Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Ese polen que respiramos traducido en alergias

29/09/2009 16:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este mes, los alérgicos a la primavera comenzarán a inhalar cantidades extraordinarias de aire recargado de polen, que pondrá en jaque su sistema inmunológico por varios meses. El fenómeno, propio de la naturaleza,

El fenómeno se repite cada año en esta misma fecha. Las primeras brisas primaverales comienzan a mecer suavemente el follaje de árboles frondosos y bellamente florecidos, desparramando por el aire granosmicroscópicos de polen, que se irán concentrando a medida que avance la estación.

Se trata de un aire aparentemente inofensivo, que probablemente entrará en las vías respiratorias de un 80% de la población sin activar susmecanismos de defensa. En el 20% restante, sin embargo, este aire repentinamente cargado de polen despertará las sospechas del sistema inmunológico, que reaccionará de forma agresiva, liberando histamina, una sustancia química encargada de producir inflamación. Lo que viene en seguida es una explosión de estornudos, mocos y picazón de ojos, nariz, piel, oídos y paladar.

Si una persona es sensible no a uno, sino a varios tipos de pólenes, estos molestos síntomas pueden durar buena parte del año, deteriorando significativamente su calidad de vida. La razón: los tres episodios más relevantes de polinización producida por el viento (plátano oriental, pasto y malezas) no ocurren simultáneamente, sino uno tras otro, abarcando desde la primavera hasta el otoño.

Cada ciudad, dependiendo de sus condiciones climáticas y botánicas, sufre su propio karma enmateria de alergia primaveral. En Santiago, la floración que inaugura la temporada es la del plátano oriental, lejos el árbol con más presencia en parques y avenidas de la capital. También elmás controvertido entre aquellos que no terminan de comprender la fascinación que provoca en los paisajistas, quienes siguen promoviendo su plantación en nuevas urbanizaciones, pese a su comprobado potencial alérgico.

La polinización de esta especie ornamental, originaria del sureste de Europa y parte occidental de Asia, comienza a mediados de septiembre y se prolonga por unas seis semanas. Durante ese período, es frecuente que la concentración de su polen supere en Santiago los 2 mil granos por metro cúbico de aire, aunque el año pasado alcanzó un record de 5.400. Este índice es uno de losmayores delmundo y causa verdaderos estragos en la salud de los alérgicos a la primavera. De ellos, más de un tercio tiene una sensibilidad específica a su polen, que produce, entre otros efectos, intensos cuadros de rinoconjuntivitis alérgica y asma.

El asunto no termina aquí. En octubre comienza la polinizaciónmáxima de los pastos o gramíneas (cerca de un 90% de los pacientes sensibles presenta algún grado de susceptibilidad a estos alérgenos), proceso que se extiende hasta enero. La molesta cadena de floraciones concluye entrado ya el otoño, con el turno de las malezas.

No se sabe con exactitud por qué algunas sustancias – como el polen en el caso de la primavera– desencadenan reacciones alérgicas. Sí se sospecha que los antecedentes familiares predisponen bastante. Si uno de los padres padece algún tipo de sensibilidad, la probabilidad de que su hijo también la desarrolle es de 48%. Este porcentaje aumenta a 70% cuando ambos progenitores son sensibles.

Lo que se sabe con certeza es que mundialmente las alergias han tenido un aumento progresivo en las últimas décadas. “Los estudios han demostrado que se han duplicado y hasta triplicado en 40 años”, afirma Pedro Mardones, médico especialista en estas enfermedades y presidente de la Fundación de Aerobiología y Pólenes.

Las razones que explican este incremento apuntan principalmente a la llamada teoría de la higiene, que plantea que los cambios ambientales, básicamente lamejoría en las condiciones sanitarias, han modificado la respuesta inmune del ser humano. En un escenario de limpieza total (antibióticos, vacunas, refrigeración de alimentos, agua potable) el sistema inmunológico, por definición diseñado para combatir las infecciones, está prácticamente “cesante” y, para compensar esa inactividad, sobrerreacciona frente a ciertas sustancias que deberían ser inofensivas, provocando las alergias.

Por otro lado, está el progresivo deterioro de las condiciones ambientales, sobre todo en países industrializados con altos índices de contaminación. “Las partículas de diésel, por ejemplo, enganchan a los pólenes, arrastrándolos a las vías aéreas. Y aunque no los arrastren, con el solo hecho de irritarlas facilitan la entrada del alérgeno, que prefiere una vía irritada a una vía sana”, explica la doctora María Antonieta Guzmán, jefa del Servicio de Inmunología del Hospital Clínico de la Universidad de ChileComo sea, la alergia primaveral, comomuchas otras, puede afectar a cualquiera, independiente de la edad, el sexo o el nivel socioeconómico. Lo importante, explica Franz Baehr, médico broncopulmonar de la Clínica Las Condes, quien es sensible al polen, es admitir que se trata de una enfermedad; no de un percance estacional.

