prepara para destruirnos, porque, y es nuestro sino, tampoco nosotros le gustamos a él.

Nadie, absolutamente nadie se atreve a colocarle las esposas y se lleva nuestro oro, hasta la ensenada de Mocotíes, dejemos de espiar que es una labor de los chinos en EEUU y ya han sido descubiertos.

Se trata, pues, de un gobierno legítimo y democrático, por más que la propia composición de sus apoyos nos produzca una honda inquietud. Como ya dijo una portavoz independentista, Para unos, el apoyo de los independentistas es señal de su moderación y atemperamiento,

¿Quiénes son independentistas? Hay confusión, pero Venezuela y América Latina solo buscan una sola voz, no de los chinos e iraníes, somos venezolanos y patriotas y queremos ejercer la libertad.

También se ven volar en los cielos de Caracas los papagayos o cometas con la imagen de los rusos e iraníes.

La izquierda siente inquietud por la oposición, esos muchachos lanzados a la guarimba por Guaido y Leopoldo fuesen servido para representarnos en las mesas electorales, porque la izquierda y derecha necesitan jóvenes que representen al país y el pueblo elija su presidente, cualquiera debe tener una base sólida de seis millones que son la plataforma política electoral en votos que tiene el PSUV,

Así que los norteamericanos deben irse de Venezuela con sus mercenarios privados, no queremos más sangre rodar por nuestras calles, deseamos una juventud victoriosa orar  por su libertad, como lo viene haciendo un género que desea un mejor destino, acá en América Latina y en Venezuela no deseamos la presencia de mercenarios extranjeros.

Evo Morales y Hugo Chávez Frías, uno civil y otro militar, engañados por la oligarquía, episcopado y las élites protestantes y Testigos de Jheová

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1536 noticias)
Visitas:
604
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.