Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El Estado español gasta más en Defensa que en Educación y en Sanidad. Organizaciones ecologistas y antimilitaristas

22/04/2015 11:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El gasto militar está diluido en 12 de los 13 ministerios, destacando el de la Presidencia (55'3% de su gasto) y el de Interior (35'6% de su gasto). En cuanto a las bombas de rácimo y las antipersona las convenciones internacionales las han prohibido y se incluye también a España

El presupuesto militar español para 2015 asciende a 23.373, 93 millones de euros, pero el 75, 3% del gasto está fuera del Ministerio de Defensa. A cada habitante del Estado español le corresponden el año que viene más de 502 euros, como revela el informe sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) realizado por el colectivo Utopía Contagiosa con el apoyo de Ecologistas en Acción, Grupo Antimilitarista Tortuga de Elche, Espazo Aberto Antimilitar de Vigo, Colectivo Antimilitarista Mambrú, La Enredadera de Radio Topo de Zaragoza y Canarias por la Paz.

Solo 5.767, 77 millones de euros del total de gasto militar están asignados al Ministerio de Defensa, mientras que 17.606, 16 millones de euros están diluidos en los presupuestos de otros ministerios. El gasto total militar significa 502, 58 euros por habitante y un dispendio de 721, 18 euros por segundo durante todo el 2015. El monto total del gasto militar asciende a un 5, 3% del total de los PGE 2015 y al 2, 2 % del PIB.

Probablemente, la cifra llegará a ser aún mayor, pues la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) muestra cómo el gasto del Ministerio de Defensa aumentó en un 18'6% de media entre 2002 y 2013 respecto al presupuestado, con una tendencia claramente creciente en los últimos años.

El gasto militar está diluido en 12 de los 13 ministerios existentes, destacando el de la Presidencia (55'3% de su gasto) y el de Interior (35'6% de su gasto). En monto total también destaca Industria. En el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente hay incluidos 16'3 millones de euros en gastos militares (1% de su presupuesto). Figura en partidas como “pagos  Defensa por actuaciones contra incendios” o “barcos de apoyo al Índico”, del Ministerio de Medio Ambiente “productos de uso y consumo de uniformidad femenina” en el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, “conservación de bienes culturales militares” del Ministerio de Cultura.

De este modo, si se contabilizasen todos los gastos militares en el Ministerio de Defensa este pasaría a ser el segundo en presupuesto, solo detrás del de Empleo y Seguridad Social. Es casi 5 veces el gasto ministerial en sanidad y 3’5 veces el gasto ministerial en educación

España es ya el segundo contribuyente en tropas a la Unión Europea, solo por detrás de Francia

Además de en otros ministerios (3.672’22 millones de euros), el gasto militar figura en otras secciones del presupuesto que no están asignadas a ningún ministerio (5.221’25 millones de euros), en los gastos extraordinarios y en los fondos de contingencia, que en realidad son gastos ordinarios (1.750 millones de euros), en los sobregastos que siempre existen en las liquidaciones que audita la IGAE (aproximadamente unos 1.070’90 millones de euros), en partidas plurianuales (129’865 millones de euros) y en la deuda que provocan las actividades militares (8.722’19 millones de euros).

Mientras Hungría está acometiendo una importantísima reducción de efectivos (va a bajar de 140.000 que llegó a tener a 19.000) e Italia tiene previsto reducir sus militares (de 183.000 a 140.000), en España el 44% de los funcionarios del Estado son militares. Además, España es ya el segundo contribuyente en tropas a la Unión Europea, solo por detrás de Francia. También es uno de los principales actores en las misiones de la OTAN, destacándose como el principal contribuyente de ésta en la fuerza de despliegue marítimo, con un 29% del total de efectivos, y con un 8% del total del contingente terrestre.

