Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Adolfo Sabina escriba una noticia?

Espino blanco o espino albar

18/01/2012 22:39
0

Espino blanco o espino albar (Crataegus monogyna)

Catalán: arç blanc, espí blanc, cirer o cirerer de pastor Gallego : espiñeiro alvar, escalheiro, pirliteiro Vasco : Elorri, elhorri, arantza, arantze, arhantze

Otros nombres: espino majoleto, majuelo, mayuelo, majolero, majoleto, marjoleto, marjolero, espinalbo, espinablo, espinera, espinera blanca, espinera de monte, espinera brava, carcabollero, bizcoda, bizcoba, espino biscobeño, pirlitero, matapiojos.

Familia: Rosáceas (rosaceae).

Partes usadas: Las sumidades floridas, las hojas, los frutos y ocasionalmente la corteza. A menudo se usan en su lugar otras especies congéneres: C. oxyacantha (C. levigata), con una composición similar y ocasionalmente C. pentagyna, C. nigra y C. azarolus (azarolo).

image

Hábitat: El espino blanco es una planta del centro de Europa, Norte de África, América del Norte y del oeste de Asia. Abunda, en multitud de especies en el Himalaya. En Europa se extiende hasta Francia y centro y sur del Reino Unido sin alcanzar las zonas más frías del norte. Es una especie muy común en toda la Península Ibérica, siendo el único de los espinos presente en algunas regiones.

En estado silvestre puede encontrarse en los torrentes y laderas de las montañas junto a otros árboles, aunque también puede encontrarse aislado en las riberas y cerca de las tierras de labranza. Es ampliamente cultivado para formar setos impenetrables en jardines o setos divisorios en los campos o para guardar el ganado dentro. También es muy utilizado en jardines como árbol de sombra y para formar hileras de árboles en las calles.

image

Descripción: El espino albar es un arbusto o árbol de hoja caduca que puede alcanza de 4 a 10 metros de altura, muy ramificado y espinoso. La corteza es gruesa y parda. Los tallos más jóvenes tienen espinas romas, de uno a 1, 5 cm. de largo.

Las hojas, de 2 a 4 cm son pentalobuladas con el borde entero, estrechadas en forma de cuña.

La floración se produce bien entrada la primavera o hacia finales de la misma. Las flores, moderadamente fragantes, se disponen en corimbos de 5 a 25 flores, con 5 pétalos blancos y numerosos estambres rojos.

Los frutos son pequeñas drupas de color rojo oscuro que contienen una sola semilla, a diferencia de Crataegus oxyacantha, que contiene 2 o 3. Estas frutas son importantes para la vida silvestre, particularmente para la aves que las comen y las dispersan en sus deposiciones.

En ocasiones se encuentra hibridado de mánera fértil con otras especies afines como Crataegus laegivata y Crataegus oxyacantha, mostrando características comunes a los mismos.

Recolección y conservación: Con fines medicinales se recogen las flores al inicio de la floración. También se pueden recoger las hojas por separado. Se secan a la sombra o en secadero a una temperatura máxima de 35º C. Se conservan resguardadas de la humedad.

Componentes: Los principales principios activos presentes en el espino blanco son:

  • Flavonoides: Betacarotenos, catequinas, epicatequinas, rutina, quercetina y vitexina (hojas).
  • Leucoantocianósidos o picnogenoles.
  • Aminas: feniletilamina, metoxifeniletilamina.
  • Ácidos: acantólico, ascórbico, cafeico, clorogénico, crataególico y úrico (hoojas). Láurico, linoleico,
  • linolénico, oxálico, palmítico y tartárico (frutos).
  • Fitosteroles: Beta sitosterol ( Flores).
  • Minerales: aluminio, calcio, cromo, cobalto, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, silicio, sodio y zinc (frutos).
  • Fibra: Pectina (hojas).
  • Amigdalina (hojas).
  • Vitexina (frutos).
  • Purinas: Adenina y adenosina (hojas).
  • Trazas de aceite esencial, con aldehido anísico.
  • Ácidos triterpénicos pentacíclicos: crataególico, ursólico, oleanólico.
  • Vitaminas: vitamina C, colina, niacina (vitamina B3), riboflavina (vitamina B2) y tiamina (vitamina
  • B1) ( Frutos).

image

Propiedades terapéuticas : Las propiedades terapéuticas más importantes de esta planta medicinal son:

  • Cardiotónico (efectos inotrópico, cronotrópico y dromotrópico positivos y batmotrópico negativo). Mejora la circulación coronaria y la nutrición del miocardio.
  • Regulador de la tensión arterial. Ejerce una acción compensadora de los desequilibrios neurovegetativos, regularizando la tensión arterial y los transtornos del ritmo cardíaco.
  • Antiarterioesclerótico. Dilata las arterias y mejora la circulación sanguínea.
  • Diurético moderado.
  • Sedante.
  • Relajante muscular y antiespasmódico.