La recomendación es estar alerta –para evitar acostumbrarse a los síntomas crónicos hasta el punto de no reconocerlos como algo inusual– y consultar siempre a un especialista. Un buen diagnóstico, coinciden los expertos, puede ayudar a prevenir una alergia incipiente, a tratarla en forma correcta (disminuyendo significativamente lasmolestias) y, en algunos casos, a eliminarla casi por completo. “Esta es una enfermedad y uno lo pasa pésimo. Pocos saben que agotamucho. En general, los alérgicos a las cinco de la tarde estamos cansados, apáticos y desinteresados. Eso se debe a la carga continua de elementosmediadores de inflamación que producen los síntomas en el organismo”, dice Baehr.

La importancia de saber

La relación es directa: “Mientras más polen, más alergia”, sostiene el doctor PedroMardones. De ahí la importancia de saber exactamente a qué sustancia se es sensible y en qué períodos del año se está más expuesto a los síntomas.

El especialista introdujo en Chile hace más de una década un sistema demonitoreo ambiental, quemide en forma periódica las partículas orgánicas presentes en el aire durante todo el año, especialmente en la primavera.

En la actualidad operan en el país cuatro captadores –repartidos entre Santiago, Valparaíso, Talca y Temuco–, que han arrojado reveladora información sobre cuáles son los pólenes más relevantes en cada ciudad y en qué temporadas del año alcanzan su peak. Estos datos son clave en el diagnóstico.

Hoy, la principal herramienta que tienen losmédicos para detectar cuál es el alérgeno que afecta a cada paciente es el test cutáneo, que consiste en exponer al paciente al extracto de distintos agentes que causan sensibilidad. Un pequeño arañazo con la punta de una aguja en la cara interna del antebrazo permite que estos líquidos entren en contacto con el interior de la piel. La reacción puede ser interpretada a los 15 minutos.

Pues bien, los datos “regionalizados” que arrojan los captadores ubicados en Santiago, Valparaíso, Talca y Temuco, permiten a losmédicos tratantes seleccionarmejor los tipos de pólenes que consideran en esos test. “Saber exactamente a qué se está exponiendo una persona alérgica genera respuestasmás focalizadas y eficientes. Si eso semultiplica por los 800mil alérgicos que hay en Chile (20% de la población), el fenómeno es muy potente”, enfatiza Mardones.

El captador ubicado en Valparaíso reveló hace un tiempo que la primera causa de alergia polínica en esa ciudad es la parietaria judaica, una maleza perteneciente a la familia de las urticáceas, típica de la costa mediterránea europea (en Nápoles es la primera causa de alergia) y que se presume llegó al puerto chileno en estado de semilla, adherida a los zapatos de marinos y pasajeros europeos.

En Talca, la central de monitoreo funciona desde hace cuatro años. Al segundo de operación, detectó por primera vez entre 2 y 3 granos de polen de olivo por metro cúbico de aire, despertando la curiosidad de los especialistas, sobre todo cuando descubrieron, al año siguiente, que los tres granos de olivo se habían convertido en 50, aumentando a 500 el año pasado. La razón de esta progresión geométrica, explica Mardones, coincidió con extensas plantaciones de olivares en la zona, que en los últimos años se ha dedicado a la producción de aceite.

Este mes, los alérgicos a la primavera comenzarán a inhalar cantidades extraordinarias de aire recargado de polen

Los monitores que arrojan este tipo de información, cumpliendo una suerte de vigilancia aerobiológica, básicamente son contenedores metálicos equipados con un motor que aspira el aire, impactándolo en una cinta donde quedan adheridas microscópicas partículas, que son analizadas en laboratorio. La información, una vez ordenada, se publica gratuitamente en el sitio www.polenes.cl, donde es actualizada semanalmente.

Vacunas de inmunidad

Si alguien quiere evitar la ingesta de por vida de somnolientos antihistamínicos y corticoides, perforando una nuez moscada para usarla de colgante protector de alergias, está en todo su derecho. Es bueno, en todo caso, saber que dentro de la medicina tradicional existe un tratamiento de largo plazo que consigue buenos resultados, según los especialistas.

Se trata de la inmunoterapia inyectada, método que conoció el éxitomundial cuando logró combatir con eficacia las reacciones (en algunos casosmortales) provocadas por el veneno de abejas y avispas. Los pacientes sensibles a ese veneno, explica la doctora María Antonieta Guzmán, alcanzan una mejoría de entre 90 % y 98% con la inmunoterapia.