Finalmente, el conjunto de partidas destinadas al control social (militares más policiales) asciende al menos a 28.066’21 millones de euros

Todas estas organizaciones ecologistas y Antimilitaristas unidas en el Colectivo Utopía Contagiosa consideran que el gasto militar no es justificable nunca, pero lo es mucho menos en estos momentos de enorme crisis económica, ambiental y social. Además de injustificable, critican que es escandalosa la falta de transparencia que obliga a hacer un considerable estudio para que la ciudadanía conozca el gasto militar

En su primera comparecencia ante la Comisión de Defensa en la Cámara Alta, en 2012, el ministro de Defensa, Pedro Morenés,   reconoció que la difícil situación económica obliga a hacer "un ejercicio de realismo y austeridad" en la Defensa, pero también ha defendido que la Defensa es "una necesidad inexcusable para el bienestar de los españoles".

Un día después de que el entonces líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidiera al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recortes en Defensa y los antepusiera a otros en Educación, Morenés  hizo hincapié en el Senado en que la Defensa es "un servicio público" que además está vinculado a "un conjunto de actividades que generan bienestar más allá del concepto puro de seguridad", en particular por "su vertiente industrial, que genera recursos y puestos de trabajo enormemente cualificados"

"Por el precio que asumimos por la seguridad, también obtenemos unos retornos que son directamente cuantificables en beneficios económicos para el Estado, los ciudadanos, las empresas y para el tejido industrial español",   afirmó. "De cada euro que invierte el Estado en Defensa, se generan casi tres de retorno".

Dicho esto, Morenés también  admitió que la crisis ha de tener un "impacto" en la política de Defensa: "Todos querríamos pagar mejor a nuestros soldados, poder invertir más, adquirir más medios, sostenerlos sin problemas, mejorar infraestructuras, potenciar dotaciones; sin embargo, y objetivamente, en estos momentos no podemos permitírnoslo",   dijo.

Por lo que se refiere a los programas especiales de armamento, cuya factura ronda los 30.000 millones de euros y que el propio presidente del Gobierno situó en 2012 como la "principal preocupación" de este Departamento, el ministro explicó que se están "abordando iniciativas" que "sean coherentes con los compromisos adquiridos por España" con sus socios y aliados y que "se adecuen a la coyuntura económica".

Así, ha explicado que se va a replanificar el gasto a largo plazo y ha señalado que, dada la actual situación, la industria de Defensa está obligada a "pasar a un modelo de exportación", al que ha garantizado el apoyo institucional de su Ministerio.

En época de crisis económica y social hay muchas organizaciones ecologistas y antimilitaristas que critican duramente al ministro Morenés y lo expresan

No hay ni un solo ministro en el actual gobierno que no sea noticia por incumplir promesas, o por ocultar información. Su nula empatía aumenta día a día, pero lo peor es que algunos, tienen un pasado realmente preocupante, por falta de trasparencia.

Hace unos años, el diario Cinco Días reveló por si algunos no lo sabían, que Pedro Morenés, Ministro de Defensa, fue consejero de la empresa de fabricación de armamento Instalaza entre 2005 y 2007. Después ocupó el puesto de representante hasta el 4 de octubre de 2011, según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Instalaza fabricaba bombas de racimo, consideradas como una de las armas con mas poder de destrucción en los seres humanos y prohibida en convenciones internacionales.

Instalaza -seguía el diario Cinco Días-había decidido recurrir a los tribunales para pedir que el Gobierno le indemnizara con 40 millones de euros en concepto de desagravio por la prohibición del uso, almacenamiento y fabricación de las bombas de racimo en España como consecuencia de la firma del Tratado de Dublín. Sin embargo, esta empresa ya había anunciado en mayo de 2011, cuando el actual Ministro, Pedro Morenés era su representante, que pediría una compensación económica al Ejecutivo en concepto de “daño emergente y lucro cesante”.