Por lo que las principales aplicaciones en fitoterapia de esta planta son:

  • Problemas del ritmo cardíaco que no requieran el uso de digitálicos: extrasístoles, taquicardia paroxística, palpitaciones, coronaritis, hipertensión arterial, arteriosclerosis, prevención de anginas de pecho, insuficiencias cardíacas leves, recuperación postinfarto, espasmos vasculares, distonías neurovegetativas, úlceras por estrés.
  • Indicado para el tratamiento del nerviosismo y sus manifestaciones orgánicas. Especialmente indicado para ayudar a conciliar el sueño (solo o combinado con otras plantas medicinales como valeriana, melisa o hierba de San Juan).
  • Las flores se han utilizado para remediar las enfermedades del aparato respiratorio. Por su riqueza en pectinas, poseen propiedades emolientes adecuadas para suavizar la garganta y las vías respiratorias y también resultan eficaces para evitar la proliferación de los microorganismos dado que poseen propiedades bacteriostáticas, es decir inhiben el crecimiento de las bacterias. Se aplican fundamentalmente en el tratamiento de la tos tanto de carácter infeccioso como nervioso.

image

Ver también:

- Espino blanco contra el exceso de grasa en sangre

- Espino blanco y enfermedades cardiovasculares

Modo de preparación:

  • Infusión: una cucharadita de postre de flores u hojas secas por taza. Infundir 15 minutos, tres veces al día.
  • Para la tos (tanto de caracter infeccioso como nervioso) infusión de una cucharada de té de flores secas por vaso de agua durante 10 minutos. Un par de vasos al día
  • Tintura (1:5): 50-100 gotas antes de cada comida, tres semanas al mes, como hipotensor; 40 gotas antes de acostarse, como sedante y espasmolítico.
  • Extracto fluido (1:1): 30 a 50 gotas, una a tres veces al día.
  • Jarabe (10% de extracto fluido): una a cuatro cucharadas soperas al día.
  • Extracto seco (5:1): 0, 5 a 1 g/día (1 g equivale a 5 g de planta seca).

Contraindicaciones y precauciones:

  • Tratamientos con heterósidos cardiotónicos o con benzodiacepinas.
  • No administrar formas de dosificación con contenido alcohólico a niños menores de dos años ni a personas en proceso de deshabituación etílica.
  • Poco tóxico, sin embargo en dosis extraterapéuticas puede producir depresión respiratoria y cardíaca. Se recomienda no sobrepasar las dosis indicadas y prescribir en forma de tratamientos discontinuos.
  • El uso del espino albar para el tratamineto de la hipertensión, sólo debe hacerse por prescripción y bajo control médico, dada la posibilidad de aparición de una descompensación tensional.
  • Tener en cuenta el contenido alcohólico del extracto fluido, de la tintura y del jarabe.

image

Referencias:

  • http://www.ecoaldea.com/
  • http://www.botanical-online.com/
  • Colegio Oficial de Farmacéuticos de Bizkaia, "Vademecum de Prescripción de Plantas Medicinales. Fitoterapia" Editorial Masson CD version 1998.
  • Benigni, R; Capra, C; Cattorini, P. Piante Medicinali. Chimica, Farmacologia e Terapia. Milano: Inverni & Della Beffa, 1962, pp. 143-7.
  • Bézanger-Beauquesne, L; Pinkas, M; Torck, M. Les Plantes dans la Therapeutique Moderne. 2ª. Paris: Maloine, 1986, pp. 172-4.
  • Bézanger-Beauquesne, L; Pinkas, M; Torck, M; Trotin, F. Plantes Médicinales des Regions Tempérées. Paris: Maloine, 1980, pp.197-9.
  • Bruneton, J. Elementos de Fitoquímica y Farmacognosia. Zaragoza: Acribia, 1991, pp.183-4.
  • James, A; Duke, Ph D. Handbook of Medicinal Herbs. 5ª. Boca Ratón, Florida: CRC Press, 1987, pp. 146-7; 518; 553.
  • Fernández, M; Nieto, A. Plantas Medicinales. Pamplona: Ediciones Universidad de Navarra, 1982, p. 68.
  • Lastra, JJ; Bachiller, LI. Plantas Medicinales en Asturias y la Cornisa Cantábrica. Gijón: Ediciones Trea, 1997, pp. 119-20.
  • Le Floc'h, E. Contribution a une Etude Ethnobotanique de la Flore Tunisienne. Imprimerie Officielle de la République Tunisienne, 1983, p.110.
  • Mulet, L. Estudio Etnobotánico de la Provincia de Castellón. Castellón: Diputación Provincial, 1991, pp. 135-7.
  • Mulet, L. Flora tóxica de la Comunidad Valenciana. Castellón: Diputación Provincial, 1997, pp. 151-3.
  • Paris, RR; Moyse, M. Précis de Matière Médicale. Tome II. Paris: Masson, 1967, pp. 410-3.
  • Peris, JB; Stübing, G; Vanaclocha, B. Fitoterapia Aplicada. Valencia: M.I. Colegio Oficial de Farmacéuticos, 1995, pp. 265-6.
  • Peris, JB; Stübing, G; Figuerola, R. Guía de las Plantas Medicinales de la Comunidad Valenciana. Valencia: Las Provincias, 1996, p. 275.
  • Van Hellemont, J. Compendium de Phytotherapie. Bruxelles: Association Pharmaceutique Belge, 1986, pp. 118-21.
  • Villar, L; Palacín, JM; Calvo, C; Gómez, D; Montserrat, G. Plantas Medicinales del Pirineo Aragonés y demás tierrras oscenses. 2ª. Huesca: Diputación Provincial, 1992, p. 72.
  • Wichtl, M. Herbal Drugs and Phytopharmaceutical. A Handbook for Practice on a Scientific basis. Stuttgart: Medpharm Scientific Publishers, 1994, pp. 161-6.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en