El uso de este tratamiento en el campo de las alergias polínicas tiene resultados variables, que dependen en granmedida de si se ha identificado con exactitud al agente que está causando la sensibilidad.

Básicamente, consiste en introducir en el organismo, a través de inyecciones subcutáneas o de gotas sublinguales, elmismo polen al que se es alérgico. La administración es gradual, hasta llegar almáximo nivel tolerado por el paciente. A partir de ese techo, se establece una dosis periódica de mantenimiento.

Este proceso reduce considerablemente los síntomas y se acerca bastante a una “cura” de la alergia. Funciona como una vacuna, ya que el cuerpo crea una inmunidad a los alérgenos que le producen sensibilidad, de modo que cuando vuelve a enfrentarlos su respuesta es reducida o leve.

Se recomienda este tratamiento cuando los síntomas son moderados a intensos, ocurren durante casi todo el año, no responden bien a los medicamentos, y se desencadenan por sustancias difíciles de evitar, como el polen o los ácaros del polvo doméstico.

La inmunoterapia, que puede aplicarse a partir de los cinco años, permite bajar los síntomas y el consumo de fármacos en el largo plazo. Además, disminuye la posibilidad de que un paciente con rinitis desarrolle, además, asma. Como efecto adicional, impide que el rechazo a nuevos alérgenos como el polvo. Los especialistas insisten, en todo caso, en que la premisa básica para que funcione, es saber realmente a qué tiene alergia el paciente. Esa es la base del éxito.

Homeopatía de última generación

La medicina biológica, que en elmundo y en chile tiene cada vez más adeptos entre los médicos alópatas o tradicionales, enfrenta las alergias desde un enfoque particular, según el cual la sensibilidad a ciertas sustancias es sólo una parte de un problema mayor llamado Síndrome de inflamación de las mucosas, que abarca también el asma, las alergias ocular y alimentaria y la vaginitis, entre otros padecimientos.

Lo normal es que estas dolencias se traten aisladamente. la homotoxicología, rama de la medicina biológica sustentada en la homeopatía -pero mucho más moderna y con base científica- parte de la idea de que las mucosas son un solo órgano en el cuerpo y que, equilibrando su comportamiento, se pueden tratar en forma integral dolencias resistentes a losmétodos tradicionales.

Hay evidencia de que el 85% de las alergias tratadas con la homotoxicología se mejoran en los dos primeros meses, resultados que no se observan en lamedicina alópata. esta terapia, señalada como la “homeopatíamoderna”, no se contrapone al enfoque tradicional, al contrario, persigue complementarlo y potenciarlo. Prueba de ello es que hoy, especialistas de prestigiosos centros de salud, como la clínica las condes y la clínica alemana, están utilizándola en sus consultas

Para tener en cuenta

La primera recomendación de los especialistas para los pacientes con alergia crónica es no abandonar sus tratamientos, sobre todo en esta época y en particular este año. La razón: hasta agosto, los índices marcaron prácticamente cero existencia de polen, lo que significa que duranteelañohubounadesconexión absoluta con el alérgeno y eso no siempre esbueno. “La conexiónpermanente con el agente que causa la alergia produce un efecto como de vacuna”, explican en la Fundación de aerobiología y Pólenes.

Además, es importante que el paciente esté enterado de las condicionesambientales del lugar donde vive, trabaja o descansa. amodo de ejemplo, quienes programan sus vacaciones en el sur del país deben saber que allí la polinización de los pastos y gramíneas es más tardía que en Santiago. Si la opción es Osorno, Villarrica o temuco, conviene aperarse con antialérgicos o escoger otros destinos, como el norte o la playa, donde las personas sensibles al polen tienden a mejorar.

• evite caminar por zonas con especies arbóreas que causen alergias. Si no se puede, mantenga la casa cerrada, tenga un purificador de aire o usemascarilla en las semanas críticas.

• en las piscinas, evite recostarse en el pasto.

• Salga de la casa cuando se corta el pasto, para evitar la lluvia de polen que se disemina por el aire.

• Los pólenes tienen grasa y se pegan en la ropa tendida. Por lo tanto, es necesario sacudirla antes de guardarla.

• Durante la primavera, evite el consumo de propóleo, tan usado durante el invierno, ya que es un producto que las abejas obtienen de las yemas de árboles. “está compuesto entre un 5% y un 10% por polen y exacerba la reacción alérgica en personas sensibles”, explica la doctora Milena agurto, otorrinolaringóloga de la Clínica alemana.

• Durante el día y con la brisa de la primavera, el polen sube a lasmontañas, se compacta en una napa y baja al atardecer, la hora más recargada de partículas orgánicas. Por lo tanto, se recomienda evitar esta hora para ventilar las viviendas.


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
9070
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.