Instalaza vendería la deuda a una tercera empresa que a su vez la revendería y finalmente el Ministro pagaría diciendo que no era su empresa la que cobraba. El dinero saldría de los impuestos de todos los ciudadanos, naturalmente. Nuestro dinero pagando bombas que mutilan a niños y que destrozan la vida a familias enteras que no saben de donde y porque les están exterminando, todo un ejemplo de talante democrático. La gente no sabía que las submuniciones esparcidas por las bombas de racimo fabricadas por Morenés tienen un rango de fallo de entre el 5% y 30%, por lo que pueden quedar bombas enterradas sin explotar siendo peligrosas tiempo después de terminada la guerra. A las grandes industrias de armamento les importa  poco, y nada que las principales víctimas de sus bombas son los niños. Los niños se encuentran explosivos dispersos por campos y bosques y debido a sus formas llamativas, como pelotitas de tenis o latas de refrescos, las tocan sin saber que es lo que tienen entre manos. Porque es así como las industrias armamentistas las camuflan como pelotitas o latas de refrescos.

El actual Ministro de Defensa ha estado ligado a la producción y la venta de algunas de las armas más controvertidas y rechazadas socialmente que existen en el planeta. Pedro Morenés  ha presidido MBDA en España, una multinacional que construye una larga lista de armamento de gran poder destructivo, entre la que destacan los misiles nucleares ASMP-A. Los propietarios de MBDA son tres de las empresas que se dedican a la producción de armas nucleares: EADS, BAE Systems y Finmeccanica.

Esta última es una empresa armamentística italiana, participada en un 2, 01% por la Libian Investment Authority (LIA) del gobierno libio, que  realizó suculentos negocios con el gobierno del "Guía de la Revolución" Coronel Gadafi, cuyas armas fueron utilizadas en la  represión de la población civil de Libia. Morenés y Gadafi aparecen desde esta perspectiva relacionados en otro tema…pues Instalaza vendió bombas de racimo a Gadafi que, como publicó la organización humanitaria Humans Right Watch, fueron utilizadas contra la población civil.

Es importante mencionar también que el Congreso de los Diputados aprobó una Ley de modificación de la antigua Ley 33/1998 de prohibición total de minas antipersona y de armas de efecto similar, adscribiéndose así a la convención de Oslo de 2007 sobre municiones en racimo y al Protocolo sobre restos explosivos de guerra de la Convención sobre ciertas armas convencionales. El articulado de la ley incluyó una excepción que fue muy criticada por varios grupos parlamentarios: la posibilidad de participar en operaciones militares con países no firmantes que las utilicen.

La Ley es una modificación prácticamente total de la antigua Ley de 1998 que adhería a España a la Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersona y sobre su destrucción, el denominado, Tratado de Otawa de 1997. La convención modificó el Protocolo II de la Convención de Ginebra de las armas convencionales por su insuficiencia. El Tratado de Otawa prohibía a los países firmantes la adquisición, la producción, el almacenamiento y la utilización de minas antipersona y no está firmado por países como China, Rusia, Estados Unidos o Israel.

El interés de la ciudadanía por saber de qué va el gasto militar, en medio de la crisis hizo que en Pamplona se convocara a una Asamblea Popular general en 2012, que tuvo lugar en la Plaza del Castillo. Abarcó el tema: Gasto Militar e Inversiones de los bancos y cajas en armas.

Con la intención de dar cobertura a propuestas y al interés de muchas personas en este tema; se celebró a esta charla-debate donde especialistas de diferentes organizaciones de Navarra trataron de explicar a la gente de a pie esta temática a través de los siguientes puntos:

Inversiones de los bancos y Cajas en la industria armamentística. Información de los bancos españoles que invierten en armas controvertidas (bombas de racimo, minas antipersona, armas químicas y biológicas…)

Relación entre las inversiones en industria armamentística y los conflictos actuales en Palestina, Oriente Medio y Asia. Grupo  de Iruña contra las guerras.

Temas alternativas fueron: objeción fiscal al gasto militar, las Finanzas Éticas y la Campaña Bancalimpia, Campaña Banca Cívica sin Armas, la banca ética.

La gente de Navarra agradeció la participación de las diferentes organizaciones: KEM-MOC, Grupos Iruña contra las guerras, SETEM y REAS.

No se tocó el tema siempre candente en Navarra del polígono de tiro de la Bárdenas, tema que debatiremos en otro reportaje.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1672 noticias)
Visitas:
5551
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.