Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandesmujeres escriba una noticia?

Una escritora con muchos nombres, Eleanor Burford (1906-1993)

24/09/2014 10:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Posiblemente son muchos los lectores de las extensas y apasionantes sagas escritas por una dama inglesa conocida como Jean Plaidy. Lo que puede que no sepan es que Jean es uno de los muchos pseudónimos que utilizó Eleanor Burford, una más que prolífica escritora del siglo XX que, bajo distintos nombres llegó a escribir más de doscientos libros. Romances, novelas góticas, históricas e inspiradas en clásicos como las hermanas Brönte, Eleanor dedicó su vida a la escritura. A pesar de recibir pocas ovaciones de la crítica, sus libros firmados como Jean Plaidy, Victoria Holt o Philippa Carr, entre otros pseudónimos, fueron grandes éxitos de ventas y aún hoy se siguen reeditando en muchos lugares del mundo.

Eleanor Alice Burford nació el 1 de septiembre de 1906 en Kensington, un suburbio cercano a Londres. Fue su padre, Joseph Burford, un hombre sin oficio estable, quien inculcó en la pequeña Eleanor la pasión por los libros de tal manera que a los cuatro años ya sabía leer y con diez empezó a escribir sus primeros relatos.

Tras finalizar los estudios básicos, Eleanor se formó en taquigrafía y estudió varios idiomas. Pero nunca tuvo la necesidad de trabajar pues al contraer matrimonio con George Percival Hibbert su vida daría un giro importante. George, comerciante acaudalado dedicado a la compra venta de cuero, que sentía la misma pasión que su joven esposa por los libros tenía tal holgura económica que permitió a su esposa dedicarse a su gran sueño.

image Eleanor empezó su carrera literaria intentando emular a clásicos como las hermanas Brontë o Víctor Hugo. Pero sus primeros textos no tuvieron el éxito esperado. Su editor la animó a encontrar inspiración en el género gótico y romántico. Sin perder la esperanza, leyó cincuenta obras de dichos géneros para encontrar una nueva inspiración.

En 1941 consiguió publicar con éxito La hija de Anna , un cuento que firmó con su nombre y que le proporcionó el éxito soñado. Durante los años posteriores escribió y publicó varias novelas firmadas con su nombre real. A partir de entonces, su carrera literaria sería imparable. Años después nacía su primera novela y su primer pseudónimo, por el que sería más conocida.

Los años de la Segunda Guerra Mundial, los Hibberts se habían mudado de Londres a Cornwall donde había una playa conocida como Plaidy. Fue aquel lugar el que inspiró a Eleanor el nombre de su primer pseudónimo. Así, fue como nacería Jean Plaidy, el más famoso de todos sus nombres y con el que escribiría unas noventa novelas. La mayoría de ellas fueron sagas históricas protagonizadas por mujeres tan famosas como Leonor de Aquitania, Isabel la Católica, Catalina de Médici o la reina Victoria. Los Tudor, los Borgia y otras grandes dinastías históricas fueron objeto de sus historias, novelas muy bien documentadas que recreaban la vida de aquellos conocidos personajes y que llegaron a convertirse en lectura obligatoria en algunas escuelas inglesas.

image En 1960, cuando Eleanor quedó viuda, Jean Plaidy se había convertido en una escritora conocida internacionalmente. Pero Eleanor continuaba imparable y decidió entonces dar vida a otra escritora, esta vez llamada Victoria Holt, quien sería autora de novelas de estilo gótico y romántico. En 1972 nacía Philippa Carr, pseudónimo que utilizó para escribir la saga familiar Las hijas de Inglaterra , una serie de libros cuyas protagonistas eran mujeres de carácter que reseguían la historia de su tierra natal desde el siglo XVI hasta la Segunda Guerra Mundial.

Eleanor Burford dedicó toda su vida a la escritura. Retirada durante en tiempo en el King's Lodging, una casa antigua en Sadwich para pronto volver a su amado Londres en un apartamento con vistas a Hyde Park, pasaba todas las mañanas escribiendo y por las tardes respondiendo a las múltiples cartas que recibía de sus seguidores.

Eleanor viajaba dos o tres veces al año con su máquina de escribir bajo el brazo. Los cruceros eran su pasión y fue precisamente en uno de esos viajes cuando fallecía. Era el 18 de enero de 1993, cuando se encontraba a bordo de un barco que partía de Atenas rumbo a Port Said.

Eleanor, Jean, Victoria o Phillipa, legó a los amantes de la lectura una extensa obra literaria romántica, gótica e histórica que a día de hoy continúa reeditándose en muchos lugares del mundo y enganchando a nuevos lectores.


Sobre esta noticia

Autor:
Grandesmujeres (608 noticias)
Fuente:
grandesmujeresenlahistoria.blogspot.com
Visitas:
2684
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.